martes, 16 de julio de 2013

Una isla en donde hubo (o hay) oro: Isla de Cedros, Baja California.

  Vivir en algún punto de la península de Baja California te da la oportunidad de conocer los lugares más impactantes y solitarios que hay en todo el país, los contrastes que hay entre mar y tierra son espectaculares, el contraste que se experimenta va un poco más allá de lo visual, pues el clima ardiente que se vive en el verano contrasta con el delicioso frescor del invierno. Y, de pronto nos topamos con que, ese sol intenso que domina en buena parte de la península, casi desaparece al llegar a Guerrero Negro en donde lo habitual es ver las nubes bajas... esa neblina que nos vuelve todo más dramático e intrigante. Más aun en la isla que está enfrente: la de Cedros.

  "La isla de Cedros es una de esas zonas de gran encanto que aún pueden encontrarse en el territorio mexicano. Se encuentra a 23 km del macizo continental, en la región central de la península de Baja California, y es la más grande del Pacífico mexicano, con una longitud de 37 km y ancho de 18 km. Su origen es volcánico y presenta una cadena montañosa abrupta, siendo los puntos más altos el Pico Gill (mil 063 msnm) y el Cerro de Cedros (mil 200 msnm). Antes de la llegada de los españoles, estuvo habitada de manera permanente por grupos de indígenas cochimíes quienes la denominaban Humalhúa, que en el lenguaje nativo significa La Nebulosa. En 1539, el capitán Francisco de Ulloa arribó a sus costas, cambiando el nombre de La Nebulosa por el de isla de Cedros, aun cuando en ella no existen este tipo de árboles. Hacia 1730 la isla quedó despoblada ya que los padres dominicos a cargo de la evangelización en Baja California decidieron trasladar a la población indígena al continente para facilitar sus tareas". (1)

  Y como todo en Baja California, la Isla se quedó dentro de los desconocido... hasta que un día se encontró oro. Eran los tiempos del "lejano oeste", tan lejano que el gobierno de Benito Juárez decidió poner a disposición de alemanes, ingleses y norteamericanos esos vastos territorios con sus riquezas subterráneas.

  "En Isla de Cedros se encontró oro en 1888; para octubre de 1890 se había formado la Cedros Island Mining y tenía 65 mineros empleados. Un vapor hacía escala dos veces al mes para aprovisionar al campamento y para llevarse el cuarzo a National City, Calfornia, donde se terminaba de beneficiar. En julio de 1892, el periódico reportaba que, en seis viajes consecutivos, el vapor se había llevado cargamentos de un valor de 18 mil pesos cada uno, y a finales de agosto salió el cargamento más grande en lo que llevaba de operar la compañía. En el transcurso de la década, se organizó la Compañía Minera La Esperanza, que estuvo explotando unas cinco minas de cobre, por lo que se llegó a conocer mejor la isla.  (También se llega a mencionar una concesión que cubría todos los minerales de la Isla, excepto las minas de oro otorgadas a Thomas McManus de Chihuahua, posteriormente transfirió a un grupo de capitalistas de Filadelfia). (2)

  .  En 1899 Southworth, luego del viaje de inspección que realiza por la península de Baja California escribe que: "La Baja California es una de las zonas mineras más prominentes del Continente Americano. Está situada en la rica zona de oro que traviesa la Costa del Pacífico desde Alaska al Cabo de San Lucas (la extremidad sur de la Baja Califronia), en la cual se encuentran las minas de oro más ricas del mundo. No solamente es la península rica en cuarzo que contiene mucho oro, sino en minerales de toda clase, incluyendo plata, cobre, hierro, estaño, antimonio y azogue. Además contiene ricos depósitos de opal, azufre y sal de piedra. Pero es en oro, plata y cobre que abunda. Por toda esa extensa área se encuentran estos minerales y á la fecha se han exportado muchos millones a Europa y los Estados Unidos de América.

  "Hasta hace poco tiempo la explotación del cuarzo no se había llevado a cabo en grande escala, pero se nota ahora gran animación en esta dirección. Hoy por todo el territorio la minería del cuarzo está en estado floreciente, y muchas de las grandes minas están montadas con la más moderna maquinaria. la mina de cobre 'Boleo' es una de las más productivas de las grandes minas de cobre en la América, y el metal por su gran ley toma precedencia sobre el producto de muchas de las más antiguas minas. Son tan ricas algunas de las minas que han dado grandes ganancias aun trabajadas de la manera más primitiva, sin maquinaria y sin conocimiento práctico. No se podría calcular su producto si se trabajasen con maquinaria moderna.

  "El oro de ese territorio aparece libre en las venas del cuarzo. La mayoría de estas minas se trabajan por medio de pozos y en muchas de ellas se han alcanzado una profundidad considerable, Peritos competentes aseguran que a medida que se hagan los trabajos subterráneos, se encontrarán ricos depósitos de metal.

  "En la Baja California existen ricos placeres de oro Por muchos años se trabajan más o menos, y solo hace poco que se han puesto en práctica sistemas nuevos. A esta fecha se emplean en muchos de los placeres los mejores y más modernos aparatos hidráulicos, dando un resultado que asciende a miles de pesos por año.

  "El distrito Isla de Cedros abunda en ricos yacimientos de oro, plata y cobre con una ley de $15 a $18 por tonelada. El único modo de trabajarlos con provecho es estableciendo fundidores. Hecho esto, el distrito Isla de Cedro tomará rango con las negociaciones más ricas del territorio. Estas propiedades pertenecen a la Cedros Island Mining Co. " (3)


Fuentes:

1.- García Aguilar, María Concepción. La Nebulosa o Isla de Cedros. Artículo publicado en La Jornada. 26 de mayo de 2008.

2.- Romero Gil, Juan M. Heath, Hilarie, J. Rivas Hernández, Ignacio. Noroeste minero. La minería en Sonora, Baja California y Baja California Sur durante el Porfiriato. Plaza y Valdés, México, 2002. p.124

3.-  Southworth, John Reginald. Baja California Ilustrada. Edición del autor. México, 1899. pp 74-85




Las fotografías en color que acompañan a este artículo las he tomado de la red, agradezco a quienes las subieron, espero no estar faltando a sus derechos de autor, las incluyo para que sea más clara la geografía de tan apartada isla.Y las fotografías que siguen a continuación, me hizo favor de prestarlas un buen amigo que vivió por esos rumbos hace algunas décadas:








2 comentarios:

  1. Es increíble como en la historia de México hay un común denominador, y es el saqueo a todo lo que se pueda saquear.para beneficio de unos pocos nacionales y extranjeros.
    Saludos Benjamín.

    ResponderEliminar
  2. que me puedes decir acerca del Tratado McLane-Ocampo?

    ResponderEliminar