jueves, 4 de julio de 2013

La hacienda de Santa Ana del Conde, municipio de León, Guanajuato.

   Llego a la hacienda de Santa Ana del Conde atraído, principalmente, por aquello de "la mano de Obregón", esto debido a que fue, precisamente aquí en donde el general Álvaro Obregón perdió su mano en la batalla del 3 de junio de 1915. Y esto ocurrió debido al enfrentamiento que sus tropas tuvieron con las del otro general, Francisco Villa. Ambos "héroes" de la Revolución que comandaban grupos de diferentes ideologías. Por si te interesa ver la mano de Obregón, entra aquí.

  Esta que fuera una extensa propiedad es ahora, en su casco principal, es decir en su casa grande, el seminario de los Misioneros de la Natividad de María, establecidos allí desde 1950. Por lo tanto, al estar ocupado este edificio y tener una zona de Clausura, con todo el respeto que ellos merecen, solo caminamos por el frente de lo que fueran las enormes propiedades de la Hacienda, con ello nos hacemos una clara idea del poder económico que llegó a tener. Se dice que está, junto a la de La Gavia, eran las dos que prácticamente poseían la mayoría de la tierra en esa parte poniente del estado de Guanajuato.

   El origen de la Hacienda de Santa Ana del Conde comienza en 1583 al ser entregada una encomienda por parte del virrey al bachiller Pedro Ruíz Escuderos quien cuatro meses después hace donación al padre Cristóbal de Soria, quien era "maestro" en construcción y se le considera como el primer Alarife de la villa de León. Seguramente los terrenos de esta enorme Encomienda estaban ociosos pues, cinco años más tarde, el padre Soria vende la propiedad a Antonio de Burgos. 

   Como suele suceder en propiedades que se otorgan en los primeros repartimientos luego de la conquista, éstas pasan de mano en mano por ventas o herencias en poco tiempo, es así que llega a manos de una familia de nombre Aguilera hasta 1717 que uno de los herederos, testando, la divide en dos partes, una chica y otra grande, la chica pasa a propiedad de Josefa de Vera y Aguilera y la grande es vendida a don Antonio de Gaona, que fuera el Alcade Mayor de la Villa de León. Sólo estuvo en sus manos unos días -8- pues el 5 de febrero de 1718 la vende a un minero que llegaría a ser de los más poderosos de Guanajuato: Francisco Matías de Busto y Moya.

   Para 1792 encontramos que Santa Ana era ya propiedad de otro de los potentados de la minería guanajuatense, el Segundo Conde de la Valenciana,  Francisco Doroteo de Obregón y de la Barrera, de ahí que su nombre se transforma a Santa Ana del Conde.

  Eran los primeros años del siglo XIX, el acaudalado Barón alemán, Von Humboldt se dirigía a Guanajuato para conocer sus minas, escribiría luego en su Ensayo Político: “En México, los campos mejor cultivados son los llanos que se extienden desde Salamanca hasta las inmediaciones de Silao, Guanajuato y la villa de León, y en los cuales están las minas más ricas del mundo conocido”. Y tenía razón, los campos en rededor de la hacienda que ya era "del Conde" se producía tal cantidad de trigo, que hubo la necesidad de construir un Molino de las dimensiones que aun hoy día podemos ver.






   Seguimos caminando por el ahora ejido o rancho o comunidad de Santa Ana del Conde, vemos enormes paredes que conformaron la casa grande, ahora seminario, tenemos una idea más clara de la importancia económica que tuvo hasta que, al igual que todas las haciendas en México, fuera expropiada por el entonces presidente Cárdenas al crear el programa del Reparto Agrario.

   El tanque de agua de la hacienda aparece ahora en mitad de la plaza del pueblo, el molino lo vemos invadido, la presa, seca como todas las del Bajío muestra ya un deterioro y falta de mantenimiento. Las trojes parece que están abandonadas también...





   Recordarás que en un artículo anterior vimos una peculiar construcción en Romita, en donde aparece tres torreones en donde se nota que fueron construidos en su parte superior a mitades solamente, quizá su uso era meramente ornamental; pues bien, aquí vemos que este torreón fue construido a tres cuartas partes. La razón de este diseño la desconozco.



 
   Me sorprende encontrar un silo que, cuando vi una fotografía, pensaba fuera de los que Conasupo construyó en los sesentas y que los denominó como "los silos del pueblo". Pero aquí vemos que la base, el arranque, es vertical, lo cual nos dice que fue construido antes, quizá a principios del siglo XX.

   Al entrar experimento una sensación muy especial pues, por un lado la cosa constructiva, el ingenio creador, hace cambiar la temperatura a una muy agradable al estar en el interior, la otra, que este silo es ocupado como capilla. Había visto oficinas, bibliotecas, bares, habitaciones, galleras, en fin, de todo uso en los silos, pero ahora vemos un uso, digamos, más elevado...

   Vemos también, el primer silo, de los que conozco, que está construido con ladrillo.



    Pero no nos podemos ir de Santa Ana del Conde si ver el monumento que se levantó a la memoria de Obregón y más bien a la memoria de la batalla del 3 de junio de 1915. Entre los toldos del tianguis con el que aquí me tocó coincidir parece.

   Pero me dicen que hay otro, otro que se levanta justo en el sitio en donde explotó el cañonazo y mutiló de la mano al general Obregón, vamos para allá.

   Aquí, aquí dicen que ocurrió el incidente. No se exactamente cuando, pero me imagino que en 1960, cuando se conmemoraban los 50 años del inicio de la Revolución, se colocó una placa que mencionaba el acontecimiento. La placa ya desapareció, fue robada.

   Todas, todas las haciendas de México guardan una Historia, una leyenda, una anécdota... seguiremos buscando más.


Fuente:

1.- Rionda Arreguín, Isauro. Haciendas de Guanajuato. Ediciones La Rana. Guanajuato, 2013.

2.- Brading, David. Haciendas y ranchos en el Bajío mexicano. Grijalbo. México, 1988.

11 comentarios:

  1. Exelente me pase horas buscando una foto de el sitio actual donde Obregon perdió el brazo y solo fue gracias a ti. Te acabo de agregar en el facebook James Douglas Morrison es mi nombre

    ResponderEliminar
  2. Excelente información, gracias. Solo una pregunta ¿dónde está aproximadamente la desviación a Santa Ana del Conde? Viniendo de León

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta justo por debajo del puente que esta en Leche León te vas por la lateral y tomas a tu derecha

      Eliminar
    2. esta por la hacienda del conde o por el temporal

      Eliminar
  3. Que grande es el país sin conocer

    ResponderEliminar
  4. Yo estudie ahi en el año 1972, habia Secundaria, Preparatoria, Noviciado y Filosofia,posteriormente se trasladaban a la Cd de Leon al Seminario Mayor a estudiar Teologia un promedio de 14 años,para llegar a ser Sacerdote

    ResponderEliminar
  5. Interesante historia de un lugar significativo en el pais y que maravilla poder leerla de una persona que ha vivido en el sitio.
    Anteriormente desde la autopista a Silao, todo eran campos de cultivo de la misma hacienda?

    ResponderEliminar
  6. esto esta muy interrezante po que habla de su historia en donde llo vivo

    ResponderEliminar
  7. YO ESTUDIE AHI EN EL PERIODO 1974-1797 MARIO GALICIA ALIASS EL CHIVATA JR

    ResponderEliminar
  8. Hola a todos pues yo fui seminarista de los misioneros yo viví en esta Hacienda durante 2 años y es muy bonita llena de historia debo de decir q por de bajo hay túneles donde se ocultaban los cristeros dicen q se conectan con la parroquia del San miguel. Visitenla si andan x León saludos

    ResponderEliminar
  9. Información de como ingresar a estudiar ahí x fa..

    ResponderEliminar