martes, 17 de enero de 2012

Nido del Colibrí: un ciclo de vida.

En alguna ocasión te comenté que soy privilegiado al tener un espacio en el cual me siento agusto... bueno, tendré que actualizar el tiempo del verbo ser, pues era allí privilegiado, digo era, porque ya no vivo más en ese sitio. Como quiera en los últimos meses fui testigo del advenimiento de un par de colibries. Cosa que me sorprendió pues pensaba que era solo un huevo los que ponían, pero esta vez, fueron dos y los dos fueron debidamente incubados por la pájara. La historia comienza más o menos así.
Fue el 21 de noviembre del 2011 cuando me dí cuenta de que el colibrí que regularmente anda por ese jardín estaba haciendo un nido, me imagino llevaba al menos una semana de haberlo comenzado, solo que no lo había notado sino hasta ese día. La fotografía que ves se nota como lo fue construyendo primero en el interior, con material muy suave, algo así como algodón, luego lo comenzó a revestir...
Otra toma de ese mismo día 21 de noviembre en donde se ve claramente que aun no estaba revestido, la forma era ya perfecta, el diámetro quizá era de 5 centímetros.
Una semana después los pajaritos ya habían nacido, ¿cuándo puso los huevos? no lo sé pero el proceso fue en verdad rápido, considerando una semana más para que lo terminaran, luego el empollamiento. Esta fotografía fue tomada el 29 de diciembre... por error le anoté el 11, pero no es así, habían pasado ya cinco semanas desde que noté que el nido estaba siendo construido.
Aquí verás algunos detalles, uno que ya estaba recubierto de pedazos de hojas secas y esas partes oscuras del borde en donde hay unas pequeñas semillas no son otra cosa que la caca de los pájaros. Si observas con atención notarás que son dos los picos que sobresalen.
Cinco días más tarde los pajaritos estaban ya bien emplumados, se les notaba un poco lo tornasolado de sus plumas y me daba la impresión de que uno era ligeramente más grande que el otro, aquí el grande, está encima del pequeño.
El mido apenas les bastaba para acomodarse los dos.
Y sucedió que para el 4 de enero ambos pajaritos ya no estaban más en el nido, sin embargo ocasionalmente llegaban al sitio y se posaban en la parte alta de los árboles.
Para el 7 de enero fueron las últimas fotos que tomé del nido, aquí verás la perfección del mismo...
Y nada, el ciclo de vida se cumplió, la que fue su morada solo sirvió un mes con una semana, luego fue abandonado... desconozco el tiempo que un colibrí vive, pero me imagino que....
Este otro nido que fue construido hace dos años y que luego de ese tiempo así es como luce, fue el lugar en donde nació ese pajarito que fue ahora padre de gemelos... así es la vida...


Ya para terminar será bueno anotar que el Colibrí era venerado entre los aztecas, con el solo hecho de saber que una de las principales deidades, Hitzilopochtli era "el colibrí zurdo". Consecuentemente si Hitzilopochtli es el dios de la guerra, el colibrí era el símbolo de la guerra.

5 comentarios:

  1. yo me llamo huitzilihuitl, pluma de colibri, que bueno q cuides estos pajaritos, si vuelven, construye un bebedero de colibri es facil. te va a gustar verlos diario ya veras saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las personas que cuidan y les gustan los animales.

    ResponderEliminar
  3. Hace unas semanas también en la cochera de mi casa sucedió lo mismo que ati, me dijeron que es de buena suerte tener nido de colibríes

    ResponderEliminar
  4. Te felicito que bueno que te guste cuidar e investigar sobre estos hermosas aves me encanto tu pagina



    ResponderEliminar
  5. esta bonita tu historia pero y el ciclo de la vida de estas aves que?

    ResponderEliminar