domingo, 10 de diciembre de 2017

Agresión a la naturaleza, depredación navideña

  Siendo originario de Salamanca, y nacido en una familia netamente salmantina, la tradición era, además de la cena y las consabidas posadas, montar un Nacimiento en casa. Y la costumbre marcaba no un Nacimiento en algún rincón o mesita, sino tener una habitación dedicada específicamente para colocar allí el Nacimiento, en mi caso, como era yo quien lo colocaba en casa, me fue asignada la habitación cuando tenía al rededor de 10 años. Y la habitación no se usaba para otra cosa a lo largo del año, solamente en Diciembre es que tomaba vida... y mucho olor.

   Lo primero que entonces se requería para comenzar el montaje eran los llamados "palos" que serían utilizados para formar la cueva, sitio en el que, de acuerdo con la tradición franciscana sería el lugar del nacimiento de Jesús, se entendía que allí estaba el pesebre. El panorama que se ofrecía era muy distinto a donde los hechos ocurrieron pues Belén está en una zona próxima al desierto y la recreación que se hacía era la de un bosque en el que si algo abundaba era el verde. Lo que vemos en la imagen son los palos al natural, es decir, por allá arriba, en el Sierra de Codornices.

  Los "palos" se iban aderezando con la llamada flor de peña y el paxtle. Se colocaban piedras, regularmente volcánicas pues por el sur de donde vivo es zona de volcanes extintos, se le agregaban algunos cactus y quedaba la escenografía para luego colocar las imágenes que eran de cera y algunas de barro, aquello representaba la Navidad y no se concebían las fechas y las celebraciones si no había un Nacimiento en casa. 

  Esa idea romántica la viví en la década de los sesenta y parte de los setenta, ahora, luego de que el tiempo ha pasado y la población ha crecido en todo el país y las costumbres han variado los Nacimientos más bien son ya prefabricado y toda la parafernalia de las festividades las veo más como depredación que como fiesta. La naturaleza en bosques de Michoacán, entre otros, son saqueados para de ahí obtener eso que durará, en el mejor de los casos un par de semanas tal vez tres para luego acabar en la basura.

  Si contamos las varias toneladas de heno y demás que llegan a los mercados, digamos que en unas mil poblaciones, la cifra se vuelve aterradora... agreguemos los pinos que ya para el 2 o 3 de enero estarán en las calles, pues su función, de proporcionar "alegría" ha terminado. 





sábado, 9 de diciembre de 2017

Enero y febrero... desviejadero: El cambio climático afecta también la refranería mexicana

  El dicho tradicional, que he oído desde que tengo uso de razón dice que: "Enero y febrero, desviejadero", haciendo alusión a que hay mucha gente mayor (viejos) que mueren en los meses que tradicionalmente [durante siglos] eran los más fríos del año. Cosa que, al igual que todo lo asociado al clima ha cambiado drásticamente en nuestros tiempos verbigracia (palabra en casi desuso) al cambio climático.

   El clima, los cambios de estación, las temporadas, fueron precisas, como preciso es el movimiento del cosmos, hasta hace poco... ahora estamos sujetos a nadie sabe qué en relación a vientos, fríos, calores, lluvias o ausencia de ellas... todo esto en su conjunto ha sido afectado por el cambio climático.

  En la zona que ocupa el territorio mexicano, su latitud y longitud, los fríos fuertes eran, tradicionalmente en enero y en febrero, de ahí que mucha gente entrada en años muriera en estos meses... ahora ocurre en noviembre y diciembre... como lo vemos en las imágenes que recientemente he captado por estos rumbos.

  Esto me recuerda a otro dicho, aquel que habla en general de la muerte: "sobre el muerto las coronas", del cual hemos hablado en otra ocasión...


viernes, 8 de diciembre de 2017

La Danza del Torito, figura central de las Fiestas de Romita

   Larga es la fiesta patronal de Romita, en el estado de Guanajuato, no se concreta al día de Nuestra Señora de Guadalupe solamente, sino a toda su novena, días en los que, si algo impera en las fiestas son los Toritos, es decir, la Danza del Torito.

   “Aunque desconocemos el lugar de origen de la danza del Torito que se ejecuta en el municipio de Silao y que tiene en la actualidad influencia en los municipios de Guanajuato, Irapuato, León, San Francisco del Rincón, Purísima de Bustos y Romita, algunas comunidades como Chichimequillas, la Hacienda de Sopeña, la Hacienda de Cerritos, y en momentos actuales en el de Comanjilla, todas ellas pertenecientes a la jurisdicción de Silao y el municipio de Romita, reclaman tal origen.

   A pesar de lo anterior, la Danza del Torito, aunque con diversas variantes, se ha practicado en muchos lugares tanto en España como delo que se conocía como la Nueva España. De hecho, en la actualidad quedan reminiscencias de la Danza del Torito en Michoacán, Veracruz, Guanajuato, Puebla, etc; pero, aunque algunos Toritos lleven personajes similares a los de Silao, cada Danza tiene su propio estiloAl hacer el análisis de la información recolectada por medio de entrevistas, podemos aseverar que la Danza tiene una posible antigüedad de 400 años; es decir que en la jurisdicción de Silao se empezó a bailar a finales del siglo XVI y principios del XVII.

   La mayoría de los entrevistados coincidieron en que habían aprendido la Danza del Torito del abuelo o del bisabuelo que tal vez éstos lo aprendieron de sus padres o sus abuelos, y así sucesivamente; por ejemplo, don Marcelino Ortega nos dijo que tiene 85 años de edad y que aprendió la Danza del Torito muy chico de su abuelo y éste a la vez de su padre. Si se hace una cuenta retrospectiva, se puede encontrar que la danza en esta familia se baila al menos desde 1750 o 1760, sin perder de vista que la memoria solo alcanzó al padre de su abuelo. Las personas que tienen el conocimiento de la Danza son los dueños de vestuarios y máscaras, al mismo tiempo que ejecutan con una gran habilidad los instrumentos que se utilizan, los cuales son la flauta de carrizo y el tambor de guerra..

   Es bueno hacer la aclaración de que la mayoría de los entrevistados no se conocen entre sí y solo algunos de ellos se distinguieron como conocidos muy lejanos, por lo que llama la atención la continuidad en la integridad de la Danza. Sin embargo, a pesar de ello, la danza se sigue practicando en diversos puntos de la ciudad, y la mayoría coincidió en que la Danza del Torito tiene un carácter festivo asociado con la ganadería y con el término de la cosecha; recordemos que las comunidades mencionadas que reclaman su paternidad fueron haciendas ganaderas, de cultivo y de beneficio del metal extraído de las minas de Guanajuato, por lo que sugerimos que la Danza del Torito pudo haberse originado como parte de las actividades de marcar al ganado o de término de cosecha.

   La Danza aparece, según las declaraciones de los entrevistados, como parte de una fiesta de término de la cosecha, pero también aparece como enseñanza del concepto de lo bueno y lo malo traído por los españoles. La Danza del Torito es una Danza de tipo satírico-moral y filosófico porque se burla chuscamente de las transgresiones morales y de las actitudes sociales. Pero al mismo tiempo hace una reflexión acerca de la existencia como una totalidad en sí misma. En un primer nivel, como ya lo mencionamos, refleja lo bueno y lo malo, un segundo nivel conecta su significado con la religión y la enseñanza de valores espirituales que trasmite a los seres humanos a través de la representación de los pecados capitales (anti-valores).

 Los personajes son: El Torito o Toro; el Caballito; la Mulita; la Maringuía; el Borracha; el Jorobado, Jorobante o Moco; el Ermitaño, viejito o abuelito; el Diablo y la Muerte.











Fuente:

Zúñiga Orozco, José Luis. La Danza del Torito de Silao, historia y significado. IECG, UG, Ayuntamiento de Silao. Silao, 2002.