jueves, 3 de septiembre de 2015

El fantástico templo de Guadalupe en Real de Catorce, San Luis Potosí.

   Te comenté hace poco que hay un templo que catalogo como "naif", por su colorido, que está en el panteón de Real de Catorce, está dedicado a Nuestra Señora de Guadalupe, me parece de los más bellos que he visto en este estilo, el cual, al haber cortos fondos para su decorado y no tener suficiente capital para levantar regios retablos tallados en madera y revestido en oro de hoja, se opta por pintar directamente en la pared una especie de retablo en el cual la fantasía se desborda y se incluyen cortinajes, ángeles y todo tipo de figuras que dan por resultado una obra magistral. Insisto, dentro de un arte que yo califico como naif, inocente, quizá indiano.

   Se dice que este templo fue mandado construir por un sacerdote que más que ejercer su santo oficio, se dedicaba a la minería y de allí obtuvo un fuerte capital pero, las circunstancias de la vida, es decir, la guerra de Independencia, lo hizo salir de sus propiedades en el Altiplano Potosino para regresar a su natal San Juan de los Lagos en donde perdió la vida. De este sitio vimos ya a detalle la tremenda pintura de ánimas que hay en el crucero derecho, también vimos ya el exterior en donde se localiza el cementerio y algunas tumbas en su interior, ahora nos dedicamos a observar, a detalle esta maravilla, insisto, de lugar.

   Cambio esta imagen al blanco y negro para que, al ver la que sigue, notemos esa explosión de color que nos hace cambiar totalmente la perspectiva.



   Magnífica es la cúpula. Algo curioso noto en las pechinas que la sostienen. Hay representación de cuatro mujeres que aparecen en el Antiguo Testamento: Ester, Débora, Judit y Abigail

   El retablo o pintura de ánimas.




   El símbolo del Cordero de Dios, sobre el Libro de los Siete Sellos.

   La comunión: el pan, representado con el trigo, y el vino, con las uvas. La Eucaristía al centro.




   Escenas de la Pasión, Muerte y Crucifixión en el crucero izquierdo.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada