sábado, 4 de junio de 2011

Miguel Hidalgo, sus hermanos, esposas (?), hijos (?) y sobrinos. Tratando de entender al Padre de la Patria.


  Partiendo del punto de que don Miguel Hidalgo y Costilla es el Padre de la Patria, su figura se vuelve de lo más interesante, así también su genealogía. De este tema y, a consecuencia del Bicentenario se ha difundido más y más información. Cuando se supo de que tuvo descendencia directa, es decir, que procreó hijos, hubo voces de alarma que satanizaron ese dicho, pues decían que cómo era posible, siendo él un sacerdote. Esto y, en buena medida (creo yo), la imagen que se difundió en la película de Hidalgo, la historia jamás contada, nos va incrementando ese atractivo y enigma que emana de su recuerdo. Lo que veremos hoy es un poco sobre sus hermanos, que si bien no se saben muchos detalles, será bueno, en caso de que no lo sepas aun, de las distintas personalidades que conformaban su circulo familiar. Y esto nos ayudará a entender mejor el alcance de la recia personalidad de quien, para la Historia, encabezara el movimiento Insurgente.

  Para ello debemos comenzar por don Cristóbal Hidalgo y Costilla, su padre, el cual casó en cuatro distintas ocasiones, la primera con Ana María Gallaga, esto sucedió en 1750, ambos contaban 37 años pues nacieron en 1713; tuvieron cinco hijos, el segundo de ellos, fue precisamente don Miguel, nuestro Padre de nuestra Patria, el primogénito fue José Joaquín, nació dos años antes que Miguel, es decir, en 1751. Fue también sacerdote y estuvo al cargo de los curatos de San Miguel el Grande, Santa Clara del Cobre y Dolores. Incluso fue él quién, al morir en 1803 deja la vacante para que don Miguel pase a cubrirla de San Felipe Torresmochas a Dolores.

  Sabemos pues, que don Miguel fue el segundo hijo y que también fue sacerdote. El tercero de los hijos del matrimonio Hidalgo-Gallaga fue José María Mariano Cesáreo, nacido en 1756, tres años después que Miguel y muerto a corta edad, al parecer a los pocos días de su nacimiento. Tres años más tarde, en 1759, nace José María de la Trinidad, el cual estudió medicina sin obtener el título, quizá esto debido a la muerte de don Cistóbal, su padre, y siendo él el mayor, digamos que civil, pues los otros dos eran sacerdotes, es quien se queda al frente de la administración de la Hacienda de Corralejo. Con el tiempo y una vez iniciada la guerra por la Independencia es en 1811, cuando las fuerzas del salmantino Albino García atacan Pénjamo que el hermano del cura Hidalgo les hace frente, ya que él era el Jefe de Armas en dicha población y sí, efectivamente, estaba del lado de los realistas. Esto sucedió cuando la cabeza ya cortada del cuerpo del cura Hidalgo estaba siendo exhibida a lo largo del Camino Real entre Chihuahua y Guanajuato... casualidades de la vida.
.
  Un hijo más tiene el matrimonio Hidalgo-Gallaga, Manuel Mariano, nacido en 1762, 9 años tenía don Miguel Hidalgo. Manuel Mariano moriría un año antes de que iniciara la Independencia, obtuvo la licenciatura en Derecho y vivió en la ciudad de México. Fue a consecuencia de este parto, donde naciera Manuel Mariano, que doña Ana María muere y don Cristobal vuelve a casar, esta vez con Rita Toribia Peredo Ramírez, don Cristóbal contaba ya 50 años; solo unos meses quedó viudo y para 1764 nace el único hijo de este segundo matrimono: José Félix Mariano, medio hermano del cura Hidalgo quien lo acompañaría los últimos veinte años de su vida. Recordemos que él también fue fusilado en Chihuahua, contaba 49 años, don Miguel 58 cuando los trágicos acontecimientos. Alejandro Villaseñor y Villaseñor escribe de él, aclaro que lo que aparece [en corchetes] son comentarios míos:

¨Mariano Hidalgo era [medio] hermano del cura de Dolores, hijo del tercer [segundo] matrimonio de don Cristóbal con doña Gerónima Origel, nació probablemente en la década de 1770 a 1779, [nació el 28 de julio de 1764] y muy joven perdió a su padre, pues consta de un modo auténtico que éste ya había fallecido en octubre de 1791; por lo que quedó a cargo de su hermano mayor Miguel, que también llevó a su lado a doña Gerónima, su última madrastra, la que aun vivía con él cuando proclamó la Independencia, así como otras personas de su familia. [Gerónima no fue su madre, sino Rita Toribia, efectivamente Gerónima fue su última madrastra y cuando ella casó con don Cristóbal, Miguel estaba en el seminario, es la primera vez que leo que ella viviera junto al cura Hidalgo cuando este ya estaba en San Felipe. Don Mariano, que era cirujano, [Mariano no era cirujano, el que había estudiado medicina era el hermano carnal de don Miguel, José María de la Trinidad] se dedicó a las labores del campo en los terrenos de su hermano mayor e inconscientemente se enteró de los proyectos de éste acerca de la revolución que preparaba, y se encontró mezclado en ella.

En la madrugada del 16 de septiembre estaba presente en la pieza de don Miguel cuando pronunció las celebres palabras de ¨estamos perdidos¨, y o acompañó a poner en libertad a los presos de la cárcel. Las circunstancias de su cercano parentesco con el autor de la revolución y las funciones que probablemente desempeñaba cerca de él, hicieron que se le nombrase Tesorero del ejército independentista, empleo que traía anexo un trabajo considerable, por el gran número de soldados que seguía las banderas de Hidalgo, y por la variedad de sueldos que disfrutaban según su categoría.

  "Alamán dice que se cometían muchos fraudes, y era natural que así sucediera entre aquella multitud, a la que nadie podía conocer bien, agrega el mismo historiador que don Mariano nada hacía, pero este cargo es muy difícil de probarse, y en realidad es inexacto, pues aun cuando no se llevase cuenta y razón pormenorizada de los gastos del ejército, con solo vigilar la conducción del dinero y valores y tener que pagar a aquellas masas, ya se trabajaba bastante. [Alamán nunca vio con buenos ojos el movimiento insurgente, siempre que pudo habló mal, especialmente de Hidalgo, recordemos que Alamán, descendiente de españoles, fue testigo presencial de la matanza en la Alhóndiga de Granaditas].

  Durante la campaña don Mariano no se apartó de su hermano, al que acompañó a Valladolid y Guadalajara; en este último punto pudo poner algo de orden en sus papeles, por la dilatada permanencia de Hidalgo.

  Después de que este fue destituido en la Hacienda del Pabellón, don Mariano siguió con el carácter de tesorero, y desempeñando esta comisión emprendió el camino de Monclova; los siete millones de pesos en moneda y barras que estaban a su cargo, cayeron íntegros en el poder de los realistas, que hicieron un saqueo grande tanto del tesoro como de los fondos particulares de cada jefe...¨ (1)

  Rita Toribia Peredo Ramírez muere el 15 de agosto de 1769, un año más tarde, el 26 de noviembre de 1770 una tercera unión tiene don Cristóbal, quien ya contaba con 57 años; esta vez con María Cecilia de Olmos, un descendiente tienen: Cristóbal María Anno Dimas. Supongo que nació entre 1771 y 1774 ya que para 1775, a los 62 años, un nuevo matrimonio, el cuarto y último, realiza don Cristóbal, esta vez con Gerónima Rosalía Ortíz Bracamonte y Origel con quien procrea cinco hijos: en 1777 nace Ana Josefa Joaquina, en 1780 es María Guadalupe la que nace, para entonces el cura Hidalgo llevaba ya dos años de haberse recibido como sacerdote. Otro medio hermano, Juan Nepomuceno nace en 1781, más adelante se convertiría en comerciante. María Vicenta Anastacia Gertrudis, la menor de sus medias hermanas nace en 1780. Recordemos que eran Vicenta y Guadalupe las que vivían en Dolores cuando inició la lucha por la Independencia. Una media hermana más hubo, Agustina Lucía, nacida en 1784 y muerta a corta edad, cuando ella nació don Cristóbal tenía 71 años, será bueno anotar que don Miguel Hidalgo asumió la rectoría, por cuatro años, del Colegio de San Nicolás en 1788.

  Sabemos bien de los gustos del cura Hidalgo por la literatura, por la jugada, seguramente la buena mesa y el vino así como de las mujeres. Dada la condición de sacerdote que tenía, don Miguel nunca casó, pero si cohabitó con tres mujeres distintas, con las cuales tuvo desendencia. La primera fue Manuela Ramos Pichardo (2), su relación se dio en Valladolid, aproximadamente entre 1780-1790, cuando el cura Hidalgo daba clases en el Colegio de San Nicolás y que, en buena medida fue uno de los tantos factores que influyeron para su destitución y confinamiento en Colima. Fue en esa década que nacieron los primeros hijos de don Miguel Hidalgo, y ambos tuvieron participación en el movimiento por la Independencia. Lino Mariano Hidalgo Costilla y Ramos Pichardo participó en la guerra de Independencia como Coronel, casó en 1820 con Petra Aboites. La hija de don Miguel con Manuela fue Agustina, quien casó con Encarnación Ortiz, el guerrillero conocido mejor por el apodo de El Pachón.

   Es entre 1793 y 1800 que el cura Hidalgo es asignado a San Felipe Torresmochas y ese fue el lugar en donde conoció a Josefa Quintana Castañón (3) la que fuera, por así decirlo, su segunda esposa. Con ella tiene dos hijas: Micaela y María. Pero hubo una relación más, esta se dio en Guanajuato, con Bibiana Lucero (4), de ella nace otro hijo varón al que nombró Joaquín, su nacimiento fue en 1788, así pues contamos 5 los hijos de don Miguel Hidalgo y Costilla: Lino, Agustina, Joaquín, Micaela y María.

  Así como su medio hermano, Mariano, sigue al cura Hidalgo desde el grito de Dolores, igualmente lo hizo su sobrino, Ignacio Hidalgo y Muñoz, quien era sacrdote también y que fue aprehendido junto con sus tíos en Acatita de Baján. Dada su condición de sacerdote, fue enviado a Durango para su proceso de degradación y fue fusilado el 17 de julio de 1812, de él hay una interesante anécdota de como fue ayudado a fugarse de prisión pero nuevamente encarcelado, el enlace te lo dejo abajo.

  Ya que escudriñamos un poco en la genealogía por la parte Hidalgo de don Miguel, nuestro Padre de nuestra Patria, veamos algo del lado materno pues hubo un sobrino, de apellido Gallaga que también participó en la guerra por la Independencia, él fue Miguel Gallaga:

  "Este caudillo a pesar de que hizo una campaña muy corta, dejó profundos recuerdos en la memoria de los habitantes de Guanajuato y Nueva Galicia por sus hechos. Era sobrino de don Miguel Hidalgo, el iniciador de la Independencia, nacido en la provincia de Nueva Galicia, donde residía la familia y muy joven ingresó en la religión de San Juan de Dios, haciendo sus estudios en el Convento que la Orden tenía en Guadalajara. Es digno de observación el hecho de que los legos que se lanzaron a la revolución, como Gallaga, Villerías, Herrera, y algún otro, pertenecían todos a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

  Desde los primeros días de la insurrección don Miguel tomó parte en ella, pero sujeto entonces a las órdenes de don José Antonio Torres, [El Amo] y de los primeros caudillos, pocas ocasiones tuvo de distinguirse; asistió al combate de Puente de Calderón y estuvo en la retirada a Zacatecas pero conocía la idea de los generales, de dirigirse al norte, muchos jefes y oficiales solicitaron permiso para obrar por su cuenta en territorios que le fuesen familiares y en este número debe contarse a don Miguel Gallaga que se quedó expedicionando por el sur de Jalisco, principalmente por las cercanías de Zapotlán, donde tenía algunos parientes.

  Al frente de una numerosa partida de independientes empezó a distinguirse en febrero de 1811 y mientras Cruz estaba ocupado en arreglar los asuntos de la Nueva Galicia y en pacificar Cololotlán, que juzgaba muy importante, Gallaga, expedicionó por el sur y al fin se apoderó de Zapotlán con una fuerza de tres mil hombres entre los que había bastantes jinetes y cuatro cañones. Fue destacado Negrete sobre la población y el lego que salió a las afueras, quedó derrotado salvándose él gracias al buen caballo que montaba; el ejército insurgente se dispersó y dejó su artillería (6 de mayo); Gallaga y mucha de su gente se dirigieron al sur, a donde le fue a buscar Negrete por ser empresa difícil hallarlo en los grandes bosques y profundas barrancas que rodean el volcán de Colima.

  En pocos días organizó el activo guerrillero su ejército y unido a las partidas de Cadena y de Sandoval, consiguió tener una división de cinco mil hombres, con la que ocupó Colima que hacía pocos días había vuelto a la obediencia del Gobierno. Hubieron de unirse las partidas realistas de Linares y Del Río, para atacar la ciudad, donde se les hizo una tenaz resistencia, que no fue coronada por la victoria; los insurgentes perdieron cinco cañones, muchas armas y pertrechos y huyeron por diversos rumbos (21 de agosto).

  Gallaga se dirigió a Tomatlán, en la costa, con cincuenta hombres mal armados y a poco lo siguió Sandoval con setenta hombres; ambos jefes habían quedado disgustados por el éxito de la batalla y el segundo aprovechándose de su mayor fuerza, previno al primero que saliese de Tomatlán, que era conquista suya; negose él luego a obedecer profiriendo expresiones ofensivas para Sandoval que se dirigió en busca de Gallaga; al avistarse ambos, éste castigo a un soldado suyo que había desobedecido una órden de aquel, entonces uno de la partida de Sandoval hizo fuego sobre él luego, que cayó gravemente herido. Sandoval dio orden de que se le levantase para llevarlo a fusilar frente a la Parroquia y una vez allí, el mismo don Miguel, haciendose superior a los dolores que sentía, se puso de rodillas, imploró la misericordia de Dios, se vendó él mismo los ojos y dio la voz de fuego. Dos balazos acabaron con él.

  Los indios de la comarca, que le eran muy adictos, recogieron su cadáver, lo llevaron al Presbiterio de la Parroquia, abrieron un sepulcro en el que estaba enterrado un eclesiástico muerto hacía algún tiempo, y sacando a éste del cajón, en él depositaron a don Miguel Gallaga. Además de el apodo de "El Lego", con el que lo designaban los realistas se le conocía con el de "El Príncipe" que le daban sus partidarios seguramente por ser sobrino del iniciador de la Independencia". (5)

  Todo esto que ahora vemos bien nos pueden dar una idea un poco más clara de lo que fueron las relaciones familiares del Padre de nuestra Patria, así como de los modos, usos y costumbres de la época. Tenemos mucho por ver aun de tan singular personaje.

Nota Aclaratoria: Este artículo lo publiqué el 4 de junio de 2011. Me basé en todo lo leído al respecto de la familia de Miguel Hidalgo en muchas de las biografías que de él se han publicado. Incluso pocos meses después de esa fecha, tuve la oportunidad de conocer el Museo de la Francia Chiquita en San Felipe, Guanajuato, en donde vi, entre otras cosas, un árbol genealógico del Padre de la Patria en el que, si mal no recuerdo, se incluían estos vástagos que hemos mencionado, producto de las relaciones que tuvo con las mencionadas damas Manuela, Josefa y Bibiana. Ocurrió que, ante el torrente de información generada durante y luego del Bicentenario en torno a la figura de carne y hueso de Miguel Hidalgo, apareció en el número 44 de la revista de Estudios de Historia Moderna y Contemporanea pp.49-92 un interesantísimo estudio genealógico en el que desmiente las paternidades dadas al Padre de la Patria con las mencionadas damas, devolviéndonos así la imagen del hombre, sí, pero también de aquel que, por el interés económico de muchas personas, viendo la oportunidad de obtener una pensión, se le fueron creando paternidades que, ahora sabemos fueron inventadas. Te recomiendo leer el mencionado artículo, está digitalizado. (Nota que escribo el 14 de Septiembre de 2015.)

