jueves, 6 de junio de 2013

La Parroquia de la Asunción en Jalostotitlán, Jalisco, la madera vuelta arte.

    Se dice que para 1734 se comenzó a construir este templo, al igual que todos los de la región de los Altos de Jalisco está dedicado a la Virgen María, en este caso, en su advocación de Nuestra Señora de la Asunción. La fachada es un cuerpo sencillo, son pocos los ornamentos que hay en su portada pero dentro se desarrolla un extraordinario trabajo en madera, sus pisos, como muchos otros de la región, fueron hechos con mezquite, árbol que abunda en los alrededores. Otro de los detalles que llaman la atención son las pinturas murales muy bien desarrolladas que nos transmiten algo de la historia de la advocación mariana a la que está dedicada el templo.

    Por si esto no fuera poco, las bancas de madera, colocadas en la tradicional doble hilera contienen un estupendo trabajo de marquetería simulada que da a todo el recinto un toque único, que no he visto en otro templo de los muchos que he visitado y que hemos visto en este Bable.

    Otra vez anoto que no hay necesidad de hacer descripción alguna de lo que allí vi, para ello mejor te comparto las fotos que apenas ayer tomé, quedé asombrado de lo que allí, dentro de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Jalostotitlán, Jalisco, existe.













 Este es uno de los tres lienzos monumentales que hay dentro de la parroquia, aquí lo que se muestra es una escena ocurrida el 1 de noviembre de 1950 en que proclamó el Dogma de la Asunción de María. El video de este suceso lo puedes ver aquí.






5 comentarios:

  1. Tantas veces he pasado, en vehículo, frente a este templo y nunca había entrado. No cabe duda que dondequiera existen tesoros inimaginables. Gracias por darlos a conocer.

    ResponderEliminar
  2. Pensé que ningun otro notaba los pisos. Gracias por su exhibición del piso en Jalostotitlan,Tengo photos de pisos guapos en Iglesias colonials.

    ResponderEliminar
  3. Hola, dando un paseo dentro de este mundo digital me encuentro con los viajes de Benjamín y me complazco infinitamente de que haya parado en este mi lugar de origen: Jalostotitlán, con una historia maravillosa, con gente buena, trabajadora y celosa de su raíz. Con unos artesanos maravillosos que a través del taraceado dan fama y reconocimiento al mismo pueblo. La tradición de la taracea en mi pueblo remonta a finales del siglo XVIII y principios del XIX, esto ha dado generaciones de artesanos de los cuales hoy solamente quedan 3 familias. Visitar los talleres y ver el proceso de la obra dará la dimensión del valor de todo lo que hemos visto en estas fotos. Cuando vengan a Jalos no dejen de visitar los talleres de madera taraceada de los hermanos Aguirre ubicados: uno en Alejandro Villalobos # 17 a una cuadra de la Parroquia de la Asunción y otro en Juárez # 47 a dos cuadras y media de la citada. Se deleitarán y les aseguro no se arrepentirán.

    ResponderEliminar
  4. Si, si quiere conocer un pueblo antiguo y bello no dude en visitar Jalostotitlan, Jal. donde puede conocer bellas chicas, conocer gente amable, saborear ricos platillos, admirar la parroquia de la Asunción sin pasar por alto el templo del Sagrado Corazón, y no olvidar el santuario de nuestra Sra de Guadalupe, animo Jalos les espera con los brazos abiertos.

    ResponderEliminar
  5. Hola. Mi bisabuelito era carpintero y ayudo poner la madera de mesquite en la Parroquia. Saludos.

    ResponderEliminar