sábado, 17 de septiembre de 2016

De cuando México se llamaba La América del Septentrión

   México no siempre se llamó México, México era la ciudad, la capital del virreinato, el que tenía por nombre Nueva España. Y cuando lo que conocemos por México se independizó el documento emitido se tituló como Acta de Independencia del Imperio Mexicano. Pero en 1821 México no era aun un Imperio, se creó una Regencia, que es una especie de etapa de transición de una Casa real, mero en México no había Casa real, creo que desde ahí comenzaron las cosas mal... o, mejor dicho, siguieron mal.

   La mencionada regencia duró 8 meses, del 28 de septiembre de 1821 al 18 de mayo de 1822, en l anoche de este último día se proclamó el Imperio Mexicano. Fue efímero pues el 19 de marzo de 1823 Iturbide abdicó y acabó así el Imperio que duró solo diez meses. Fue Antonio López de Santa Anna quien encabezó el movimiento en contra del Imperio, para el 6 de diciembre de 1822 proclama el Plan de Veracruz en el cual, entre otras cosas dijo:

   "La América del Septentrión es absolutamente independiente de cualquiera otra potencia sea cual fuese". Y no fue hasta el 1° de noviembre de 1823 que se proclamó la República Federal de México, es decir, entre que dejó de ser Imperio Mexicano y se formó una República, esto que conocemos por México se llamó la América del Septentrión. El nombre volvió a cambiar el 4 de octubre de 1824 a Estados Unidos Mexicanos.

  Hay un detalle más que observamos al leer ese Plan de Veracruz, pues en las Aclaraciones al mismo plan en el Artículo 21 dice: "Se observarán las disposiciones publicadas por el señor don Antonio López de Santa-Anna en nuestro glorioso grito de libertad del 2 de este mes, las que fueron consultadas con la excelentísima Diputación Provincial y son a la letra como siguen". ¿Esto quiere decir que, además del Grito del 16 de Septiembre de 1810, hubo otro el 2 de Diciembre de 1822? Pues sí y no.

  Sí hubo tanto un grito el 16 de septiembre como el 2 de diciembre, uno en 1810, el otro en 1822, pero el Grito que nosotros conmemoramos el 15 de Septiembre es otra cosa, ya que en el lenguaje militar el "gritar" es convocar a algo. Miguel Hidalgo lo hizo para romper con la imposición española, Santa Anna lo haría para romper con la autoimposición de Iturbide.

  Ahora bien, en cuanto a la América del Septentrión, esto era debido a que todavía en las primeras décadas del siglo XIX, los puntos cardinales se conocían con sus antiguos nombres. "Septentrión deriva etimológicamente del latín septentrĭo, -ōnis, (septem, siete y trio, -ōnis, buey). Los romanos llamaban Septentrium "siete bueyes" a las siete estrellas que conforman la constelación popularmente conocida como "El Carro", que es, supuestamente, la cola y las piernas de la Osa Mayor. Lo denominaban así por una creencia antigua que les hacía pensar que siete bueyes tiraban permanentemente de la esfera celeste, haciéndola girar sobre el eje que pasa por la estrella polar. La palabra no ha variado durante este tiempo, y derivó a "septentrional" y "septentrión" con el significado de "norteño" o "procedente del Norte". Esta palabra se usa en general para referirse al norte y en particular para la Osa Mayor, el polo Norte y también a cierto viento procedente del norte" (Wikipedia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada