miércoles, 17 de diciembre de 2014

Templos y capillas en la ciudad de México, Curato de Mixcoac (Actual Delegación Benito Juárez.) Parte 24.

   Seguimos en este apasionante (para mi), recorrido de templos y capillas que se levantaron en tiempos virreinales en lo que hoy es la enorme ciudad de México, vamos en sentido contrario al reloj, que es el sentido del sol, pues comenzamos por la vieja ciudad de México, eso que conocemos como Centro Histórico, que es la Delegación Cuahutémoc; tocamos algunos puntos hacia el oriente de la ciudad de españoles y de allí seguimos a lo que fue la parcialidad de Tlatelolco, luego a la Villa de Guadalupe, el pueblo de Azcapotzalco, el de Tacuba (que me llevó a incluir parte del municipio de Tlalnepantla), para seguir al pueblo de Tacubaya, ahora estamos en lo que fue el curato de Mixcoac, y la idea es incluir aquí a los templos y capillas de la época colonial que se ubican en la actual Delegación Benito Juárez. El mapa, elaborado en 1767 por José Antonio Alzate (1) indica que San Pedro Cuaximalpa era entonces vicaría del curato de Mixcoac. A fin de mantener un mejor zonificación, esos templos los veremos en un próximo artículo que incluya lo que actualmente es la Delegación Cuajimalpa y parte de los municipiose Huiquilucan y Lerma, esto debido al impacto que hizo, en la zona, don Vasco de Quiroga.

314.- Parroquia de Santo Domingo de Guzmán Mixcoac. Convento, templo y capilla. "Mixcoac viene del Nahuatl mixtli (nube), coatl (serpiente), co (en), y puede interpretarse como En la serpiente de nubes, Víbora en la nube o Lugar de la Nube de Serpiente, y alude a la Vía Láctea, y al dios Mixcóatl. Antes de la llegada de los españoles, se encontraba el pequeño asentamiento a las orillas del Lago de Texcoco, el cual ocupaba la parte central del Valle de México; parte de éste asentamiento se puede apreciar en la zona arqueológica ubicada en la esquina que forman las calles Periférico y San Antonio". (Wikipedia.) "La fecha de su fundación data del año 1595 por los frailes franciscanos; hacia el año de 1608 pasa a manos de los dominicos. La iglesia se conserva con características originales, tales como la portería de tres arcos o portal de peregrinos y el claustro. En la capilla de Nuestra Señora del Rosario o del Rayo resaltan los altares estofados, además cuenta con el atrio y el patio posterior. Asimismo con las pinturas de la Divina Providencia, de la Virgen de Guadalupe, la imagen de la purísima, un calvario con imágenes de tamaño natural: la Dolorosa, un Cristo y San Juan".  (Tomado de Sectur DF.)

315.- Capilla de la Hacienda de San Borja. Quizá estaba dedicada al Santo que es mejor conocido por San Francisco de Borja, segundo General de la Orden Jesuita. "La Hacienda de San Borja era una enorme propiedad que abarcaba gran parte de la actual delegación Benito Juárez. Sus terrenos se extendían desde Mixcoac hasta las cercanías de Tacubaya, llegando hasta el oriente a las proximidades de Santa Cruz Atoyac y el territorio de la actual colonia Narvarte. La hacienda estuvo durante su periodo de mayor apogeo a cargo de la orden de los jesuitas. Durante ese periodo abastecía de diversos productos a la ciudad de México, actividad que realizó hasta mediados del siglo 19, cuando inició la tapa de su decadencia y su posterior fragmentación". (Texto y foto tomada del sitio Libre en el Sur.)

316.- Capilla de la Hacienda de Aragón. El mapa de Alzate menciona otra Hacienda, la de Aragón, me confunde con la de Santa Anna de Aragón que se localiza en la actual Delegación Azcapotzalco.

317.- Capilla de San Lorenzo Xochimanca. "Al caminar unos pasos, nos encontraremos con el Templo de San Lorenzo Xochimanca (en náhuatl, lugar donde se ofrecen flores), también es conocido como el Templo de San Lorenzo Mártir. Fue edificado bajo el mandato de los conquistadores españoles al más puro estilo europeo de finales de 1700. Esta capilla de una sola nave fue elaborada de ladrillos y piedras volcánicas, colocadas por indígenas que tallaron, en lo alto y a los pies del arco de la puerta de madera, flores y una cruz. El campanario está elaborado al estilo "Mixcoac", con ladrillos color chedrón llenos de vida y esencia de una cultura desaparecida por los conquistadores españoles, aunque de no haber sido por el choque de estas civilizaciones, no tendríamos la oportunidad de apreciar una obra como ésta, adornada con un bello vitral enmarcado en madera." (Tomado de El Universal.)

318.- Capilla de la Soledad de la Hacienda de los Portales. Se ubica en la parte oriente de la Delegación, seguramente aquí había también una capilla. La hacienda contaba, para 1888 con 278 hectáreas. "La antigua Hacienda de Nuestra Señora de la Soledad de los Portales data del periodo virreinal. Se estableció entre los poblados de Churubusco y Santa Cruz Atoyac, cerca de un camino de terracería cuyo trazo viene de los inicios de la época colonial y que unía a los dos poblados anteriores con el de Mexicaltzingo, por el que transitaban mercancía y productos destinados a la venta y consumo en las localidades vecinas y principalmente en la Ciudad de México. La hacienda pasó por varios dueños a lo largo de su historia, de entre los cuales destacó el conocido general y literato Francisco Manuel Sánchez de Tagle,3 reputado intelectual mexicano y descendiente de los Marqueses de Altamira, al que se le conoce por haber participado en la Independencia de México y haber firmado el acta de independencia. Sánchez de Tagle convirtió el casco en su casa principal. La hacienda estuvo en sus manos hasta su muerte, hacia 1872. Se sabe que en 1888 la hacienda era de las más productivas de la zona y una de las principales haciendas agrícolas que abastecían a la vecina Ciudad de México. A pesar del cambio de dueño conservó su condición de hacienda rural y ganadera, mientras se comenzaban a ver en los poblados vecinos la construcción de algunas villas, quintas o casas de campo que levantaron algunos residentes de la ciudad en la zona". (Wikipedia.)

319.- Ermita de San Pedro de los Pinos. Ya desaparecida. "A finales del siglo antepasado, el viajero o caminante que iba de Tacubaya al sur, rumbo a Mixcoac o San Ángel tenia que pasar por la garita que se llamaba San Pedro, esa zona estaba compuesta por grandes extensiones de terreno, que contenían algunas rancherías y haciendas, el suelo de toda esta parte fue siempre muy fértil, en donde abundaban grandes arboledas, predominando los pinos. En este lugar los frailes dominicos levantaron una pequeña ermita, cercana a la garita, y para identificarla mejor, el pueblo empezó a llamarla ermita de San Pedro de los Pinos, debido, lógicamente, a la gran cantidad de esos árboles coníferos. Cerca de la ermita formaron la ranchería de Tacubaya que alcanzó gran auge, su población se fue extendiendo hacia el sur y al juntarse y ocupar la zona de San Pedro, queda como una colonia". (Tomado de la página oficial del Sistema de Transporte Colectivo Metro.)

320.- Capilla de la Santa Cruz Atoyac. "Este pueblo antes era un barrio prehispánico, de ahí que la cruz atrial de la iglesia haya sido un ídolo prehispánico. Fueron los monjes franciscanos quienes lo convirtieron en cantera y formaron la cruz. Pero fue en la época colonial cuando se fundó el pueblo en el cruce de los caminos que llevaban a Iztapalapa y Coyoacán, de ahí su nombre. En ese punto, hoy se levanta el edificio delegacional. "Con el tiempo el pueblo se destacó por ser una zona magueyera y tener el mejor pulque. Aún conserva huellas de ese pasado en la pulquería La Gloria, abierta hasta hoy en 5 de Mayo". (Tomado de El Universal.)

321.- Capilla de San Simón Ticumac. En la Asamblea del DF, se dijo, en 2000 que: "Dentro de la zona del Programa Parcial sólo se ubica la iglesia de San Simón como elemento de valor patrimonial, para el cual se propone: Limitar el área de conservación patrimonial al predio que ocupa la iglesia de San Simón. Establecer una normatividad específica que prohiba su alteración, modificación o destrucción. Realizar programas de mantenimiento y mejoramiento específicos para la iglesia de San Simón". (Tomado de Seduvi.)

322.- Capilla de Santo Tomás de Aquino Actipan. No encuentro datos de esta capilla.

323.- Capilla del Señor del Buen Despacho Tlacoquemecatl. Actual Parroquia. "En el sur de la ciudad se encuentra la hermosa Plaza de Tlacoquemécatl. Plena de verdor y con una pequeña capilla al centro, seguramente guarda en sus entrañas vestigios de su origen teotihuacano y mexica. De esta última ocupación conserva el nombre, que originalmente era Tlacoquemecan que en náhuatl quiere decir lugar de los que tienen vestidos. (...) la linda Plaza de Tlacoquemécatl con su pequeña capilla del Señor del Buen Despacho, resulta que data del siglo XVII. De esa primera construcción es poco lo que se conserva; su aspecto recuerda al de personas que fueron bellas y se han hecho tantas cirugías plásticas que hay que imaginarlas. Curiosamente conserva una espadaña, que es un tipo especial de campanario, que consta únicamente de un muro perforado por ventanales en que están alojadas las campanas. Era característico en los primeros templos que se hicieron en México en el siglo XVI. Una cúpula de media naranja pintada de amarillo brillante, contrasta con la blancura de los muros y un curioso y lindo detalle: en una esquina, en lo alto, cerca de la espadaña ondea una bandera nacional. El interior conserva un hermoso Cristo y algunos estofados de buena factura, posiblemente del siglo XVII. (2)

324.- Capilla de San Sebastián Xoco. "El inmueble que ocupa la capilla de San Sebastián fue catalogado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) como monumento histórico, pues data del siglo XVII. A pesar de que ha tenido algunas intervenciones, no ha perdido su valor patrimonial; por ello, informaron los vecinos, ayer se presentó el coordinador nacional de Monumentos Históricos del INAH, Agustín Salgado Aguilar, quien determinará el grado de daño que tiene el monumento." (Para leer el artículo compelto entra aquí.)


Fuentes:

1.- Alzate, José Antonio. Atlas Eclesiástico del Arzobispado de México. México, 1767.

2.- González Gamio, Angeles. La Plaza Tlacoquemécatl. Artículo pubicado en La Jornada el 17 de mayo de 2009. Verlo completo aquí.

Para la elaboración de este artículo, he consultado, además los mapas y listados de templos aparecidos en:

Ciudad de México, Guía Arqueológica. Revista Arqueología Mexicana. Edición Especial, No. 33. Editorial Raíces. México, Diciembre, 2009.

Coyoacán, Arqueología e Historia. Revista Arqueología Mexicana. No.129. Editorial Raíces. México, Sept. Oct. 2014.

Orozco y Berra, Manuel. Apéndice al Diccionario Universal de Historia y Geografía. Imp. de J.m. Andrade y F. Escalante. México, 1856.

Templos destinados a diversos cultos que existen en la Municipalidad de México. Memoria de la Secretaría de Fomento, 1877-1878. México, 1879


martes, 16 de diciembre de 2014

Templos y capillas de la vieja ciudad de México. Cuarto de Tacubaya. Parte 23.

   Nos adentramos ahora a la parte poniente de la ciudad de México, por la villa de Tacubaya, en donde, de acuerdo al Mapa de Alzate (1), había cuatro barrios, y tres pueblos. "En el virreinato dependió de Coyoacán y Tacuba, y fue conocida como zona de descanso por la élite colonial, dado su magnífico clima y su ubicación en una zona elevada sobre el nivel del lago, lo que le permitió permanecer seca cuando la ciudad de México estuvo inundada. De hecho, se estudió la posibilidad de convertirla en capital, lo mismo durante el Virreinato de la Nueva España como en el primer siglo de la independencia, gracias a la altura elevada que le permitía estar relativamente a salvo de las inundaciones. Fue además el lugar donde se establecieron los molinos de Santo Domingo y Valdés movidos por aguas, que provenientes de Cuajimalpa conformaron el acueducto de Tacubaya, el cual pasaba por esta población; incluso, uno de sus barrios lleva el nombre de El Chorrito, ya que los habitantes picaban la tubería para tener agua. Entre los pobladores ilustres de esta época se encontraron el obispo y virrey Juan de Palafox y Mendoza, que construyó una casa conocida hoy como Ex-Arzobispado, que tiene gran valor histórico, junto con el Convento de Santo Domingo. Por estas particularidades fue reclamado por Hernán Cortes como parte de su Marquesado del Valle de Oaxaca y fue en sus proximidades donde el fraile Vasco de Quiroga creo el primer pueblo escuela de Santa Fe para indios" (Wikiepdia). Como nota adicional, al mencionarse aquí al obispo-virrey (ahora beato) Palafox y Mendoza, el tema de su presencia en Puebla y la secularización que como encomienda principal trajo a Nueva España, si el tema te interesa, en los artículos que publiqué sobre los templos y conventos del Estado de Puebla, el tema lo hemos abordado ampliamente.

301.- Templo y Convento de Nuestra Señora de la Purificación.- "Entre las construcciones religiosas que se salvaron de las Leyes de Reforma y de la modernización, sobresale la linda parroquía de La Candelaria, que se encuentra sobre la avenida Revolución, enfrente de la Alameda de Tacubaya. Esta fue de las primeras que se levantaron en el rumbo, en 1556, sobre las ruinas de un templo prehispánico que estuvo consagrado a la diosa Cihuacóatl". (Tomado de La Jornada.)

302.- Templo de Nuestra Señora de la Piedad.- Con este vemos el tercer de los templos "cuadrantes" por así decirlo, que se levantaron en la vieja ciudad de México para marcar, en buena medida los cuatro rumbos: al norte Ntra. Sra. de Guadalupe; al poniente Ntra. Sra, de los Remedios, y este, al sur. "El templo dominico de Nuestra Señora de La Piedad fue abierto al culto el 2 de febrero de 1652 y dio nombre al poblado de Ahuehuetlan, a la Calzada y al Río de La Piedad. A su lado se encontraba el convento de la misma orden, fundado el 12 de marzo de 1535. Esta imagen de finales del siglo XIX nos permite apreciar la construcción todavía con el atrio al frente, limitado por una bardaSin embargo, la población fue en decadencia conforme se acercaba el siglo pasado. La iglesia se convirtió en ayuda de la parroquia de Tacubaya, y aunado a ello, de acuerdo con Artemio de Valle Arizpe, la creación del Panteón Francés en 1872 interpuso una barrera entre La Piedad y la Ciudad de México. Hacia los años veinte se derribaron los muros del atrio, el templo quedó rodeado por un cuartel y otras construcciones y cayó en el abandono. Para 1930, la época de esta serie fotográfica, ya se encontraba en ruinas y sólo quedaba el arco del lado derecho como acceso. En 1940 fue demolido y poco después en su lugar se levantó la Octava Delegación de Policía". (Texto y foto tomados de: La ciudad de México en el tiempo.)

303.- Capilla de San Lorenzo Xochihuacan.- Aparece en varias relaciones, como en esta (2) que nos detalla los barrios de que se componía Tacubaya en los siglos XVI y XVIII. "San Lorenzo Xochihuacan, al igual que Nonalco, era en realidad pueblo sujeto a Tacubaya, aunque se llamaba "barrio". Su ubicación exacta es difícil de determinar, pero se sabe que contaba con una iglesia que dependía de la parroquia de La Candelaria". (3)

304.- Templo de Santa María Nonoalco.- Actualmente tiene categoría de Parroquia: "La parroquia de la Asunción de Santa María se ubica frente al cruce de las calles Santa Lucía y Antonio Van Dick. Para su llegada sólo hay una vía de acceso y el espacio para vehículos es reducido. El entorno urbano es deteriorado y lleno de agresiones gráficas". (Tomado de Mixcoac-Carbajal.)

De los siguientes barrios, que tenían su capilla, no queda ni huella de ellas:

305.- Capilla de Santiago Tequizquinahuac.
306.- Capilla de San Pedro Tetzcacohuac.
307.- Capilla de San Miguel Colhuacatzinco.

308.- Capilla de San Juan Bautista Tlacacocac.-

309.- Capilla de la Santísima Trinidad Tlacateco.-

310.- Templo de San José del Ex convento de San Diego Tacubaya.- "Construido en el año de 1686 por la orden religiosa de los Diéguinos, esta orden entregó el convento a los Dominicos, permaneciendo éstos hasta mediados del siglo XVIII. Del año de 1917 hasta 1982 estas instalaciones fueron empleadas como albergue de los establecimientos fabriles militares. En 1997 la Secretaría de la Defensa Nacional lo solicitó para albergar al Museo Nacional de la Cartografía". (Wikipedia.)

311.- Lo que vemos en esta litografía es la Hacienda de la Condesa de Miravalle, en la cual seguramente hubo una Capilla, desconozco a quién estaba dedicada. 312.-  Otra hacienda que existía en esa zona era la de Don Tomás de Olarte, 313.- Estaba también el Olivar del Conde de Santiago Calimaya, quizá la capilla estaba dedicada a Santiago Apóstol, es una mera suposición.

Fuentes:

1.- Alzate, José Antonio. Atlas ecelsiástico del Arzobispado de México. México, 1767.

2.- Horn, Rebecca. Coyoacán: Aspectos de la organización sociopolítica y económica indígena en el centro de México (1550-1650). Estudios Históricos. INAH. México. p-40

3.- Delfín Guillaumin, Martha. Tacubaya, un pueblo de indios colonial, un sector marginal contemporáneo. Pacarina del sur. Año 3, No. 10. Ene-Mar, 2012.

Para la elaboración de este artículo consulté además los siguientes libros y mapas:

Templos que destinados a diversos cultos, existen en la Municipalidad de México, 1877-1878. Secretaría de Fomento, México, 1879.

Orozco y Berra, Manuel. Apéndice al Diccionario Universal de Historia y Geografía. Imp. de J.M. Andrade y F. Escalante. México, 1856.

Ciudad de México, Guía Arqueológica. Revista Arqueología Mexicana. Edición Especial No. 33. Editorial Raíces. México, Diciembre 2009.

Coyoacán, arqueología e historia. Revista Arqueología Mexicana. No. 129. Editorial Raíces. México, Sept-Oct, 2014.

lunes, 15 de diciembre de 2014

El monumento (efímero) a Su Alteza Serenísima, don Antonio López de Santa Anna.

   Todos los estudiosos de la historia coinciden en que Antonio López de Santa Anna es el personaje más controvertido de la Historia de México, tanto es así que casi todos los autores que se han dedicado a escudriñar su vida deciden hacer una novela histórica más que un estudio histórico propiamente y eso es debido a que el personaje da para muchas historias, historia de novelas pues, sin lugar a dudas, su vida fue una novela. Encuentro, escudriñando también, un episodio curioso de SAS (Su Alteza Serenísima) ocurrido el día de su santo de 1844:

   "Cuando el palacio de Cortés, perteneciente antes de Moctezuma, fue enajenado para residencia de los virreyes, tenía anexo un terreno hacia el Sur, cuya propiedad quedó reservada a la familia del conquistador; y en parte de aquel solar se edificó la Universidad, quedando aun sin construcciones otra parte, destinada con el tiempo a mercado público y que fue el tema de muchos litigios entre la administración pública de diversas épocas y los herederos de Hernán Cortés. En el tiempo del visitador Gálvez, se determinó reunir en aquel lugar a los vendedores ambulantes que se instalaban en la plaza principal; y el sabio conde de Revillagigedo perfeccionó la idea haciendo construir ahí un mercado de madera, que en 1792 tenía ya banquetas y fuente, calles, puertas y cajones o puestos, cada clase de mercaderías, de las muchas que ahí se compraban y vendían. El solar a que aludimos, perteneció sucesivamente a Moctezuma, Cortés, Don Hernán y Don Martín, y a los duques de Monteleone y de Terranova, hasta pasar a propiedad del Ayuntamiento en 1837, por precio de $70.000 habiéndole ocupado antes la ciudad (año de 1789) en arrendamiento, por $2.510 anuales. Mide 104 varas de Norte a Sur y 118 1/2 de Oriente a Poniente; afecta la forma de un rectángulo, y en su construcción se le dispusieron 28 puertas en cada uno de los costados, Norte y Sur; y 24 en cada uno de los de Oriente a Poniente, aparte de las tres entradas que por cada lado se le hicieron con sólidas rejas de hierro.

   "Don José Rafael Oropeza fue el contratista de la obra de este mercado, que se llamó del Volador, en alusión al juego de ese nombre, ta predilecto de los antiguos mejicanos (sic), y se concluyó la construcción de mampostería el año de (18)44, en que fue entregada al Ayuntamiento por el contratista Oropeza cuyo proyecto había sido aprobado por decreto de Su Alteza Serenísima Don Antonio López de Santa Anna.

   Para honrar a este caudillo en la época de su apogeo, se dispuso erigir su estatua sobre la columna que en el mercado se encontraba frente al pórtico y se encargó de la obra Don Salustiano Vega, quedando la fundición a cargo de Don José López, y entrando en ella 50 quintales de cobre, amén del estaño necesario. Corrigiendo algunas imperfecciones que de pronto se notaron en esa fundición de la estatua, inaugurándose ésta el 13 de Junio de 1844, día de días del Dictador a quien representaba, habiéndose adornado el local según el gusto y las pompas de la época, y presidiendo el solemne acto Don Valentín Canalizo, Primer Magistrado interino de la República, quien descorrió el velo azul pálido de seda que cubría la estatua, en el momento oportuno, en compañía del contratista Oropeza, ante un concurso numerosísimo de invitados ente los que se encontraba lo más grande de la sociedad mejicana. La banda de Supremos Poderes tocó en aquel instante una marcha militar, las fuerzas que formaban valla, presentaron armas, la artillería hizo tres salvas y los campanarios de toda la ciudad repicaron estrepitosamente, siendo luego los discursos de rigor, en elogio del General Santa Anna.

   "Poco tiempo después, los amotinados derribaban aquella estatua famosa, sin dejar rastro de la esbelta columna que la ostentaba, al terminarse el año mismo de su ruidosa inauguración". (1)

   Y ocurriría que, la pierna de Su Alteza Serenísima, que había sido enterrada con honores en el cementerio de Santa Paula, sería sacada de allí y pateada hasta desaparecerla, así que, ni pierna, ni monumento quedó del General, del Gerrero Inmortal de Zempoala, del Benemérito de Veracruz, del Héroe de Tampico, etc., etc., etc.

Fuente:

1.- Pérez, Ricardo. Efemérides Nacionales o Narración anecdótica de los asuntos más culminantes de la Historia de Méjico. Tip. y Encuadernación La Idea del Siglo. México, 1904. pp.162-163.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Templos, capillas y ermitas de la ciudad de México. Cuarto Tlacopan (Tacuba). 22° Parte.

    El nombre de Tlacopan nos remite, creo de inmediato, al pasaje conocido como "La Noche Triste", debido a que fue por la Calzada del mismo nombre que los españoles huyeron, tiempo después Tenochtiltán caería y vendría la consecuente evangelización. "Tacuba originalmente denominado Tlacopan, significa "Lugar donde hay varas". Tlacotl-Vara. Tlan-Lugar, en el idioma Mexicano, náhuatl o azteca. Actualmente se conoce a "Tacuba" como una colonia ubicada en la Delegación Miguel Hidalgo y Azcapotzalco en la Ciudad de México, pero fue uno de los señoríos mesoamericanos importantes que se establecieron en la ribera poniente del Valle de México".

   Este plano, basado en la idea que Hernán Cortés transmitió en su testimonio enviado a Carlos V, notificando de la ciudad, capital del imperio azteca, dicen que es idealizado eso que él envió al Emperador y que se publicó en Alemania; el autor del mapa que aquí incluyo lo ha graficado aun más para hacerlo más entendible a como vemos las cosas actualmente. En el norte ubicamos claramente al Tepeyac (a la derecha) y Azcapotzalco (a la izquierda), zonas que hemos ya estudiado en este conteo. Hoy nos iremos a la parte nor-poniente, hacia Tacuba, sitio en el que, de acuerdo a lo dibujado por Alzate en 1776 (1), contenía un total de 47 puntos que dividió así: 1 Parroquia, 10 Barrios, 2 Vicarías, 22 Capillas, 10 Haciendas y 2 Molinos. Esa zona comprendida dentro del curato original de Tacuba, es en la actualidad parte de las Delegaciones Azcapotzalco y Miguel Hidalgo, así como el municipio de Tlalnepantla. Será bueno entender que las dos vicarías que anotadas eran las de San Esteban Popotla y la de San Bartolomé Naucalpan. De los conventos, que no se específican, asentdos en el curato estaban los de Mercedarios, el de Franciscanos en lo que era la Parroquia y el de Carmelitas en San Joaquín. Me ha sido muy complicado ubicar los pueblos y barrios que Alzate menciona, para depurar la lista acudí a la división que anota Ema Pérez Rocha hacia finales del siglo XVIII (2). La evolución político-geográfica de lo que luego se convirtió en el Distrito Federal hizo que a mediados del siglo XIX se creara una Prefectura que era en Tacubaya la cual incluía una municipalidad en Popotla, otra en Tacuba, una en Santa Fe y otra más en Naucalpan, a donde se fueron varios de los templos y capillas enlistados, esto de acuerdo a lo que Orozco y Berra anota en su Geografía de 1856 (3). Encuentro un detalle en la Memoria publicada en 1877-1877 por el Ministerio de Fomento el cual anota al curato de Tacuba con tres recintos dedicados a San Joaquín: el Templo, el Santuario y la Capila (4) Como último documento para cotejar todos los datos aquí incluidos, usé el libro en que detalla al Arzobispado de México en 1880 (5).

261.- Parroquia y Convento de San Gabriel Arcángel.-  Alzate la marca como la cabecera del Curato de Tlacopan. "Con el triunfo de los españoles sobre la población indígena, Tacuba, al igual que el resto de las tierras aledañas a Tenochtitlán, comenzó a poblarse. Cortés comenzó a repartir las tierras fértiles con fines agrícolas. El sistema de repartimiento de tierras y la encomienda fueron establecidos. Las tierras se repartían como retribución a los soldados por los servicios prestados a la corona durante la guerra de Conquista. En cada repartimiento aplicaba la encomienda, es decir, al nuevo propietario se le encomendaba garantizar que determinado número de indios recibiría doctrina cristiana y protección (lo que se prestó a esclavitud y explotación). Además, se establecieron impuestos y se fundó la Real Audiencia. Tacuba sufrió cambios importantes durante este periodo, particularmente en su urbanización. Por la calzada de Tacuba (ya repartida en el s. XVI) entraba diariamente maíz, trigo, frutas; fue un puente importante para la economía en la Colonia. Cortés pensó establecerse en Tacuba pero finalmente llevó su gobierno a Coyoacán debido a las inundaciones que afectaban (y siguen afectando) a esta zona en época de lluvias. Aquí fue uno de los primeros lugares donde se llevó a cabo la catequización. Entre 1533 y 1535 los frailes franciscanos erigieron el templo y el convento de Tacuba, donde vivían 5 religiosos encargados de evangelizar a los indios de 18 comunidades." (Tomado del sitio de los Carmelitas Descalzos.)

262.- Templo y Convento de San Joaquín.- Los carmelitas descalzos, apoyados por el rey Felipe II, llegaron a la Nueva España en 1585 con la misión de ayudar en la conversión de los nativos al cristianismo. El 13 de febrero de 1689, los carmelitas fundaron el templo y convento de San Joaquín en el antiguo pueblo de Sanctorum (actualmente parte de Tacuba) como sede de su colegio de filosofía y artes.1 Para su fundación fue utilizada una real cédula que les había otorgado el Felipe IV en 1661.2 Fue la onceava fundación carmelita en México, al momento de su fundación ya existían los conventos carmelitas de México, Santa Fé y el colegio de artes y teología en San Ángel. (Hay un intersante artículo en La Jornada sobre este recinto.)

263.- Capilla del Pensil.- "El nombre pensil en castellano antiguo significa jardín delicioso. Durante la época virreinal y el siglo XIX en la Ciudad de México era común la construcción de quintas con huertas y jardines para regocijo de sus moradores. Sobresalientes por sus dimensiones, estas propiedades contaban con piezas de grandes proporciones alrededor de patios o corredores bastante espaciosos. Las fachadas ostentaban exuberantes elementos decorativos; los jardines contenían glorietas, fuentes y esculturas. El Pensil Mexicano fue concebido con esas características, un edificio con espacios de recreo, que fue construido durante el siglo XVIII en el barrio de Santa María Magdalena Tolman, localizado en el pueblo de Tacuba. En la fachada la leyenda originalmente rezaba “Pensil Americano”, y tras la Intervención estadounidense en México, la leyenda fue alterada conservándose así hasta la actualidad: “Pensil Mexicano”. La edificación atrapaba la atención de propios y extraños por su fachada, donde destacaba el escudo de armas, y en su interior las graciosas portadas daban acceso a los jardines de la finca". (Tomado de Wikipedia.)

264.- Capilla de San Juan de Dios en la Hacienda de los Morales.- "La historia de La Hacienda De Los Morales se remonta a mediados del siglo XVI, cuando en parte de estas tierras, se sembraron las primeras moreras para la crianza del gusano de seda, razón por la cual se le dio el nombre a la Hacienda el nombre que ha perdurado durante más de cuatro siglos, Los  Morales. Cien años más tarde, en 1647, se inició la construcción de una finca que sus dueños llamarían San Juan de Dios de los Morales. El casco de esta Hacienda, ha sido restaurado en diversas ocasiones, sin alterar su estructura original. La Hacienda de los Morales, continuó como la residencia particular de diversas familias de la sociedad Mexicana, hasta mediados del siglo XX. Los grandes pintores José María Velasco, German Gedovius, Daniel Thomas Egerton y Conrad W. Chapman, plasmaron el paisaje que se tuvo, durante los 400 años, de la Ciudad de México desde la Hacienda de los Morales en diversas obras". (Página web de la Hacienda de los Morales.)

265.- Capilla de la Hacienda Tlaxala.- No encuentro datos, fuera de que se localizaba en lo que hoy es la Delegación Cuajimalpa. 266.- Capilla de la Hacienda de Buenavista. Tampoco logré encontrar datos de esta hacienda. 267.- Capilla de la Hacienda de San Nicolás, en el mapa de Alzate marca este sitio dentro de los límites "de españoles"; no tengo mayores datos. 268.- Capilla de la Hacienda del Obispo. 269.- Capilla de la Hacienda de Camarones. Tengo la duda si era efectivamente una hacienda, pues Alzate la marca como Camarones solamente. Hay dos ranchos incuidos en ese mapa, por lo que intuyo, siendo un mapa del Arzobispado que cada uno tenía su capilla. 270.- Capilla del Rancho de Ambrís. 271.- Capilla del Rancho de San Joaquín.

272.- Capilla de la Hacienda de Barranca Honda. La imagen que vemos corresponde al último cuarto del siglo XIX, cuando Barranca Honda era un centro textil. En la épca colonial era uno de los grandes molinos que abastecían de harina a la ciudad de México, así como los otros sitios que Alzate marca como Molinos. 273.- Capilla del Molino Prieto. 274.- Capilla del Molino Blanco. Sobre los molinos leo: "Al contabilizar los volúmenes de trigo maquilados se constata que en el último cuarto del siglo XVIII hubo una concentración de la molienda por parte de dos molinos (Santa Mónica y Río Hondo) que llegaron a controlar el 50% del trigo molido en el Valle de México (Artis 1986:30). Esta concentración de la molienda lleva consigo una concentración de trigo, pues no todos los 15 molinos del Valle de México que abastecían a la ciudad tenían la misma capacidad de almacenar sino de mantener guardado el trigo a lo largo del año, lograban mantener una producción estable, a diferencia de aquellos que carecían de suficiente trigo almacenado (Artís 1986:92) ¿Cuál era la capidad de almacentamiento de las trojes de estos molinos y qué características tenían?

   "Sobre el número de trojes de estos molinos sabemos que el que menos tenía era el de Santa Fe en Tacubaya, con tres. Otros com el de Valdés (Tacubaya), y el Prieto (Tacuba) tenían diez y el de Santo Domingo en Tacubaya llegó a tener 20 trojes. Como vemos, los molinos tenían un elevado número de trojes. Esto se debía, a que a diferencia de las haciendas, este número no estaba necesariamente relacionado con la producción de la hacienda del molino, de otros lados. Por ejemplo el Molino Prieto tenía diez trojes y en 1805 recibió para maquilar cerca de cinco mil cargas de trigo. (6)

275.- Templo de San Esteban Popotla.- Este inmueble fue construido en el siglo XVI y para 1900 se encontraba en ruinas, por lo que fue demolido poco después; en su lugar se erigió la iglesia de la Virgen del Pronto Socorro, que subsiste hasta hoy.

276.- Capilla y Convento de la Merced de las Huertas. "En abril de 1607 los mercedarios compraron en el pueblo de Popotla una casa de campo con una huerta para que funcionara como una casa de descanso, por lo que construyeron algunas celdas y una capilla.1 Con el tiempo el número de religiosos creció y en 1620 los religiosos deciden fundar un convento en el lugar, el cual ocupó las dependencias originales hasta 1668 cuando se decidió reconstruir el convento y la capilla, que fueron terminados en 1680. En 1737 el convento se convierte en casa de recolección voluntaria y se construyó un pórtico de estilo barroco a un costado del templo el cual funciona actualmente como entrada a la capilla. A mediados del siglo XX, el convento fue demolido, quedando en pie solo la capilla, que fue modificada en 1976 adquiriendo su actual aspecto. (Tomado de Wikipedia.)

277.- Capilla de Magdalena Atolman. Actual parroquia de Santa María Magdalena. No encuentro datos históricos de este sitio, pero sí acerca de una reciente nacionalización: -Que el inmueble que ocupa el templo parroquial "Santa María Magdalena Atolman" y anexos, ubicado en la Calle Lago Trasimeno esquina con Calle Lago Ladoga, Colonia Modelo Delegación Miguel Hidalgo, Distrito Federal, es de los comprendidos en la Fracción II del artículo 27 Constitucional, según se concluye de las constancias que obran en el expediente número 36/2.926,1/3687 llevado en la Dirección General de Asuntos Jurídicos de esta Secretaría.

278.- Templo de la Ascensión. Actual Rectoría de la Ascensión del señor.

279.- Capilla de San Álvaro.- Actual Parroquia del Corazón Eucarístico de Jesús y San Álvaro.


280.- Templo de San Bartolomé Naucalpan.- "El pueblo de Naucalpan no es mencionado por las fuentes que hablan del periodo anterior a la conquista, por lo que es probable que no existiera en esos tiempos. Lo que sí pudo haber sucedido es que los franciscanos, quienes llegaron a evangelizar la Nueva España desde 1524, hayan congregado o juntado en Naucalpan a gente que estaba dispersa cerca de esa zona; incluso pudieron traerlos de distintos lugares cercanos para ubicar ahí la sede de la evan-gelización de los pueblos que quedarían alrededor. Era común que los nuevos asentamientos humanos fueran ordenados en cuatro barrios, debido a la tradición indígena de orientar su vida en los cuatro puntos cardinales, llamados Los cuatro rumbos del universo. La teoría de que el origen de Naucalpan data de la época virreinal se refuerza con el hecho de que su glifo, que es la repre-sentación de la toponimia de un lugar con elementos pictográ¬ficos de tipo indígena, no se ha encontrado en ningún códice. (Tomado del sito oficial del municipio de Naucalpan.) "En 1574 fue construido el templo de San Bartolomé Naucalpan. Ese año se inició la construcción del santuario de Los Remedios y concluido a finales de agosto de 1575. Los primeros patronos del santuario fueron el Cabildo y el Regimiento de la Ciudad de México, habiéndose designado vicario al licenciado Felipe de Peñafiel. Más de medio siglo después, el 25 de marzo de 1629, se inició la construcción de las torres con su cúpula y crucero. (1)

En la evangelización Naucalpan fue al principio una visitaduría de los franciscanos del convento de San Gabriel de Tacuba, pero hacia 1875, se convirtió en vicaría fija, a cargo de cuyo párroco quedaron las iglesias de 281.- San Francisco Nopala, 282.- Santa Cruz Cuautlalpan, 283.-San Mateo Nopala y San Lorenzo Totolinga

284.- Capilla de San Luis Tlatilco.

285.- San Antonio Zomeyucan.- 

286.- Capilla de San Miguel Tecamachalco.- Te recomiendo leer un artículo que publicó El Universal acerca de esta capilla, aquí.

287.- Capilla de San Juan Totoltepec.-

288.- Capilla de San Lorenzo Totolinga.- "En 1521, a la caída de la Gran Tenochtitlán el Señorío de Tlacopan fue nulificado por el dominio español y Naucalpan siguió correspondiendo a Tlacopan (hoy Tacuba). Hernán Cortés otorgó a Isabel Moctezuma y Alonso de Grado, a manera de dote y arras, el pueblo de Tacuba y todos los que a él se hallaban sujetos: "€œHuixquilucan y San Bartholome Naucalpan"€, entre otros. Durante las segundas nupcias de la princesa azteca Isabel Moctezuma Tecuichpo, con Juan Cano, recibió como merced toda la zona de Tetl Olincan  (actualmente San Lorenzo Totolinga), en donde  cultivó importante extensión de viñas. En la evangelización Naucalpan fue al principio una visitaduría de los franciscanos del convento de San Gabriel de Tacuba, pero hacia 1875, se convirtió en vicaría fija, a cargo de cuyo párroco quedaron las iglesias de San Francisco Nopala, Santa Cruz Cuautlalpan, San Mateo Nopala y San Lorenzo Totolinga". (7)

289.- San Francisco Chimalpa.- "Durante la Colonia se explotó cantera, arena y grava para construir múltiples iglesias y palacios, incluidos la Catedral Metropolitana y el Palacio Nacional de México. Además se tributaba carbón para la Casa de Moneda. En los primeros años de la Colonia fue administrado por los frailes del convento de Tacuba, aunque civilmente pertenecía a esta misma alcaldía. Siglo XVI, se construyó la iglesia del señor San Francisco de Asís y de la Inmaculada Concepción en San Francisco Chimalpa. En la época colonial Naucalpan perteneció a la alcaldía mayor de Tacuba ". (7) 

290.- Capilla de Santiago Ozipaco, actual Parroquia de Santiago Apóstol Occipaco.

291.- Templo de la Santa Cruz Acatlán.-

292.- Templo del Panteón de San Andrés Atoto.-

293.- Templo de Nuestra Señora de los Remedios, actual Santuario. "En 1574 fue construido el templo de San Bartolomé Naucalpan. Ese año se inició la construcción del santuario de Los Remedios y concluido a finales de agosto de 1575. Los primeros patronos del santuario fueron el Cabildo y el Regimiento de la Ciudad de México, habiéndose designado vicario al licenciado Felipe de Peñafiel. Más de medio siglo después, el 25 de marzo de 1629, se inició la construcción de las torres con su cúpula y crucero. En 1677, fue construida la iglesia de Occipaco dedicada al Apóstol Santiago. Durante el siglo XVII, se edificó el templo consagrado a San Luis en Tlatilco, que es uno de los más bellos de la región; también se construyó el molino de Atoto. En 1707, fue construida la iglesia de San Mateo Nopala, la cual posee una capilla abierta destinada en esa época  para los indios. En 1737 se presentó en San Bartolomé Naucalpan la epidemia de Matlazahua, el 31 de mayo del año siguiente fue erigida la parroquia. En noviembre de 1810 la Virgen de los Remedios fue traída a la catedral de México y vestida de generala e invocada como patrona de España, pero fue acusada de "€œgachupina"€, también se le conocía como "€œGuardiana de los ejércitos españoles"€. (7) Para leer la historia de la imagen venerada en el pueblo de Totoltepec, entra aquí.

294.- Capilla de San Rafael Chamapa. No logro encontrarla. 295.- Se menciona de una capilla en el Barrio de Santiago, quizá sea Huitznahuac, pero no logro encontrarlo. 296.- Se menciona de una capilla en el Barrio de San Juan, quizá sea Amantla, pero no logro encontrarlo. 297.- Se menciona de la capilla en un sitio de nombre Xapotla que no logro encontrar. 298.- Se menciona de un sitio llamado Ybarra en el que, seguramente había una capilla, no logro encontrar ningún dato. 299.- Se menciona de un sitio de nombre Olivar, quizá se refeire al Olivar del Conde, pero no encuentro mayores datos. 300.- Se menciona de una capilla dedicada a Santa María, tal vez era a Santa María Natívitas o Altahuco, no lo puedo definir. Quedan algunos sitios en interrogación pero decido cerrar la lista en el número 300, nos falta agregar lo que fueron los curatos de Santa Fe y San Pedro Cuajimalpa, esos vendrán en la parte número 23.


Fuentes:

1.-  Alzate, José Antonio.

2.- Pérez Rocha, Ema. Organización religiosa de la Villa de Tacuba y sus cofradías rurales en el siglo XVIII. Sito Electrónico Dimensión Antropológica. INAH. México.

