lunes, 27 de febrero de 2012

La parroquia de San Jerónimo Aculco, Estado de México

Como todo pueblo que se respete, el punto central del mismo es siempre su templo, en este caso su parroquia de la cual se ubicarán en su rededor los puntos más importantes. El ayuntamiento, el jardín principal, los portales... eso fue una orden dada por el mismo Felipe II cuando dictó su Ordenanza en la que se establecían, entre otras cosas, que en esos lugares debería haber un punto "decente" para el sano comercio de la población que eran los portales. Así pues estamos en la parroquia de San Jerónimo en Aculco, estado de México.

Algo que no me ha sido posible conocer aun es lo fue fuera el convento, el cual se comenzó a construir junto con el templo en 1540. Vemos un notorio contraste en el portal bajo, el que fue, supongo, "portal de peregrinos" y la terraza superior, en la que, evidentemente fue más que restaurada, reconstruida; como quiera nos damos una idea de como lucía en sus momentos de esplendor.

Me llaman la atención las vigas y el uso de pilares cuadrados partiendo de una base redonda...

La fechada del templo es, aparentemente sencilla, pero está llena de interesantes detalles, como estas curiosas placas dispuestas simétricamente, en donde leemos: SOLIDEO HONOR ET GLORIA. Quizá esos angelotes que aparentan sostener y custodiar la placa no son de la misma pieza y por eso se han roto...

Aquí el del lado izquierdo, que está aun más dañado. Quizá fue en la revolución o en uno de los tantos episodios dramáticos en que aguerridas tropas pasaron por Aculco cuando fueron destruidos...

Aquí notamos claramente que, como era tradición, el templo estuvo pintado totalmente, aun en la cantera labrada, en donde aparecen vestigios de color amarillo en el entramado del diseño.

Aquí lo notamos también pero en color blanco.

Como marcaba también la tradición, los muertos o sus recuerdos reposaban primero dentro del templo, si es que las posibilidades económicas eran suficientes, de lo contrario a la entrada del mismo, como es el caso que vemos en esta placa de 1896.

En la parte alta de la base de la torre vemos esta placa con una cruz que me da la impresión de ser de Santiago, o un poco flordelisada, (eso habría que aclararlo) y a sus costados el anagrama de IHS (Iesus Hominum Salvator) y la del XPS (Xhristos, en griego).

Y en la parte media de la torre aparece esta cruz, la placa dice: ANNO 1900. Jesus Christus Deus Homo ___ergen at Imperat. Supongo fue colocada al comenzar el siglo XX como ritual de bendición para el nuevo siglo.

Al centro vemos esta tremenda mutilación. No sé si fue por causa natural, cuando el terremoto de 1912 o no encontraron otro sitio para colocar la placa que dice: Marzo 1914. Reparación a este templo con motivo terremotos Noviembre 1912. Allí lo que se está cubriendo es buena parte de la escena de San Jerónimo en el desierto, a la izquierda el ciprés y a la derecha el león, que son parte de sus atributos.

La ventana del coro con sus ángeles de estilo indiano. Al parecer en la parte alta hubo pintura de color rojizo.

Y en la parte alta alcanzamos a ver un interesante retablo con una escena de la Inmaculada, vemos arriba al Padre Eterno; al centro el Espíritu Santo; a su izzquierda algo que parece ser el Espejo de la Sabiduría, debajo de él un personaje que me da la impresión de llevar un traje indígena con el anagrama de María; a la derecha del Espíritu Santo aparecen unos ángeles que dejan caer una leyenda que enlaza con la monja de abajo. No alcanzo a leer lo que allí dice que es en latín y la monja quizá se trata de Sor María de Jesús Ágreda, quien destacó en el barroco del siglo XVII español por defender la pureza de María.

Me llaman la atención las torres que hay en todos los templos antiguos del estado de México, las que son formadas con cuerpos más bien cortos, en la de Aculco vemos tres más el capitel.

En el interior del templo lo primero que salta a la vista es esta magnífica escena de Nuestra Señora del Monte Carmelo rescatando las ánimas del purgatorio, las cuales llevan todas, un escapulario.

Estaba por concluir el siglo XVIII cuando fue terminada la pintura.

El altar mayor...

Dicen que hay una pintura de Cabrera en el interior de la parroquia de Aculco, quizá sea esta... de ser así estaríamos frente a una "Tocada" más.

Y una maría policromada, muy influenciada por los riquísimos colores usados en Tepotzotlán...

En la hoja izquierda de la puerta principal, que ha sido ya muy maltratada por el paso del tiempo (y de los humanos) quedan solo las siluetas de lo que eran los labrados centrales, como en este caso que alcanzamos a distinguir una escena de San Jerónimo con el ciprés y el león.

En la hoja derecha supongo que la silueta corresponde a un San Miguel Arcángel.

Y saliendo ya del templo nos encontramos con el atrio, en el cual tratan de sobrevivir a los años y a las malas intervenciones arquitectónicas, las capillas poza, en cada uno de los ángulos.

La segunda...

y la tercera...

y, claro está, la cuarta y última.

El muro perimetral del atrio con su interesante diseño, alcanzamos a ver las Estaciones del Rosario... interesante y lleno de detalles es este templo. Aculco amerita una vista más.
.
De Sor María Ágreda habíamos visto ya una portada en donde ella está incluida, es en la Misión Franciscana de Landa en la Sierra Gorda de Querétaro, entra aquí:
.
Para leer más sobe San Jerónimo en Aculco, entra aquí:
.

5 comentarios:

  1. Recien empiezo a enterarme (a través de tu blog) de toda la grandeza de Aculco. Gracias una vez más.

    ResponderEliminar
  2. Tu siervo humilde e indigno siempre había pensado que IHS viene de "In hoc signo" vinces. ¿Cómo ves?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bob: ambas acepciones son aceptadas por la S. I. Católica A. y R. Saludos

      Eliminar
  3. solo para comentarqueel cuadro de miguel cabrera esta en la sacristia del templo y se trata de la ultima cena , el retablo de la fachada presenta las bodas misticas de santa rosa de lima , buen articulo.

    ResponderEliminar