sábado, 21 de septiembre de 2019

Los principales "Anti" héroes mexicanos

  El tema de esos personajes de la historia que son los más despreciados, incluso odiados por algunos, los que podemos calificar como antihéroes, especialmente ahora que de los "Cuentos" aquellos que comprábamos en los puestos de los portales o cercanos al kiosco de la plaza principal de la ciudad, pasaron a ser, luego de tres décadas, denominados como "Cómic", poco tiempo después se volvieron películas y se convirtieron la mayoría de ellas en éxitos de taquilla. Es en todas esas publicaciones que hay el "Antihéroe", el antagónico que debe existir en todo buen relato de novela escrita u obra de teatro para llevar el justo equilibrio de la trama. Y no es por justicia ni por equitatividad que en la Historia de México hemos ido creando estos personajes calificados como "nefastos", más bien se han creado por desconocimento de sus acciones y, sobre todo, falta de información de la época en que vivieron y todo el entorno, su cotidianidad y la vida que se vivía en ese momento.

El elenco de Antihéroes es grande, no nos iremos con lupa a escudriñar la larga historia nacional, solamente anotamos los que por obvias razones son los más conocidos. Seguramente en la época prehispánica hubo algún personaje que podríamos incluir en la lista de los "Anti", pero no me viene a la cabeza ninguno. En la siguiente etapa, la Virreinal, está sin lugar a dudas Hernán Cortés, bien podríamos incluir ahí a Nuño de Guzmán, Pedro de Alvarado y tantos otros más; pero solamente nos hemos engalanado con colocar en la cúspide de los "Anti" al Conquistador de México. Hay un interesantísimo ensayo al respecto en la revista Letras Libres, lo puedes leer aquí

  Los Antihéroes de la Guerra de Independencia son muchos, y al que se le colocó con esa villanía fue, sin lugar a dudas a Agustín de Iturbide. En la revista Nexos de septiembre 2002 hay un artículo que lo define así: "... para 1824 iturbide era el primer traidor absoluto de la historia nacional, uno de esos villanos indispensables para las historias patrias". (Leer completo el artículo.)

  En los tiempos de total inestabilidad política que abarca las décadas del treinta y cuarenta del siglo XIX, fue a un personaje al que siempre recurrieron para que encabezara el poder, elecciones propiamente nunca las hubo y él nunca tomó por la fuerza la silla presidencial, siempre se la ofrecieron y la aceptó once veces. El Antihéroe por excelencia es, sin lugar a dudas, Antonio López de Santa Anna.

  Maximiliano de Habsburgo llegó a México engañado y con muchas ilusiones, su Imperio duró tan solo tres años y acabó mal, fue fusilado. Se le catalogó como "invasor", razón suficiente para entrar en la lista de los "Anti", sin embargo, gracias a él, es que buena parte de la historia nacional fue recuperada y, además, hubo los primeros indicios para entrar en la modernidad.

  El final del siglo XIX y la primera década del XX el poder lo tuvo en sus manos Porfirio Díaz, tres décadas duró su mandato gracias a las reelecciones hasta que llegó aquello del "Sufragio efectivo, no reelección". Exiliado en Francia, allá murió y pasó, prácticamente desde que abordó el Ipiranga, al grupo de los "Antihéroes mexicanos". Luego comenzaría el periodo de la Revolución y desde entonces la lista a crecido enormemente, pero, al estar tan cerca ese tiempo de nuestro tiempo, aun no se ha institucionalizado la lista de los Antihéroes mexicanos del siglo XX, ni que decir de los del XXI.

  Sobre Porfirio Díaz hay un excelente ensayo, en el mismo número de Letras Libres, lo puedes leer aquí.

2 comentarios:

  1. Definitivamente esa es la lista básica de Antihéroes para la historia mexicana. Aunque todos tienen sus claroscuros y son personajes muy complejos, la historia facilona es que eran malos, malos y hay que mandarlos al basurero de la historia.

    En el caso de Cortés: héroe en España y villano en México, aunque fuera su fundador y del grupo de los "ganadores" en la conquista.

    Iturbide podría ser villano para España y héroe y Libertador para México, un Bolívar mexicano. Pero pasó a la historia oficial como un traidor enfermo de poder al estilo de Díaz.

    Excelente publicación y Blog.
    Un detalle, casi al final dice siglo XXXI en lugar de XXI.

    ResponderEliminar