sábado, 7 de abril de 2012

El templo del Señor de Villaseca, Mineral de Cata, Guanajuato.

La entonces villa de Guanajuato, comprendida dentro de los términos del Obispado de Michoacán que inauguró don Vasco de Quiroga y que, gracias a él se creó una idea de veneración muy fuerte a la imagen de un santo Cristo que en cada población se fue colocando, a medida de sus posibilidades. En unas, como es el caso de Salamanca, el santo Cristo hizo aparición luego de un intrincado recorrido desde Xilotepec y por manifestación milagrosa se quedó allí bajo el nombre de El Señor del Hospital. En el caso de San Felipe, su santo Cristo es conocido como El Señor de la Conquista el cual fue llevado desde Pátzcuaro, lugar donde se confeccionó hasta su destino pero, en el camino fueron asaltados y sacrificados los franciscanos que lo portaban. En Araró, en cambio, se hizo ese tan difundido sincretismo entre los rituales purépechas y el Catolicismo que dio por resultado El Señor de Araró.
.
El caso del santo Cristo que se venera en Guanajuato lleva en su historia que él llegó allí por disposición de un rico y Católico fiel venido de España que, con el fin de difundir su religión hizo traer tres Cristos para ser donados en México. Se dice que uno de ellos es el conocido como El Señor de Santa Teresa, intrínsecamente ligado al Señor de Ixmiquilpan, este, que ahora vemos, conocido como El Señor de Villaseca, y un tercero, se dice, que está en Mineral de Pozos, conocido como El Señor de los Trabajos. Sobre éste último hay dudas de que sea, efectivamente, el tercero de los Cristos traídos por don Alonso de Villaseca.

Hacia 1545 data por primera vez la referencia del Señor de Villaseca el padre Marmolejo en sus Efémerides Guanajuatenses: "El muy noble y generoso caballero D. Alonso de Villaseca, célebre en toda Nueva España por su insigne piedad y por las cuantiosísimas limosnas de toda especie que distribuyó, hace traer de España algunas imágenes sagradas, a fin de fomentar por medio de ellas el fervor y la fe de los naturales, recién convertidos a la religión verdadera.

"Dos de estas imágenes llegaron a adquirir grande celebridad, siendo ambas de Jesu-Cristo Crucificado y formadas con una pasta de cartón y engrudo. La primera es la portentosa del Señor de Santa Teresa de México, renovada después, en medio de inauditos prodigios; y la segunda, la que tomó su advocación del apellido del Sr. D. Alonso, siendo hasta el día conocida y venerada con el nombre de "El Sr. de Villaseca". Esta fue traída algunos años más tarde a Guanajuato, como veremos en su lugar, y recibe en el Templo de Cata las más fervientes adoraciones de los fieles, a quienes colma de beneficios". (1)

El tiempo pasa, el templo de la mina de Cata se construye, era 1709 cuando inició la obra que llevó largos 80 años concluir, al final, como sucedió en Valenciana, las torres no fueron terminadas. Los datos que sobre los Cristos traídos por don Alonso de Villaseca a México no son del todo precisos, o al menos, las fuentes que he consultado no han sido las suficientes y surge una duda, si ese tercer Cristo que, como lo veremos, se denominó "Cristo de Guerrero" es el mismo que el Señor de los Trabajos; o, en todo caso, estamos hablando ya de cuatro Cristos por él traídos.

"Año de 1618. Por este tiempo, según refiere la tradición, fue traído a Cata la Santa Imagen del Señor de Villaseca, por un descendiente del Sr. D. Alonso, que fue, como ya lo saben nuestros lectores, quien lo hizo venir de España a mediados del siglo anterior: tanto D. Alonso como sus descendientes, se dedicaron a trabajos de minas en diversos lugares, como fueron Ixmiquilpan, Zacatecas y Guanajuato; a primer punto fue llevado el Sr. de Santa Teresa, el segundo el Santo Cristo de Guerrero, conducido por Agustín de Guerrero, yerno de D. Alonso, el cual construyó la hacienda que lleva su nombre, y trabajó en diversas minas; y al tercero, en fin, otro descendiente del tantas veces repetido D. Alonso, llevó la Santa Imagen, objeto de esta efeméride, trabajó varias minas y dedicó una hacienda, que, lo mismo que el venerado crucifijo, se llamó de Villaseca, por el apellido de su dueño, cuyas ruinas se ven aun frente al costado de la casa de ejercicios del expresado mineral de Cata.

Estos templos de tan magnífica y complicada construcción se llevan muchos años para ser concluidos, ya anotamos aquí que fueron 80 los requeridos para su total construcción pero, como solía suceder, los templos se inauguraban una vez que la obra en sí estaba ya concluida, no aun la decoración de ricos retablos, es por eso que leemos lo siguiente:

Año de 1725. Se estrena con una solemne función el hermoso Santuario de Cata, en el cual se venera la prodigiosa imagen del Señor de Villaseca: fue construido por D. Juan Martínez de Soria y por los dueños de la misma mina de Cata y la de San Lorenzo". Veamos algunos detalles más del interior del templo.





De que había riqueza en esta mina, también la había, no equiparable a Valenciana, pero riqueza al fin y eso lo demuestra la pintura que ahora vemos, una virgen María coronada, obra de Miguel Cabrera, uno de los pintores más afamados del virreinato.


Y había que rendir pleitecía al Rey y a la Casa Real, a los Austrias, esto lo vemos en el detalle, muy particular, de estos relieves en donde aparece en artística difusión o mezcla de ideas dos cosas, una el escudo real, del águila bicéfala, pero a la vez, integrado una especie de Pelícano, que, como ya hemos visto, era el símbolo del amor infinito de Dios.

Bueno, pero y cual es la milagrosidad del Señor de Villaseca, quizá te preguntarás, pues bien, la tradición comienza con este controvertido pasaje que corre de boca en boca, es decir, que es la tradición popular: "El primer milagro que realiza una imagen, considerada milagrosa, sucede en condiciones extraordinarias. En el caso del Cristo Negro: La memoria colectiva registra el asombroso primer milagro del Señor de Villaseca, aunque el padre Ramírez no lo asienta en su libro. De viva voz, en una ocasión nos contó que los antiguos recordaban que fue a una mujer que el Cristo favorece, por primera vez, cuando la protege de la ira del marido al ser descubierta llevando el almuerzo a su amante. Este se transforma en flores y perfume, ofrendas que la infiel, asegura, lleva a Jesús crucificado". Solo que yo me pregunto si esto que es un claro adulterio es permitido por la santa Iglesia... será?

Hermosos en verdad estos detalles en el pórtico de entrada al templo el cual nos muestran las simologías de la pasión y muerte de Nuestro Señor, notamos los datos, un clavo... no entiendo el significado de la mano, pero allí está. En otro artículo veremos la elaborada fachada del templo, por ahora, Sábado Santo, que en mis tiempos era llamado "Sábado de Gloria", es hora de irnos a dar buenos cubetazos de agua...



Fuentes:
.
Todo lo entrecomillado viene del libro Efemérides Guanajuatenses del padre Lucio Marmolejo. Imprenta de la Escuela de Artes y Oficios, Guanajuato, 1883
.
Para leer sobre El Señor del Hospital, entra aquí:
.
Para leer sobre El Señor de la Conquista, entra aquí:
.
Para leer sobre El Señor de Santa Teresa Ixmiquilpan:
.
Hay un magnífico templo dedicado al Señor de Santa Teresa:

7 comentarios:

  1. Saludos tengo un problema y me recomendaron pedirle al señor de Villa Seca por el
    Milagro que h u sinceramente ya estoy muy dolido y he hecho tantas cosas recuperar a. Alguien y te pido a ti señor alludame

    ResponderEliminar
  2. tengo una promesa con el señor de villaseca mi madre antes de morir le prometio que una de sus hijas va ir a su visita espero ir si dios me presata vida y si medan ni estimulo de los 20 años voy a vicitarlo y llevar un ramo espero que dios me ayude y ir a visirtarlo

    ResponderEliminar
  3. HOJALÁ PUDIERAN VER LA CANTIDAD Y VARIEDAD DE EXVOTOS, AGRADECIENDO LOS FAVORES RECIBIDOS POR EL SEÑOR DE VILLASECA

    ResponderEliminar
  4. En la comunidad de Chichimequillas fresnillo zacatecas veneramos al Sr de Villaseca, no se la historia de como llego aqui, pero a lo que estado leyendo es que uno de los tres cristos traidos de España fue donado a las minas de Zacatecas, mi pueblo es muy antiguo y fue habitado por ricos hacendados, quizas ellos lo trajeron. seria genial que este cristo tan hermoso fuera parte de estos tres.

    ResponderEliminar
  5. alguien sabe la oracion del señor de villaseca es un minibro de color oro, me lo regalron hace como 20 años y por el paso del tiempo se ha deteriorado. me gustaria contar con otro.

    ResponderEliminar
  6. Oracion al Sr. de Villaseca Te rogamos Sr. que mires conpasivo a esta familia tuyo
    por la cual Jesucristo no dudo en entregarse en manos de sus enemigos y sufrir el tormento de la cruz,tu que vives y reynas por los siglos de los siglos Amen.

    ResponderEliminar