jueves, 25 de octubre de 2012

La chinola y como vamos cambiando el lenguaje

Para quienes gustamos de las cosas ya pasadas, encontrar un sitio en donde se pueden ver todos los números que LIFE publicó a lo largo de treinta y tantos años de vida se vuelve algo excepcional. Al ir repasando imágenes del pasado, publicidades ya idas, productos que ya no hay necesidad de usar en la actualidad, moda... en fin, por algo se llamaba así la revista que luego, ante el éxito, tuvo su versión en nuestro idioma al publicar LIFE en Español.

Y es allí en donde encuentro este anuncio que a muchos, dependiendo en lugar en el que vivas en la república mexicana, no les dirá nada, a excepción de los estados del noroeste en donde la palabra "Chinola" es algo conocido, al igual que "Pichel". Agrega a estas palabras que la pronunciación de la "ch" en estos rumbos se oye como "sch", así que, las dos palabras en cuestión, que incluyen la ch son una mezcla de español con inglés... bueno, eso era lo que creía pues al ver el anuncio publicado en 1960 me doy cuenta de que no era Chinola, sino Shinola, el nombre de una marca de grasa para los zapatos, de allí que, cuando andas por Sinaloa o Sonora, decir que "me voy a dar shinola" se entiende como "darse una boleada". Esta no es por la deformación de la palabra en inglés shine que quiere decir brillo, que era lo que yo imaginaba. Sino porque por estos rumbos la marca Shinola era conocida.


Ahora bien, cuando andas por Baja California o los estados mencionados y alguien en la mesa te dice, "pásame el pichel", no quiere decir otra cosa más que le acerques la jarra de agua, pues, en este caso sí es una clara influencia del inglés, pitch quiere decir jarra, por lo tanto "pichel" es un modo de referirse a ella. Y si alguien te dijera algún día "voy a las groserías" no es otra cosa que "ir a la tiendita de la esquina" pues en inglés grocery se refiere al abarrote. Así que si un día vas a las grocerías por un pichel y te das chinola en el camino, esto no quiere decir que has enloquecido, simplemente que el idioma cambia de una parte a la otra de nuestro país. En la foto "un pichel de kulei", a pitch of Kool-Aid.

Aquí vemos la versión femenina, por así decirlo, de la Shinola, la de color blanco que anunciaba Dolores del Río en 1949. Seguiremos adentrándonos en el mundo subyugante de la publicidad antigua y de las modas pasadas en el LIFE, de seguro te estaré platicando una buena cantidad de cosas que allí encontraré.

La historia de la boleada hace tiempo te la había comentado, para leerla, entra aquí:
http://vamonosalbable.blogspot.mx/2009/05/boleada.html

2 comentarios:

  1. Efectivamente en las decadas de los cincuenta y sesentas en la peninsula no habia mas con que lustrar zapatos que con "shinola", tomabamos bedida de chocolate "choclac" y juegos "Viet" (V8). Paceño.

    ResponderEliminar
  2. y que tal el jugo de chocolate del soldado.....

    ResponderEliminar