jueves, 11 de febrero de 2010

La Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores en Dolores Hidalgo, CIN, Guanajuato

Recordemos que fue en septiembre de 1710, justo un siglo antes del crucial momento de la historia de México, que se trasladó la vicaría de la Hacienda de la Erre a la Congregación de San Cristóbal, misma que cambió su nombre a Congregación de Dolores. Es, pues, que la Hacienda de La Erre, se convierte en el origen de la actual ciudad de Dolores Hidalgo. Luego de los movimientos de mercedes y mayorazgos, compras y ventas fue hacia 1747 que los terrenos donde se levantó la Parroquia fueron a dar a manos del lic. Don Álvaro Ocio y Ocampo, cura de la Congregación. En este caso, cabe aclarar, fueron comprados por él y no adjudicados como ha sucedido en otras “operaciones” del siglo XVII.


“La primera piedra del templo se puso el 2 de febrero de 1712, desde cuya fecha, sin interrupción se siguió el trabajo hasta terminarlo con portada, torres y muros del atrio”, esto nos lo comenta el geógrafo e historiador salmantino Pedro González en su libro Apuntes históricos de la ciudad de Dolores Hidalgo de Ediciones la Rana, Guanajuato, 2001.


Don Pedro González da cuenta de las medidas del templo: “el cual mide 68 varas de largo por 12 de ancho y 20 de alto, teniendo las torres además, 18 varas de altura”. Esto para que no nos confunda lo podemos convertir teniendo en cuenta que una vara equivale a 0.84 metros, (según lo ví en el libro de Haciendas de Guanajuato del maestro Isauro Rionda), por lo tanto: 56 x 10 y 16 de alto, considerando las torres, la altura total es de 31 metros aproximadamente.


El estilo es el propio del barroco tan de moda en esa época, su elaborada fachada tuvo algunos problemas, pues uno de los párrocos decidió pintarla, asi como el retablo de San José, que el propio cura don Miguel Hidalgo evito se dorara para que se pudiera apreciar mejor el estupendo trabajo de ebanistería logrado por los carpinteros locales en el oscuro nogal. Al respecto Pedro González escribe: “y se lamenta que algún cura hubiera empezado a embarrarlo en la parte del nicho del centro, así como que hubiera pintado la cantera de la fachada del edificio y la de las torres. Se dice también sobre este particular que el señor Obispo, don Juan Cayetano Portugal, en su visita pastoral de 1844, evitó la consumación de la pintura del altar, y que se quejaba de no haber llegado a tiempo de impedir que se quitara parte del mérito artístico de la fachada”.


Algo que hubiera llenado más que de alegría, de gozo, al Obispo Portugal es lo que actualmente sucede en la Parroquia de Dolores Hidalgo, ya que, en vísperas de las celebraciones del Bicentenario, el templo ha sido totalmente remozado. Un estupendo trabajo de limpieza en la cantera y, sobre todo, de excepcional pintura decorativa en el interior podemos apreciar.


Esta foto tiene un pequeño detalle, si observas bien, del lado izquierdo, donde comienza la marca de agua aparece un rectángulo, esta es la placa que recuerda que fue allí en donde don Miguel Hidalgo dio inicio a la guerra de Independencia, es decir, es el sitio oficial de El Grito.


Indudablemente que el trabajo realizado por los diseñadores, arquitectos y decoradores en la Parroquia de Dolores es de una exquisitez sin ingual. Con facilidad podría decir que este es el templo más bello que existe en todo México, te dejo las fotos que lo comprueban.






















Si te interesa saber más de los festejos del Bicentenario en Guanajuato, visita:

http://www.bicentenarioguanajuato.gob.mx/



3 comentarios:

  1. de casualidad tendran planos de esta parroquia?

    ResponderEliminar
  2. Considerando que la Parroquia fue restaurada en 2009, seguramente con el Comité de Festejos del Bicentenario en Guanajuato o en Dolores tendrán esos planos, desconozco qué compañía se habrá encargado de ese trabajo.

    ResponderEliminar
  3. Ami tambien me gustaron todas estas imagenes

    ResponderEliminar