martes, 1 de marzo de 2016

Gunther Gerszo: las escenografías que crearon una identidad

   Si eres aficionado al cine, al de antes, y más aun al cine mexicano, más allá del nombre de las películas, actores y directores, que son regularmente los más publicitados... y si eres de los que leía todos los créditos y, además tienes buena memoria, habrá algunos nombres que te suenen, como el de Galdino Samperio, que invariablemente aparecía en la cosa del sonido, o el de Gloria Shoeman, que no recuerdo en qué y uno, más, extraordinario, que era el escenógrafo: Gunther Gerszo.

  Aunque su nombre no tiene nada de mexicano, dado que su padre era húngaro y su madre alemana, nació en México y, gracias a su trabajo en el cine "las imágenes creadas para sus escenografías en la fabricación del imaginario colectivo que hasta hoy tenemos a través del celuloide como nación y cultura". (Artículo publicado en La Jornada.)

  En lo personal la escenografía que más me impactó y que la reconozco inmediatamente, es la de la escena de baile de Cantinflas en El bolero de Raquel, en la que se marca muy bien ese estilo contemporáneo con fuerte idea cubista y, en general, surrealista que se presenta. Pero, al ver su trabajo en las tomas en blanco y negro es en verdad soprendente.

 Como en la escena final de Campeón sin corona. En la que el boxeador, derrotado no en el ring sino en la vida se encuentra con su madre. Esta película está dentro de las 15 consideradas como Patrimonio por México.

O la cantina de Siete machos. Película protagonizada por Cantinflas.

Con Buñuel trabajó en varios rodajes, uno de ellos fue El río y la muerte.

Otro más con Buñuel fue Susana.

Y si no participó en todas, fue casi en todas las de Cantinflas en las que hizo las escenografías, como en Si yo fuera diputado.

De esta película no tengo muchas referencias, es algo de una vecindad, la escenografía es propia del cine de los años cuarenta.

Y en La escondida, participó en el diseño de producción.

 Es este escenario al que me refiero como extraordinario, en El bolero de Raquel.

 Bajo el volcán fue de las últimas películas en las que participó, como producción de diseño. Gerzso dijo en una entrevista: "Me encantaba recrear ambientes realistas, sobre todo vecindades"

  Escena de la película Esquina bajan. Y dice Gerzso: "La escenografía es un elemento muy importante en el cine porque representa el ambiente de la obra y refleja el espíritu del autor. Una escenografía apropiada ayuda a que la película consiga crear en el espectador el efecto que el director quiere. La labor que hacía en esa época el escenógrafo tenía que ver no sólo con el diseño y la construcción de los espacios en el foro, sino también con la decoración y la utilería".

  El bruto, otra película dirigida por Buñuel, con escenografías de Gunther Gerzso.

   "Es curioso, nunca me imaginé que iba a terminar dedicado a la pintura. Siempre creí que acabaría siendo director de cine..."

Te recomiendo leer este artículo para conocer la visión de Gerzso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada