lunes, 3 de mayo de 2010

La procesión de Carácuaro a Santa Clara del Cobre en Michoacán







Esa curiosidad, si es que la tienes, de saber el porque de las procesiones, es una verdadera fuente en la que podemos adentrarnos y, prácticamente ahogarnos con los conceptos. Las procesiones son muchas, si es que lo vemos desde el mero punto de “turista-de-domingo-puebleando” (o de puente como ahora del 1 al 5 de mayo)… pero eso NO es la verdad, si la quieres averiguar, deberás entrar en profundidades: “En la procesión, expresión cultual de carácter universal y de múltiples valores religiosos y sociales, la relación entre Liturgia y piedad popular adquiere un particular relieve. La Iglesia, inspirándose en los modelos bíblicos (cfr. Ex 14,8-31; 2 Sam 6,12-19; 1 Cor 15,25-16,3)”


Con ese orden de ideas llegamos a Santa Clara del Cobre, ya que por mera casualidad, supe que ese día llegaría la procesión de los Cristos que viene desde Carácuaro, a cuatro jornadas de distancia y era algo muy sentido por la población. “Las procesiones tienen distintos nombres, caracteres y motivos: “algunas evocan acontecimientos salvíficos referidos al mismo Cristo; entre estas, la procesión del 2 de Febrero”, si seguimos en el tema, encontramos que “otras son votivas, como la procesión eucarística en la solemnidad del Cuerpo y Sangre del Señor” las hay de otro tipo, las rogativas, cuya fecha la establece actualmente la Conferencia de Obispos de cada país, y también las penitenciales, como las procesiones al cementerio”.


Acá en el Bajío y en los lugares cercanos, la cosa de la procesiones es algo que, por ser “normal” no se le ha dado la importancia debida, hay mucho que aprender de ellas: “La piedad popular, sobre todo a partir de la Edad Media, ha dado amplio espacio a las procesiones votivas, que en la época barroca han alcanzado su apogeo: para honrar a los Santos patronos de una ciudad o corporación se llevan procesionalmente las reliquias, o una estatua o efigie, por las calles de la ciudad. En sus formas genuinas, las procesiones son manifestaciones de la fe del pueblo, que tienen con frecuencia connotaciones culturales capaces de despertar el sentimiento religioso de los fieles”.


Si comenzamos interrogatorios, si nos volvemos analíticos, si aplicamos la tan de moda encuesta, sabremos que, al igual que muchas otras cosas, la gente no sabe porque lo hace, pero lo hace. “Para que la procesión conserve su carácter genuino de manifestación de fe, es necesario que los fieles sean instruidos en su naturaleza, desde un punto de vista teológico, litúrgico y antropológico”.


Hay quién me ha criticado porque me meto en las procesiones, las sigo, acabo rendido, le pregunto a la gente, y al final, pocas respuestas consigo, pero, siendo bien objetivos, llego al consabido punto que dice que: “la fe mueve montañas”. Y si, eso es más que cierto, y mueve gente, masas… sigamos viendo la procesión de Carácuaro a Santa Clara del Cobre en Michoacán.












Los textos en cursiva fueron tomados del sitio: 'Desde la Fe', Semanario de la Arquidiócesis de México. 25 de noviembre, 2007.



3 comentarios:

  1. Hay que seguir al Sr. de Carácuaro, en estos tiempos dificiles en que vivimos. para que interceda ante Díos por nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, aqui van llegando La Danza de los Arqueros y Cargueros de las Reliquias, que partieron en Procesión a Carácuaro a dar gracias a Nuestro Cristo de Carácuaro, por los favores recibidos esta Procesión dura una semana siendo como punto de referencia el Miercoles de Ceniza, donde danzan a Cristo, salen un sabdo antes del principio de Cuaresma y regresan ul Lunes despues del Miercoles de Ceniza..saludos y gracias por compartir esta tradición de Nuestro Pueblo Santa Clara del Cobre

    ResponderEliminar