lunes, 30 de mayo de 2016

De mezquites y huizaches por los rumbos de Teocaltiche

    Hace calor, verdad. Esta por concluir el mes de mayo de 2016 y el comentario que oímos en estos días es el calor que estamos padeciendo. Viví 30 años en la costa, a nivel del mar en donde, dice el dicho, "la vida es más sabrosa"... bueno, agregaría al dicho que " a veces", a veces es más sabrosa la vida cerca del mar pues cuando ocurren estos fenómenos dudo que la sabrosura del mar sea tal (ojo, yo no hablo del paquete 3 días 4 noches en que aun a 40° disfrutamos plenamente el mar y sus temperaturas, hablo de vivir permanentemente en la costa).

   Comento esto del mar, el calor y el cambio climático porque anoche sentí un calor de tal magnitud que tuve que dormir con el ventilador puesto de lo contrario me era sumamente incómodo estar acostado. Pero no estoy a nivel del mar, estoy a 1,761 metros sobre el nivel del mar, así que... estamos en problema, problema que sentimos y experimentamos todos los días y que padecemos, al igual, todos los días. Contaminación, basura sólida, basura invisible, gases, ruidos arriba de los decibles de tolerancia, iluminación excesiva... ¿que nos falta? ah, sí... algo peor: la tala inmoderada, no acabamos de aprender a convivir con la naturaleza siendo que la naturaleza es la que no da todo, pero si no la entendemos, si la destruimos nos dará lo malo.

   Me explico. Recuerdo que hace unos 10 o 15 años (tal vez más) hubo una crisis en la industria tequilera, pues se cortó tanto agave, sin prevenir que la planta tarda 7 años en llegar a la madurez que, como no se plantó a su debido tiempo, de pronto no hubo agave y no hubo la materia prima con la que se produce el tequila. Usando este ejemplo creo que, por este rumbo que abunda(ban) los mezquites, si no se reforesta ahora, dentro de poco tendremos que el desierto de Sonora llegará hasta Los Altos de Jalisco.

   "El crecimiento de las zonas áridas y semiáridas en México hace necesario una profunda reflexión para manejar adecuadamente y hacer productivas estas áreas tan desatendidas. Por lo que se refiere a los recursos bióticos la vegetación tiene un papel relevante; entre los elementos vegetales conspicuos de estas regiones se encuentra el mezquite, el cual tiene gran importancia ecológica y económica debido a la utilidad de sus diversos productos.

   El éxito del mezquite para establecerse en ambientes áridos y semiáridos se debe a las adaptaciones que posee para obtener y hacer uso eficiente del agua, destaca su sistema radical profundo que lo hace así independiente del agua superficial, razón por la cual es una especie freatófila, sus hojas presentan una anatomía que les permite economizar agua, sus estomas se cierran cuando incrementa el déficit de presión de vapor, asimismo las hojas se pliegan al mediodía para disminuir el grado de insolación.

  "En la sociedad moderna el mezquite es una planta especialmente útil; es valioso para la alimentación del ganado, ya que sus vainas son altamente nutritivas y los retoños tiernos son comidos por los bovinos y otros animales; el tronco y las ramas son aun usados como postes para cercas y como leña. La madera, que tiene una gran firmeza, se emplea para fabricar pisos de parquet, la leña catalogada como una de las mejores del mundo por su alto contenido calórico, y el carbón, gozan de muca demanda en los restaurantes en que se preparan carnes asadas, asimismo la miel proveniente del mezquite tiene gran demanda por su calidad". (1)

    Técnicamente al árbol de Mezquite lleva el nombre de Prosopis, se dice que hay más de 40 especies, de ella 10 crecen en México, 2 abundan en Jalisco, la Juliflora, la otra Laevigata. Ahora, caminemos por un mezquital, bueno, lo que queda de él... aquí, por Teocaltiche, Jalisco.
















Fuente:

1.- Flores Tena, Francisco Javier. Atributos ecológicos y aprovechamiento del mezquite. El texto completo lo puedes leer aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada