martes, 2 de junio de 2015

Un templo deteriorado: Santa Catarina Mártir en el centro histórico de México

   Una de las varias tareas pendientes que tengo para mi próxima visita a la ciudad de México, es decir, al centro histórico, es coincidir con la hora en que el templo de Santa Catarina Mártir este abierto, creo lo más adecuado será verificar su horario, pero nunca he podido conocerlo por dentro y me interesa mucho. Los motivos son varios, pues la historia de este recinto es grande.

   Para ubicarnos mejor en la zona comenzamos con el Zócalo y la Catedral en donde, la  calle del lado poniente se llama República de Brasil, caminamos dos calles rumbo norte y llegamos a la Plaza de Santo Domingo. Caminamos cuatro calles más, siempre en dirección norte y llegamos a la Plaza de Santa Catarina, allí, en la esquina con República de Nicaragua se levanta este viejo y muy dañado templo, en la plaza sobresale el monumento a Leona Vicario, y en la esquina del templo se ve una escultura de corte moderno.

   Tres calles más al norte República de Brasil termina, entra al barrio de Tepito con el nombre de Peralvillo, esto es al cruzar el Eje 1 Norte, que es la calle Rayón. Si seguimos cuatro calles más, siempre rumbo norte, llegaremos a la Plaza de Santa Ana y su templo. Es decir, estaremos recorriendo una Calle Real, dado que por allí comenzaba el derrotero del Camino Real de Tierra Adentro, eso lo hemos anotado varias veces en este blog, lo que nos interesa ahora es conocer algo sobre esta que fue una de las primeras Parroquias que hubo en la vieja ciudad de México.

  "Un grupo de religiosos recién llegados a México, establecieron en 1536 una cofradía bajo la advocación de Santa Catarina Virgen y Mártir. Ante la falta de un sitio donde levantar un hospital y una capilla, solicitaron a las autoridades virreinales un solar, que les fue otorgado en 1537, al norte de la traza española. En este sitio, los frailes construyeron una pequeña y sencilla capilla que, treinta años más tarde, al consolidarse la presencia española en la capital de la Nueva España se convertiría en una de las parroquia más importantes de la ciudad". (Tomado de Ritos y Retos del Centro Histórico.)

  A pesar de ser de las parroquias más antiguas de la ciudad, y de haber contenido por dos días la imagen original de la Virgen de Guadalupe cuando, en mayo de 1634, debido a las interminables lluvias y amenaza de inundación se trasladó la imagen a la Catedral Metropolitana, depositándola los días 14 y 15 en Santa Catarina, aun así este templo está con un notorio desgaste, con un fuerte abandono y bastante sucio en su entorno. 
   Fue aquí en donde fue sepultada Josefa Ortiz de Dominguez y era en este sitio en donde solían colocarse escenarios para espectáculos, seguramente se colocaba un arco triunfal, pues era el paso de los Virreyes cuando hacían su entrada triunfal a la ciudad de México. Me parece que esa calle, la de República de Brasil, es otra de las que hay que recorrer con mucha calma, mucha información y muchas ganas de ir descubriendo los mil detalles que irán apareciendo a cada paso.

 






   Algo que me ocurrió, andando por ahí, es que logré darme cuenta de que no hay un error en los nombres, ya que pensaba que Catarina era una corrupción del nombre Catalina, y no es así, ambos nombres existen, y cada una de estas santas tiene su propio templo en la ciudad de México, este que ahora vemos es Santa Catarina Mártir, el otro es Santa Catalina de Siena, por cierto, en uso pero de la iglesia Metodista. Y me surge una duda a raíz de esa confusión entre los nombres: se dice que el retablo que actualmente está en la que fuera la capilla de Nuestra Señora de Balbanera (ojo, me refiero a la capilla anexa al templo de San Francisco y no al templo de esa advocación que es la sede de la Iglesia Maronita en México), esa capilla que era de Balbanera, fue cambiada en su dedicación a Nuestra Señora de Guadalupe, y el retablo estaba en el templo de Santa Catalina de Siena, otros dicen que era en el de Santa Catarina Mártir. Dicen también que la imagen de ese retablo fue pintado sobre la mesa en que se depositó el ayate de Juan Diego luego de ocurrido el milagro de las rosas. Muchas historias, muchas leyendas y algo de confusiones hay ente estos templos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada