jueves, 5 de mayo de 2016

De lo ocurrido cuatro meses luego de la Batalla del 5 de Mayo de 1862

  De pronto las fechas las confundimos, como ocurre el día de hoy 5 de Mayo, el cual es festejado con un tinte de fiesta grande en los Estados Unidos, de eso se ha hablado mucho, incluso los norteamericanos piensan que es hoy el Día de la Independencia, nosotros sabemos que no es así, a mi me tocó, hace varias (muchas) décadas, jurar la Bandera cuando fui conscripto (sí, yo lo fui, no pagué, fui a marchar cada domingo... bueno, no marchaba, pues preferí ser asignado a los programas de alfabetización). Y hoy, a 154 años de los acontecimientos encuentro, por mera casualidad, un documento que me hizo ver algo que desconocía totalmente... la enfermedad que padecía el general Ignacio Zaragoza... corrijo, (agrego), el joven general.

Ministerio de Guerra y Marina
Sección 1a.
   Al cumplir con el penoso deber de anunciar a V. por orden del C. Presidente, que hoy a las diez y cuarto de la mañana ha fallecido en Puebla, víctima de una fiebre maligna, el modesto general en jefe del benemérito ejército de Oriente, C. Ignacio Zaragoza, tengo el honor de acompañarle varios ejemplares del decreto que el mismo C. Presidente se ha servido expedir, para que en toda la República se celebren honras fúnebres en memoria de tan distinguido general; excitándolo a la vez, para que V., por su parte dicte las providencias conducentes, a  fin de que al tributarse aquellos honores, se proceda de una manera que dignamente exprese un recuerdo nacional de respeto y admiración al heroico ciudadano que en su glorioso triunfo del 5 de Mayo, nos dejó trazada la senda que debemos seguir para hacer grande y feliz a nuestra patria, y en su corta vida pública, ejemplos de abnegación, de valor, desinterés, moralidad y otras mil virtudes cívicas y militares difíciles de imitar.

Libertad y Reforma, México, Septiembre 8 de 1862.
Blanco.

Ministerio de Relaciones Exteriores y Gobernación.
   El C. Presidente de la República se ha servido dirigirme el decreto que sigue:
   "El C. Benito Juárez, Presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, a sus habitantes, sabed:

   Que en uso de las amplias facultades de que me hallo investido, he tenido a bien decretar lo siguiente:
   Art. 1°. Se celebrarán honras fúnebres en todos los lugares de la República en memoria del malogrado joven, benemérito general en jefe del ejército de Oriente, C. Ignacio Zaragoza.
   Art. 2°. Los gobernadores y comandantes militares fijarán en sus Estados respectivos los días en que deben tener lugar estos honores, cuidando de que se tributen al finado lo que le corresponde con arreglo a ordenanza, como capitán general del ejército con mando efectivo en él y muerto en campaña.
   Art. 3°. Todos los funcionarios y empleados públicos portarán luto por nueve días contados en la capital desde el día en que sea trasladado a ella el cadáver del ilustre general, y en los Estados desde el día en que se le hagan los honores fúnebres inclusive.
   Art. 4°. En todos los edificios públicos se izará el pabellón nacional a media asta por tres días, y se dispondrán durante ellos, en las ciudades donde se pudiere, un cañonazo cada cuarto de hora, de alba hasta la puesta del sol.
   Art. 5°. Los restos del general Zaragoza serán trasladados a esta capital, en donde se verificarán sus funerales el sábado 13 del corriente, a las diez de la mañana, debiendo concurrir a este acto todas las autoridades, corporaciones, funcionarios y empleados al Palacio Nacional para acompañar al C. Presidente hasta el Panteón de San Fernando. Allí antes de la inhumación del cadáver, se pronunciará una oración encomiástica, cuyo argumento será la sencillez de la vida, las sólidas virtuales y los eminentes servicios del joven general.
   Art. 6°. El Gobernador del Distrito, el Ayuntamiento de la ciudad y Gobernador de Palacio, dictarán las providencias convenientes para que los funerales tengan toda la solemnidad posible.

   Por tanto mando se imprima, publique y circule y se le dé el mas exacto cumplimiento. Dado en el Palacio de gobierno general en México, a 8 de Septiembre de 1862.

Benito Juárez.

   Al C. Lic. Juan Antonio de la Fuente, ministro de Relaciones Exteriores y Gobernación.
Y lo comunico a vd. para su inteligencia y fines consiguientes.

Dios, Libertad y Reforma. México, Septiembre 8 de 1862.

  Si te estás preguntando el por qué se le menciona en esos documentos que acabas de leer como "el joven general", eso es debido a que Zaragoza contaba 33 años cuando murió. Zaragoza había enviudado el 13 de enero de 1862, la batalla del ejército de Oriente contra los franceses fue el 5 de mayo, apenas 4 meses después, otros 4 meses luego, moriría el general.

Más sobre el tema lo puedes leer aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada