viernes, 17 de junio de 2011

Gabriel Ferry, francés que pasó por el mar de Cortés, 1835.

Eugene Louis Gabriel Ferry de Bellemare fue una francés que llegó a México en 1831, contaba 21 años, su padre vivía ya en la nueva nación, la cual había abierto sus puertas a inversionistas y visitantes, los que, durante trescientos años de vida colonial no tuvieron acceso a no ser aquellos que fueran súbditos de la Corona española. Se dice que descendía de una familia acaudalada, razón por la cual pudo viajar por México. En uno de sus viajes llega a Pichilingue, en las inmediaciones de La Paz y de aquí sigue rumbo a lo que era la remota frontera norte en ese entonces: San Francisco.


Gabriel Ferry fue el nombre que utilizó para escribir sus anécdotas vividas en México, dándonos con ello la oportunidad de conocer como era la vida cotidiana pues, muy al estilo del romanticismo propio del siglo XIX, en donde las descripciones del entorno en las que se van desarrollando las escenas son largas y detalladas. Las obras escritas basándose en sus aventuras por México las hace a modo de novelas, usando los personajes que conoció y dando muchas referencias de la guerra de Independencia. De lo que vio o recreó de Baja California no lo he podido encontrar pero hay un cierto misterio en lo sucedido luego de su llegada a Pichilingue:


"Ya fuera por su cuenta o siguiendo dictados familiares de índole mercantil, viajó al puerto de San Blas, enclavado en el actual estado de Nayarit y lugar de vieja prosapia colonial donde se embarcó en la goleta Guadalupe. Sabemos de su paso por Pichilingue, puerto cercano a La Paz, y luego su visita al pequeño poblado que era entonces San Francisco, en la Nueva California, frontera extrema de la República Mexicana. No sabemos si el trayecto Pichilingue-San Francisco lo realizó en barco (muy probablemente) o a caballo (muy difícilmente), ni como regresó a la Antigua California, pero sí tenemos noticias de que se embarcó en algún puerto de esa provincia para cruzar el mar de Cortés y desembarcar en Guaymas..." (1)


Quizá el puerto al que se refiere es el de Loreto, pero no hay dato seguro, el caso es saber que las novelas de Gabriel Ferry llegaron a tener tal éxito en Francia, que se dieron hasta tres reimpresiones de ellas; y, en buena medida fueron sus relatos sobre Sonora y sus riquezas las que motivaron la pretendida invasión de Gaston de Raousset-Boulbon, aquél que quería independizar a la República de Sonora y ser él su dirigente.


Fueron muchos los franceses que llegaron a México en esa época y dieron cuenta de lo que vieron: Cyprien Combier, Eugene Duflot de Mofras, Victor Adolphe Malte-Brun, Paul Duplessis, Isidore Löwenstern y Gustave Aymard, entre otros. De allí que se piense que, en buena medida, sus aventuras y descripciones de las riquezas que veían y las posibilidades de explotación fueron gestando la idea de una invasión a México, cosa que sucedió años después.


El final de Gabriel Ferry es trágico, ya que muere ahogado cuando el barco en el que viajaba se incendia.

Fuente:


1.- Juan Domingo Vidargas del Moral. El primer francés en el noroeste de México. Los relatos de Gabriel Ferry. IIH-UNAM.
http://www.iih.unam.mx/publicaciones/revistas/boletin/pdf/bol88/bol8803.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada