sábado, 29 de octubre de 2011

Antes y ahora: Alarma!

Alarma! irrumpe en el mercado nacional de las revistas el 17 de abril de 1963. No había cumplido un año cuando, gracias al caso de las Poquianchis su tiraje sube a 333 mil ejemplares semanales. Al poco tiempo y luego del rescate gramatical que sin ser ese su objetivo, causó tal sensación, que la edición aumentó exponencialmente a casi dos millones de ejemplares. Por rescate gramatical me refiero a la conjugación de los verbos en un tiempo ya en desuso que era propio del siglo XVI que es el Pretérito - Pluscuamperfecto en modo indicativo: Violóla - Matóla - Enterróla. En la foto vemos el número 41, publicado el 8 de febrero de 1964 con la sencilla portada del escándalo de la década: las Poquianchis.

En la actualidad Alarma! tiene las portadas más desgarradoras de toda la prensa nacional y, seguramente le sobra material para echar mano de él, dados los niveles de criminalidad que vivimos en la actualidad. Aquí vemos la portada del número 1006 del 9 de agosto de 2011, que por sí misma habla. Y, ahora que lo recuerdo, así como Mcdonalls, las hamburguesas tienen establecido esa medida de inflación en base al precio de sus productos en los distintos países del mundo. Si consideramos que en 1964 Alarma! costaba 1 peso, y el tipo de cambio era de 12.50 x 1 frente al dólar, esto quería decir que el costo en billete verde era de $ 0.08; en la actualidad la revista cuesta 12 pesos y el dólar anda en 13, quiere decir que está a $ 0.92, por lo tanto la inflación que representa en su precio es del 1,150%

¿Que de dónde saco lo del Pretérito-pluscuanperfecto del siglo XVI? pues verás, si leemos un libro publicado en Francia en 1753, de esos que le tenía prohibido leer a Hidalgo y a todos los que sabían leer entonces; encontramos una de las tantas referencias a esa conjugación tan usada en Alarma! que en ese momento era común y que hoy día la damos por propio de la revista. En este caso habla de Tersito: "...cierto griego, el hombre mas feo y mas contrahecho de todos los griegos; y tan defectuoso en el espiritu como en el cuerpo, aviendose atrevido a hablar mal de Achiles en el sitio de Troya, matóle este heroe de una puñalada..." (1)

Fuente:

1.-El gran diccionario historico o miscelanea curiosa de la historia sagrada y profana. D. Jospeh de Miravel y Cassadvante de la Real Academia de Historia y Canonigo del Sacromonte de Granada. Tomo octavo. En Leon de Francia de los hermanos Detournes, libreros, 1753.

No hay comentarios:

Publicar un comentario