domingo, 23 de abril de 2017

Por la Colonia Tabacalera de noche en plan familiar.

  Si me sigues desde hace tiempo sabrás que cuando voy a la CDMX me hospedo en alguno de los muchos hoteles que hay en la colonia Tabacalera, de esta colonia ya hicimos una reseña histórica y cada vez que estoy allí descubro algo nuevo. Esta vez la capturo en imágenes nocturnas. Evito las tomas de lo que ocurre en el sector nor-oriente de esa colonia pues si disparo lo más seguro es que reciba uno o varios golpes, dado que ese rumbo de noche (también en el día) es zona de prostitución. Pero ese no es nuestro interés.

  Los límites que tiene son los de Puente de Alvarado al norte, Reforma al oriente y al sur. Insurgentes al oriente, formando un triángulo que contiene estupendos edificios como el Monumento a la Revolución, el Frontón México, el Museo de San Carlos, la Lotería Nacional, el Nuevo Senado de la República, el emblemático Hotel Reforma, y una buena cantidad de edificios de sindicatos recordándonos aquella época de México que fue El Corporativismo.

  Por estos rumbos es en donde se encartan varios diarios de circulación nacional, por lo que en las noches sigue la actividad. También se volvió terminal de autobuses alterna a Oaxaca, operando solo tres horas en la noche. Es el único lugar en el que he visto venta de tamales oaxqueños con altavoces a la media noche. Y hay una buena cantidad de edificios de la época del funcionalismo. Por aquí ocurrió aquel episodio de la vida social de México conocido como "El 41". Y ni que decir de las varias docenas de plantones que en la Plaza de la República ocurren. 

  Escenario perfecto para la foto del recuerdo de los XV Años...

 Área de ensayo de concheros...

 CTM, CROM, CROC... etc.

 ¡Viva la Revolución!

... y los trenes...

 y... ¿el demonio? Mejor sigamos viendo la noche por ese rumbo de la Ciudad de México.














sábado, 22 de abril de 2017

Arquitectura vernácula en las Mesas de Acosta, municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas, Guanajuato

  Mesas de Acosta es una de las comunidades rurales que está metida en la Sierra de Codornices. Actualmente forma parte del municipio de Juventino Rosas, antes lo fue del de Salamanca y, originalmente, era parte de una enorme propiedad llamada Hacienda de Los Dos Ríos. Por su ubicación podemos pensar que más que agrícola su producción estaba enfocada a producir carbón debido al bosque que había en rededor. Y la parte agrícola quedaba en lo que propiamente eran esas "mesas".

  Siendo ésta una zona serrana son más bien pocos los terrenos cultivables de ahí que se le conozca en plural, dado que un mesa se entiende también por "cualquier llanura de tierra", y son varias las que asoman por aquí. En cuanto a lo de Acosta fue debido al apellido de uno de sus propietarios. El nombre completo no sé cuál habrá sido. Rojas Garcidueñas en su Salamanca, recuerdos de mi tierra guanajuatense, lo consigna así: 

  "... por ejemplo Dos Ríos que hoy tiene población muy reducida la tuvo grande, porque formaba una propiedad con las Mesas de Acosta, el Jagüey, Don Lucas y otras hasta la Joya de Villafaña..."

  En el libro de Pedro González, Geografía local del Estado de Guanajuato, vemos el censo de 1900 en el que se mencionan dos Mesas de Acosta, la de Arriba con 264 habitantes y las de Abajo con 367 y están dentro del municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas. Habiendo esa relación con Dos Ríos, vemos algo en su arquitectura vernácula que une a toda la región con el uso de la piedra que por el rumbo abunda, digamos que es el sello característico de la región nor-oriente de Salamanca, sitio en el que se levanta la Sierra de Codornices.









  Este es el arroyo (río) que baja algunos kilómetros para unirse a otro arroyo, creando el paraje de los dos ríos, la toma la hice en plena temporada de estiaje, cuando es temporada de lluvia el verde y la abundancia de agua crean un paisaje espectacular.













  Esta es una de las mesas.

  Desde la mesa sur se alcanza a divisar el Culiacán...

... y hacia el oriente el Pilón.