domingo, 26 de junio de 2016

De las medidas de peso en el estado de Guanajuato en la última década del siglo XIX

   Recién comentaba sobre la medida llamada medio colmo o medida de tapa fierro, nombre que por un lado nos condujo a entender la tan repetida frase de “colmar la paciencia” o tantas otras más  en las que se usa la palabra colmo, por otro lado aprendimos de otra medida que estuvo en uso hace ya un siglo. Es en este documento en donde supe del medio colmo y para qué se usaba. Aparecen, además las fanegas, cargas, arrobas

PRECIOS CORRIENTES DE PRODUCTOS AGRÍCOLAS EN EL INTERIOR DE LA REPÚBLICA. 

GUANAJUATO 


  Rindo á vd. respetuosamente el parte correspondiente del estado actual de este mercado, y es como sigue, reservándome dará vd. noticias circunstanciadas acerca de la fertilidad tan notable de estos terrenos en los años próximos pasados, y que ha llamado la atención de varios hombres pensadores.


  Maíz en estación, vale 1 peso 62 cvs. y 1 peso 75 cvs. fanega, con verdaderas tendencias de alza, pues hay muchos compradores de los principales mercados de la República, estacionados exportándolo para distintos puntos; y el presente temporal no da esperanzas favorables. Los fuertes tenedores de esta semilla se niegan á hacer operaciones de momento, esperando quizá mejorar sus precios. Calcúlase una existencia de 90 á 100,000 fanegas. 

  Frijol bayo gordo, son muy pocas las operaciones que de esta semilla se hacen, su precio actual es de $ 8.25 á $ 8.50 carga de 2 fanegas; también sus existencias son muy reducidas; calcúlase una existencia de 8 á 10,000 fanegas.

  Trigos, juntos de varias clases, valen $ 7 carga de 14 arrobas, siendo muy pocas las operaciones que se registran, pues tal vez sus cosechas en la actualidad no excedan de dos mil doscientas cargas.

  Cebada grano, regular clase, de $ 1.25 á $ 1.37 fanega, medida de tapa fierro ó sea medio colmo. El aspecto triste y desconsolador que ha reinado en esta temperatura por todos estos contornos, nos hace casi comprender que el próximo temporal deberá ser muy escaso.

Repito á vd. las más altas consideraciones de mi aprecio y respeto.
Dolores Hidalgo, Julio 15 de 1891. 
—Jesús G. Rodríguez

MUNICIPALIDAD DE APASEO.

Maíz, $4 carga; existencia 4,000.
Trigo, $8.25 ídem; existencia 9,000.
Frijol gordo, $10.50 ídem; existencia 600.
Frijol delgado, $9 ídem; existencia 400.
Garbanzo delgado, $5.50 ídem; existencia 1,000.
Cebada, $2.50 ídem; existencia 500.
Chile pasilla, $4 arroba; sin existencia.

Apaseo, Julio 20 de 1891. 
—El agente de Agricultura. José M. Primo.  (1)


Fuente:

1.- Boletín de Agricultura, Minería e Industria. Ministerio de Fomento. México, 1891.

2.- Ciscar, Gabriel. Apuntes sobre medidas, pesos y monedas. Imprenta Nacional. Madrid, 1821

sábado, 25 de junio de 2016

El colmo: Medida agraria en el antiguo campo mexicano

  Sabemos muy bien que una cosa lleva a la otra y que por aquí, en El Bable, hemos hilado temas que, por alguna u otra razón llega el momento que uno influye en el otro y hay ocasiones, como es el día de hoy en el que una cosa me lleva a otra y a otra y a otra más. Me explico.

  Al ir profundizando en el tema de las Haciendas, esto nos va llevando de la mano a los usos y costumbres del pasado. Dentro de esos usos estaba el modo de medir las cosas. Tengo, por suerte, referencias de primera mano, pues de niño oí varias veces a mi mamá decir de las arrobas, de los cuarterones, de la libras, eso en términos de medidas y de los tlacos, pesetas, "josefitas" y "diegos" en las monedas.

  Por otro lado, el interés que tengo del lenguaje, del español que hablamos, me ha llevado a entender el  verdadero significado de algunas palabras de uso común que, a fuerza de decirlas, nunca caemos en cuál es su origen. Así pues, juntando un tema con el otro, haciendas y palabras, encuentro un dato que, aunque conocido por algunos, para mi no lo era y me parece curioso, es decir, el colmo!

  ¿Qué es el colmo? pues rebasar algo que hacemos, decimos, pensamos... sí en efecto, pero el colmo es otra cosa, mejor dicho, era otra cosa, el colmo o medio colmo, era algo así como el "pilón" al comprar algo, pero el colmo estaba bien especificado para ese pequeño extra en la venta de la cebada. Y más aun lo era el "medio colmo" al que se le conocía en México como la "medida de tapa de fierro".

  El colmo es una medida antigua, en la edad media se usaba regularmente, al averiguar sobre su uso, las referencias conducen a varias regiones de Francia en la que el Colmo y el Medio Colmo eran habituales para la venta del mencionado cereal. Y aquí en México, en Dolores Hidalgo, en documento de 1891 se dice del precio que tenía el medio colmo en los granos de cebada. 

   Lo acabamos de decir, una cosa lleva a la otra, ahora que recuerdo, el año pasado andaba por la Tierra Caliente, algo que me llamó la atención en los mercados, ver la forma en que vendían ciertas frutas, como el nance que vemos en la imagen, o los cacahuates o las ciruelas, en latas de sardinas, esas ovaladas que todos conocemos.

  Luego lo volví a ver por Cuernavaca y otras poblaciones del estado de Morelos... creo, en base a asociación de ideas, que esa es la reminiscencia que nos queda del Medio Colmo, que también se le conoció como "medida de Tapa de Fierro". ¿Será...?

viernes, 24 de junio de 2016

El barroco en una imagen: San Agustín en Salamanca, Guanajuato

  El día de hoy ni imágenes quiero seleccionar, ni hacer comparaciones o comentarios... de nada, simplemente comparto una solo imagen que tomé hoy en el templo de San Juan de Sahagún en Salamanca, Guanajuato, se trata del púlpito, traído del lejano oriente...

jueves, 23 de junio de 2016

Las bardas de piedra del norte de Salamanca, Guanajuato

   Siempre que me preguntan cuál es el rancho que recomiendo visitar en Salamanca para tener una idea de lo que es la vida rural el que recomiendo sin duda alguna es el de San Nicolás de Ancón, contiguo a la Hacienda del mismo nombre y la razón es porque allí se mantiene viva aquella añeja tradición de levantar bardas de piedra sin argamasa alguna ya que el sólo peso de las piedras y el acomodo buscando el ángulo en el que embonan una con otra las hace mantenerse en pie por décadas.







  Pero si cuentas con más tiempo, entonces hay que internarse más al norte, en las faldas de la Sierra de Codornices ya que por allá el conocimiento del manejo de la piedra tiene magníficos ejemplos, aquí andamos por El Zapote que fue de Mendoza y luego de Covarrubias.



  Más al norte aun, en Cañada de Ortega, la piedra no solo se usa para bardas, también para casa habitación.






  Un poco más al norte, por desolados caminos, están los vestigios de la Hacienda de Dos Ríos, en donde también la piedra tiene fuerte presencia.





miércoles, 22 de junio de 2016

El antiguo templo de San José en Guanajuato

  De lo mucho que tenemos que estudiar en Guanajuato hay algo que nos ayudará a saber por qué nosotros, los mejxicanos, somos tan sectoriales. Eso lo he comprobado al andar por distintos lados que, cuando hago presentación muchas de las detalles del tema a tratar lo debo de adaptar a algo que haya ocurrido en una región determinada, de lo contrario no habrá mucho interés en el tema. A esto agrego que cuando se habla de México en genera la cosa se complica más pues los del norte quieren saber de allá y los del sur de lo suyo, etc. En cuestión de ciudades ni que decir, un día tuve un reclamo por parte de un habitante de Moroleón porque confundí con Uriangato. Y conste que a estas dos poblaciones las divide tan solo una calle.

  Peor aun es hablar de la colonia o barrio de una ciudad por que a los de la tal no les interesa lo que ocurre en aquella o en la otra, sino solamente en la suya y podemos luego irnos al extremo que, los de la calle poniente no quieren saber lo que ocurre en la misma calle pero del lado oriente... eso se llama creo sectorización o regionalismo. ¿Cuándo comenzó todo esto?

  Pues comenzó con los pueblos originarios de México. Los aztecas que dominaban, no eran bien vistos por los tlaxcaltecas, y por muchos otros pueblos más. En la enorme comunidad chichimeca, había (como ya lo vimos) más de 50 diferentes pueblos que los conformaban y los del reino de Michoacán no veían con buenos ojos a los Otomites y así sucesivamente. El mejor ejemplo lo tenemos en Guanajuato, lugar al que fueron obligados a congregarse distintos grupos indígenas provenientes de diferentes pueblos, así los Mexicanos (aztecas), Purépechas y Mazahuas, entre otros, tenían cada uno un sector de la naciente población en el real de minas, de lo contrario se armaría "la de Troya". 
  Cada grupo tenía su propio hospital, por consecuencia, su propio templo. Los tres, tengo entendido por el rumbo de la actual Universidad. Uno de ellos apenas lo descubrimos hace un par de años cuando dimos con la capilla que tiene dentro de ella su antigua cruz atrial, llamada Templo de los Hospitales, pude entrar en ella pues era sábado y había catecismo. Luego, andando por el rumbo dí con el templo de San José, sede de los Mazahuas, pero sin suerte pues estaba cerrado. Las varias veces que pasé nuevamente al lugar igual estaba cerrado, esta vez corremos con suerte y lo vemos abierto, eran las vísperas de Señor San José y estaba por comenzar el rosario...







martes, 21 de junio de 2016

Una lección de Arquitectura que nos da la naturaleza

   Mucho hemos hablado en este Bable sobre el arte, sobre la arquitectura y sobre la naturaleza. Mucho he comentado -creo-, de la preocupación muy personal que tengo de mantener limpio mi entorno, lo hago en medida de mis posibilidades físicas y (en ocasiones) económicas pues hay veces que ni para comprar una escoba nueva o bolsas grades para la basura tengo. Como quiera mi interés sigue.

   Y en esas actividades encuentro cosas que ligan lo uno con lo otro. Es decir, la naturaleza con el arte y la arquitectura. Me explico: apenas ayer encontré este nido, del tipo de pájaro que abunda por la región, son conocidos como Nixtamaleros. Lo que llamó mi atención es que, antes, en otros tiempos más sanos, digamos, cuando no abundaba la basura plástica, los nidos eran solamente de ramitas, varas, hojarasca, y ahora  se incluyen fibras sintéticas. Una lección absoluta de reciclaje.

  La naturaleza nos sigue dando mensajes contundentes que debemos saber interpretar, recordando aquello de que "al buen entendedor, pocas palabras".





lunes, 20 de junio de 2016

Carta del Ferrocarril de Salamanca al Valle de Santiago y el Jaral, 1890

   De pronto asumo que todos por este rumbo en el que vivo supieron de la existencia de un ferrocarril troncal que servía al valle de Santiago (ojo: una cosa es escribirlo con v que con V, es decir, minúscula o mayúscula. Cuando se dice valle de Santiago se refiere al valle, a esa llanura que va del río Lerma hasta el eje volcánico. En cambio, cuando escribimos el Valle de Santiago nos referimos a la ciudad o al municipio que llevan esos nombres.) Y resulta que, ya las nuevas generaciones que no les tocó ver ese tren que familiarmente conocimos como "La Burra" desconocen de su existencia.

 Este mapa que es de finales del siglo XIX, cuando las fotostáticas no eran como ahora las conocemos, sino de color azul, nos deja ver con claridad el trazo que tenía el terraplén por donde corría La Burra, saliendo de su propia estación en Salamanca rumbo oriente y, pocos metros luego doblaba hacia el sur, cruzaba el Puente Negro y enfilaba por el valle de Santiago. 
 
   La intención de construir esta línea troncal era la de mover la enorme producción de granos que el valle de Santiago ofrecía en cada trilla y en cada cosecha. Si entiendes de representaciones cartográficas (y conoces Salamanca), veras que esta parte del mapa deja ver el paso entre los cerros de piedra volcánica que conocemos como "de las Antenas" que realmente se llama Cerro de La Cal, a la izquierda, y el cerro de La Cruz, a la derecha.

   Si bien solo se se construyó una estación intermedia, en algún tiempo La Burra paraba en cualquier punto para cargar los granos de esta parte del Bajío, de la Hacienda de Uruétaro pasaba a corta distancia unos 500 metros tal vez.

   Pasaba próximo al Rancho de Palo Blanco, que en el mapa se anota como Hacienda, esto es por la entrada antigua a la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Guanajuato. La Hacienda de La Tinaja también estaba próxima al trazo de La Burra.

  El siguiente punto que tocaba era la Hacienda de Los Lobos, en donde estaba la Estación oficial intermedia del ramal, justo a la mitad del trayecto entre Salamanca y Valle.

  El siguiente punto era el Rancho Seco, el Rancho de Guantecillo, y a la Hacienda de Guantes la cruzaba casi por el medio de su enorme extensión territorial.

  Luego de Guantes seguía la Hacienda de San Vicente, en la actualidad ese punto es conocido como San Vicente de Garma.

   Vemos que el territorio del valle de Santiago estaba poblado de haciendas, de ahí la importancia que tenía el Ramal Salamanca-Valle-Jaral, el trazo nos lleva a la Hacienda del Mal País, coloquialmente conocida como "el Malpáis". Y la Hacienda del Cerro dentro de lo que era el límite de la ciudad de Valle de Santiago en ese tiempo.

  En lo que vemos como Hacienda de Santiago estaba la Estación de Valle, no lejos de ahí la Hacienda de San Javier.

  Entrando ya en terrenos del actual municipio de Jaral del Progreso estaban las haciendas de La Campana, la de San Joaquín, la de Los Arostegui, la Hacienda Grande...

   La Hacienda de Santa Marta, la de Santa Ana...

 La Hacienda de La Bolsa...

  Para llegar a su destino final, el pueblo del Jaral. El tren salía de Salamanca temprano por la mañana, luego del consabido reposo y descarga en Jaral, regresaba a Salamanca. Si alguien sabe los horarios, agradeceré lo comente, así como, si hay alguna impresición, seguramente alguno de los varios lectores de El Bable en Valle podrán hacer una buena corrección.