3.- Orozco y Berra, Manuel. Apéndice al Diccionario Universal de Historia y Geografía. Imprenta de J.M. Andrade y F. Escalante. México, 1856.

4.- Templos dedicados a diversos cultos, existen en la Municipalidad de México: 1877-1878. Memoria de la Secretaría de Fomento, México. 1879.

5.- Vera, Fortino Hipólito. Itinerario Parroquial del Arzobispado de México. Imprenta del Colegio Católico. Amecameca. 1880

6.- Mummert, Gail. Coord. Almacenamiento de productos agropecuarios en México. ANDSA, El Colegio de Michoacán. Zamora. 1987. p.59

7.- Enciclopedia de los Municipios de México. Naucalpan de Juárez, Estado de México. Sitio Electrónico.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Una razón del culto tan arraigado a Santiago Apóstol en México.

   Tanto andar por los caminos, tanto ver letreros que anuncian el nombre de una comunidad próxima a llegar que, pensé (creo lo escribí ya), que el nombre de Santiago es el que más profusamente tenemos en México, especialmente en la zona central del país y a ojo de buen cubero lo afirmé. Hace poco hice una rápida averiguación de cuáles fueron los nombres de santos más usados en la primera etapa del virreinato, en base a un registro del Arzobispado de México y, sí, efectivamente, el más usado es el de Santiago, seguido del de San Pedro. La escena que vemos la capté en Salamanca, cuando iba rumbo a Valle de Santiago en donde, de pronto, paró el autobús en una comunidad rural, la de Los Lobos y subió allí un "Santiaguito", iba rumbo a Valle, quizá a la Parroquia de Señor Santiago. Y, hace poco también, encontré en el México a través de los siglos, el texto que hoy comparto en el que Riva Palacio nos dice la razón por la cual se difundió tanto el culto a Señor Santiago. Me hizo pensar mucho la frase que dejo en negrillas y subrayada, creo que tú, que sigues El Bable, te detendrás a reflexionar en ella también:

   "Esos móviles de conversión produjeron un extravío en la manera de formarse la conciencia religiosa de aquellas razas, invirtiéndose el orden científico y el natural, que debía seguirse para levantar y cimentar el edificio del cristianismo; porque entre los indios se asentó primero el rito que el dogma; antes los actos exteriores que el sentimiento y la idea religiosa; precedió la oración al conocimiento de la divinidad, y se introdujo el culto antes que la fe. Huellas pueden encontrarse todavía de ese temor que obligaba a los vencidos a aceptar como buena la religión de los vencedores en las devociones de los santos, que forman hoy el rasgo principal del catolicismo de los indios. En su antigua religión, como en todos los politeísmos, el creyente tenía el enorme trabajo de buscar la protección cuando menos la benevolencia de cada uno de los dioses que gozaban una especie de poder soberano e independiente, capaz de producir la desgracia de una nación, de una familia o de un individuo, por el enojo de ese dios, cuyos caprichos le ponían muchas veces en choque con la voluntad de otros dioses igualmente poderosos.

   "De aquí los sacrificios propiciatorios tan diversos como era múltiple el número de las divinidades. Los indios que no comprendían en la religión de los cristianos el lugar que ocupaban los santos, y no podían alcanzar si el culto que se les tributaba era de dulía o de latría, conmemorativo o de adoración, tomaron, juzgando aquella religión por la suya, al cristianismo por una especie también de politeísmo, y como las historias de la aparición corporal del apóstol Santiago en forma de guerrero ayudando a los conquistadores y matando idólatras se referían a cada paso, ya en los combates de Hernán Cortés en México, ya en la defensa de Cristobal de Oñate en Guadalajara, ya en la conquista de Querétaro por el cacique don Nicolás de San Luis, ya en la toma de la fortaleza del Mixtón por las tropas de don Antonio de Mendoza, acompañadas siempre del triunfo del ejército cristiano, los indios llegaron a convencerse de que el apóstol Santiago era una divinidad independiente, formidable protector de los españoles y el más terrible enemigo de los rebeldes; que era necesario tenerle propicio y buscar su apoyo, supuesto que daba siempre la victoria a los cristianos, aun cuando no fueran españoles, como se refería de la conquista de Querétaro a la que solo fueron tropas indígenas a las ordenes de don Nicolás de San Luis y de otros caciques.

   "De allí viene la gran devoción de los indios por el apóstol Santiago; así se explica que apenas puede encontrarse una iglesia en un pueblo en donde no se vea la imagen, siempre en escultura, del apóstol, montado en un caballo blanco, con la espada desenvainada y en actitud de combate , y por más que un pueblo haya sido colocado por los cristianos bajo la advocación de otro santo, la fiesta de Santiago Apóstol se celebra en todos con gran solemnidad. Por la manera con que fue establecido el cristianismo, por el carácter de la raza, y quizá también por la impresión que en los ánimos habían dejado los antiguos ritos y que se ha transmitido como un rasgo del espíritu a todas las generaciones sucesivas, hay en el fondo del cristianismo de los indios mucho de triste y de sombrío. Como los padres de la iglesia africana, los indios o no creen o no aprecian la hermosura corporal de Cristo, y hasta parece que como la iglesia bizantina estarían dispuestos a sostener tenazmente la fealdad material de Jesús". (1)

   Y llegamos a Valle de Santiago y el Santiaguero con su Santiaguito siguió su camino. Las siguientes fotografías son las últimas imágenes de Señor Santiago que he visto por mi andar en el rumbo del oriente de la ciudad de México, en Nextipan y en Chalco.







    Curioso detalle en la parroquia de Chalco, Estado de México, en la que, al caballo blanco del Señor Santiago le han llevado su propia ofrenda, y le han dejado alfalfa fresca... lo dicho por Riva Palacio (eso que subrayé), es, insisto, para analizar profundamente.

Fuente:

1.- Riva Palacio, Vicente. México a través de los siglos. Tomo V. Editorial Cumbre. México, 1986. pp.76-77