Fuentes:

1.- Villaseñor y Villaseñor, Alejandro. Biografías de los héroes y caudillos de la Independencia. Tomo I. En Biblioteca de Autores Mexicanos No. 73. Tomo III. Imprenta de V. Agueros Editor. México  1910. pp. 103-106

2.- De la Fuente, José María. Hidalgo intimo. Tip. Económica, México, 1910. p.141. En Las falsas paternidades del Padre de la Patria. Javier Sánchiz Ruiz. Juan Gómez Gallardo Latapí. Estudios de Historia Moderna y Cotntemporánea de México. No. 44. IIH. UNAM. México, Julio-Diciembre, 2012, p.65

3.- De la Fuente. op. cit.  En Falsas paternidades p.77

4.- Amaya Topete, Jesús. El padre Hidalgo y los suyos. Lumen. México, 1952, p.194. En Falsas paternidades p. 77

5.- Villaseñor y Villaseñor Alejandro. Biografías de los héroes y caudillos de la Independencia. Tomo II. En Biblioteca de Autores Mexicanos No, 76. Tomo IV.  Imprenta de V. Agueros Editor. México, 1910. pp. 41-44

Sobre lo sucedido a Ignacio Hidalgo y su huida de la cárcel, entra aquí:

9 comentarios:

  1. Esta muy bien y completo lo unico que si me gustaría es que este citada correctamente la información

    ResponderEliminar
  2. muy bien me gusto por q cuenta todo de el pero ¿quiero saber si es verdadera la HISTORIA?

    ResponderEliminar
  3. muy bien la informacion solo ke complementara todo lo demas

    ResponderEliminar
  4. pues bien yo ando en busca de mi árbol genialogico,pues mi abuelo Baudelio hidalgo me llegaba a platicar que su abuelo era don mariano hidalgo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el Museo de la Francia Chiquita de San Felipe Torresmochas, Guanajuato, hay un cuadro de todo el árbol genealógico del cura Hidalgo, quizá allí encuentres una liga, aunque hay también varios libros disponibles que hablan de eso.

      Eliminar
    2. ESTAS VERSIONES QUE DAN, ESTAN APEGADAS A LO ESCRITO POR PERSONAS DE CREDIBILIDAD, LA DUDA ES; PORQUE NO SE MENCIONA A JOSEFA ORTIZ DE DOMINGUEZ Y DEMAS, O SEA QUE AQUI ES UNA VERSION DISTINTA A LA QUE NOS INCULCARON EN LA ESCUELA, DE SER ASI, COMO ES POSIBLE QUE LA SECRETARIA DE EDUCACION PUBLICA ACEPTE ESTE TIPO DE NARRACIONES Y NO LAS REFUTA, O ACASO PORQUE FUERON OFICIALES EN SU MOMENTO..

      Eliminar
  5. Miguel Hidalgo era sacerdote, pero de los llamados religiosos seculares. Los seculares no hacian ningun voto: ni de castidad, ni de obediencia al rey ni a Roma, ni de renunciar a riquezas. Miguel Hidalgo, fiel a su mundana filosofia, fue mujeriego, traicionó al rey, se escudó en un simbolo religioso populista, fue jugador empedernido, endeudandose a tal grado que para salvar su hacienda en Taximaroa, le "cayó de puros pelos" la guerra de independencia, pues ya no tuvo que pagar a sus acredores.
    Ese es el tal "padre de la patria". De tal padre, salta la astilla. Quizas esto explica la miseria moral, material y espiritual de nuestro mexicalpan, pero eso si, cada 15 Sep. a gritarle.
    Espero no haber chocado sensibilidades por decir verdades crudas, que la SEP, ese instrumento de Masones, nos ha ocultado y lavado el cerebro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola estoy haciendo un trabajo de investigación para la escuela, y trata precisamente de lo que mencionas, me gustaría saber de donde sacas la información, su podrías proporcionarme las fuentes o si solo es tu ideología.
      ojala me contestaras pronto por que el trabajo es para hoy D: , y tengo bastante tiempo buscando y no encuentro nada :(
      BUENO ESPERO TU RESPUESTA, GRACIAS.

      Eliminar
  6. Hay verdaderos especialistas con obra basada en aparato crítico. Mínimo debieran consultar la obra de Carlos Herrejón, investigador del Colmich. Saludos

    ResponderEliminar