jueves, 12 de febrero de 2009

Con L de Leocadio

Al fondo podemos ver el busto de Don Pablo L. Martínez, en este primer plano de las fuentes danzarinas de la plaza Mijares de San José del Cabo, Sergio Cantú logra captar una imagen única de la “Pericú danzante” GRACIAS SERGIO!

Hay un historiador de la Baja California que es imprescindible conocer, Pablo L. Martínez. Su obra es vasta y profunda, tiene el enorme mérito de haber sacado del anonimato eso que ahora se llama sudcalifoniedad, concepto que encierra todo lo que es la parte media de la península, esa característica que hace única a la gente aquí nacida.

Otro gran mérito que Don Pablo tiene es el haber recopilado concienzudamente, de todos los archivos parroquiales del estado; los orígenes y lazos de las familias que poblaron originalmente la península, su obra monumental Guía familiar de Baja California es un referente para todo aquél sudcaliforniano ansioso por saber su origen.

Busto de Don Pablo L. Martínez, en la rotonda de los Sudcalifornianos Ilustres de San José del Cabo.

En las Sergas Sudcalifornianas que el Instituto Sudcaliforniano de Cultura publica nos dice que:

"Don Pablo Leocadio Martínez Márquez se consideraba a sí mismo como josefino, por haber nacido en Santa Anita, una modesta ranchería ubicada al norte de San José del Cabo, en Baja California Sur. Fue el segundo hijo del primer matrimonio de su madre, Isabel Márquez con José Martínez. Tal como lo señala uno de sus biógrafos, Pablo nació en el seno de una familia que, al igual que el resto de los lugareños, se dedicaba a cuidar la huerta de frutales y a la crianza de algún ganado y de aves de corral.

Pablo Leocadio quedó huérfano de padre desde niño, hecho que lamentó toda su vida y al que hacía alusión constantemente. Tuvo un hermano mayor, José María, Chema, quien lo sobrevivió, ya que a él se le entregaron las escasas pertenencias de don Pablo, cuando éste falleció en la Ciudad de México, el 9 de enero de 1970, dos días antes de cumplir 72 años de edad".

Lamentablemente en la actualidad mucha gente se refiere a “la Pablo” por una colonia de San José del Cabo, o el tianguis dominical, ó tal vez porque han visto su busto en la plaza central, sin tomar en cuenta la enorme importancia que tiene, al haber registrado de tiempo y las cosas sucedidas en esta parte de México.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada