miércoles, 18 de febrero de 2015

Por la sementera de piedras: Conociendo Timilpan, Estado de México.

   Seguimos recorriendo el Estado de México, esta vez andamos por el rumbo norte, en un municipio llamado Timilpan, de allí que el título de este "post" sea el de la sementera de piedras, que es el significado del nombre de Temilpa. Es la zona otomí, que se junta (tengo entendido), hacia la parte sur con la zona mazahua. Hay un lago, el de Huapango, es también presa, se forma con las descargas del río Timilpan y Arroyozarco, y era parte de la enorme hacienda que se ha vuelto emblemática para el tema del Camino Real de Tierra Adentro, la hacienda de Arroyozarco. Hay otra hacienda por el rumbo, la que lleva el mismo nombre del presa-lago: Hacienda de Huapango.

   Es invierno, estamos sintiendo los embates de uno y otro de los frente fríos y, al andar por los rumbos de Timilpan, nos llegan las oleadas casi gélidas para mi termostato, las cuales armonizan con el paisaje que vemos: cerros, colinas, montes, muchos de ellos llenos de pinos, fresnos, robles y cedros, otros totalmente devastados, talados, arrasados y no es para menos, el rumbo fue, por muchos años, siglos más bien, zona productora de carbón, incluso, hoy día, vemos salir, a lo lejos,  humaderas de entre los árboles, pues carbón se sigue produciendo por ahí.

   Son muchas comunidades, muchos ranchos, los que fuimos visitando, algunos otros solamente los vimos de lejos, me comentan que la zona es "chatarrera", esto debido a que por ahí es en donde se acumula todo tipo de fierro viejo que luego será prensado y vendido a las empresas recicladoras. Todo esto le va imprimiendo un sello característico a la zona.

     Pasamos por Palmitos, Bucio, Cañada de Lobos, San Nicolás, Huapango, Yondejé, Santiaguito y Maxdá; visitamos también la cabecera municipal: San Andrés Timilpan. Las fotografías que irás viendo corresponden a esas comunidades en donde la constante es un panorama de mucha tranquilidad, poco tránsito, tanto de gente como de vehículos. Tengo entendido que esta parte del Estado de México es de las menos pobladas, en todo el municipio hay poco más de 15,000 habitantes.

   Este número de 15,000 personas que viven por acá, contrastan con los abrumadores números que hay en otros municipios del Estado de México, como el de Ecatepec, que cuenta con 1'750,000 habitantes, o el de Netzahualcóyotl, con 1'200,000, y Naucalpan con casi un millón de habitantes. Debemos considerar que el Estado de México es el más poblado del país, cuenta con poco más de 15 millones, repartidos en 125 municipios. Hacemos a un lado la estadística y seguimos conociendo Timilpan desde la óptica de El Bable.



   La parroquia de San Andrés, en la cabecera municipal.

  Vemos varios vestigios de la arquitectura vernácula propia de la región norte del Estado de México.



  Por acá se mantiene la tradición de las cuelgas de los santos. Esta "cuelga" son una especie de collares que les ponen a las imágenes.


   Interesante ángulo en donde apreciamos el modo constructivo, adecuado para la zona en donde hace frío buena parte del año.





   Es tradición por todo este rumbo de nombrar a lo que conocemos por "tiendita de la esquina" como Lonja, o Lonja Comercial.

   Es común por la zona la piedra volcánica, esto debido que no muy lejos de ahí se levanta el Xocotepétl, mejor conocido como el cerro de Jocotitlán.

  Estas rocas seguramente son a consecuencia de la erupción del Xocotepétl.











   Seguiremos recorriendo el Estado de México...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada