domingo, 8 de julio de 2012

Antes y ahora: El paso inexorable del tiempo.

 Ciudad de México, 1970. Luis Echeverría Álvarez era investido como Presidente Constitucional de la República contaba 48 años. Quienes trabajaron junto a él decían de su fortaleza y se quejaban de las sesiones agotadoras que iniciaban muy temprano y terminaban muy tarde, regularmente en la madrugada del día siguiente. Sus discursos era largos como la cuaresma.

Tijuana, Baja Califronia, 2010. El Ex presidente de la República fue invitado a la inauguración de una serie de conferencias, contando ya 78 años. Esta fotografía la encontré por mera casualidad ayer que documentaba algunos datos sobre la construcción de la Carretera Transpeninsular, me sorprendió verlo y me hizo pensar en eso de la inexorabilidad.

1 comentario:

  1. Mejor no digo nada de este señor.
    Dios que le perdone.
    SL2!!

    ResponderEliminar