martes, 21 de febrero de 2012

La danza de El Torito: El Carnaval en Guanajuato?

Quizá estoy confundiendo una danza con la otra, ambas llevan el nombre de El Torito, una de ellas, es algo espectacular, son los Toritos de Tarímbaro y Charo en Michoacán. Seguramente los hay en otras poblaciones de ese estado pero yo solamente conozco lo que en esos dos lugares hacen: unos toritos que llegan a ser verdaderamente monumentales y que desfilan por las calles en gran jolgorio. Esas representaciones son propias del Martes de Carnaval y hoy es precisamente ese día, mañana será Miércoles de Ceniza e iniciará la Cuaresma, por ende la vigilia.

Esta danza del Torito fue introducida a la Intendencia de Guanajuato por un grupo de peones encasillados (como se les llamaba a los que trabajaban y vivían en las haciendas) por los rumbos de Silao, en la Hacienda de Chichimequillas. La danza encierra un profundo significado el cual, al paso del tiempo se ha ido perdiendo o, se ha ido cambiando de su idea original, aunque los personajes se mantienen igual desde su creación, la cual busca burlarse de los hacendados ridiculizándolos.

Vemos en esta danza una constante que, indudablemente es la raíz de su origen y si no es precisamente el origen si es la raíz que mantiene la idea de las antiguas festividades de los pueblos originales de México, los pueblos indígenas, ya que el uso de la flauta y el tambor está presente, en un sonido un poco monótono pero altamente embriagador.

Los personajes son 9: el Toro, el Caballito, la Mulita, la Maringuía, la Borracha, el Viejo, el Moco, el Diablo y la Muerte. De ellos hay dos personajes que me llaman la atención, uno es el Moco, que vemos con el traje en verde que es una especie de ser maligno; el otro es el Caballito que representa al Hacendado y va elegantemente vestido a la usanza del XIX montado en un pequeño caballo, de allí su nombre.

Las máscaras han ido evolucionando en cuanto al material con el que son confeccionadas, pero la forma, el diseño sigue siendo el mismo que se usa en todas las festividades de Carnaval tradicional que hay en los estados de México, Puebla, Tlaxcala y Morelos, las cuales se originaron a partir de los Bailes de Máscaras que los españoles hacían, en los cuales estaba prohibido el acceso a los indios. Estamos pues, ante una fusión de ideas, un mestizaje que se dio en estas Carnestolendas.

Al leer un compendio de las tradiciones que hay en Silao, Guanajuato, en el libro de José Rizo (1) encuentro allí la transcripción de un estudio que se hizo de las danzas tradicionales que se ejecutan en el estado de Guanajuato y, sobre el Torito dan varias versiones que cambian ligeramente una a la otra en lo que es la representación que vemos, una de ellas, quizá la más interesante, dice así: (a la que vemos en la foto es la Maringuía.)

"En el momento de terminar las labores agrícolas y como una acción de gracias por el buen término de las cosechas y por los grandes beneficios recibidos, se realizaba una fiesta en honor al Santo Patrono...

"Al momento de estar en plena fiesta se descuida el ganado y por diversos motivos un toro sale de los corrales y llega a donde se está efectuando la fiesta y, al observar lo ocurrido, el patrón o el hacendado (personificado en la danza por el Caballito -lo vemos en la foto-) sale al encuentro del toro tratando de lazarlo por lo que lleva en su mano derecha la reata, floreándola, y en su mano izquierda las riendas del caballo; tras realizar varios intentos por sujetar al toro y no lograrlo, desiste y quien lo sigue intentando es el caporal -conocido en la danza como la Mulita-, que personifica a todos los peones.

La Mulita sale al encuentro del toro, el cual la embiste, por lo que la mulita trata de hacer diversas suertes de la charrería para detenerlo, pero no logra sujetar al torito y lo único que hace es adentrarlo más hacia la fiesta. En su carrera, el torito se encuentra con la Maringuía (cuarto personaje de la danza), hija del hacendado y pretendida del capataz, que era un criollo. La Maringuía trata de distraer al toro toreándolo.

Mientras tanto, la criada de la hacienda -la Borracha, personaje de origen mestizo o mulato, observa como la Maringuía mueve su mandil para torear al toro y, en un estado de embriaguez, trata de hacer lo mismo para distraerlo con el fin de que deje a su patrona.

Mientras todavía está la Borracha con el Toro, llega a rescatarla su esposo, el jorobante, llamado también Moco, por su máscara. Este personaje representa al mozo de la hacienda, el cual trata de distraer al toro con brincos, silbidos, gritos, pero lo único que logra es hacer enojar más al toro. El Viejito o Ermitaño al ver la desesperación del Moco para evitar al Toro, sale en auxilio suyo y de todos los personajes con sus súplicas y sus oraciones religiosas.

Su actitud calma al Toro pero no logra meterlo en los corrales, en ese momento aparece el Diablo, la contraparte del Viejito, para impulsar al Toro a que acabe con todos los personajes, por lo que lleva un látigo que azota en el Toro para hacerlo enojar, por lo que el Toro, enojado, comienza a perseguir a todos los participantes de la danza para darles muerte.

El toro acaba con todos, personaje por personaje, incitado por el Diablo, a quien también da muerte. Por último -para terminar la danza- la Muerte da cuenta del mismo toro, quedando como único personaje reinante en la tierra del que nadie escapa". (2)

Esta danza, dentro de las evoluciones que ha tenido en Guanajuato, se ha extendido a toda la región noroeste, y no es privativa de las fiestas de Carnaval, sino que se realizan durante las fiestas patronales de cada templo, las fotografías que estamos viendo las tomé en la ciudad de Guanajuato, la danza de niños y adolescentes la vi en la fiesta de San Sebastián y el ritmo que llevaba la flauta era en verdad interesante, se iba entremezclando la música tradicional con los ritmos de las rondas infantiles más conocidas, como la de "la rueda de San Miguel". Esas son las fotos tomadas en la noche.

En cambio, las fotos que se ven tomadas en el día, fueron de otro grupo que en la explanada de la Alhóndiga pude admirar, allí la música era repetitiva y, como ya lo dije, era en verdad embriagante el ritmo acompasado que llevaba la flauta y el tambor. Y la pregunta surge: Por qué será que una buena cantidad de danzas tradicionales incluyen a un toro como personaje central? Eso nos lo llevamos como tarea para, más adelante, encontrar la respuesta.







Fuentes:
1.- Rizo, José. Un paseo por las historias de Silao. Ediciones La Rana. Guanajuato, 2008
2.- Zúñiga Orozco, Luis. Historia de la danza en Guanajuato. Universidad de Guanajuato. Guanajuato, 1997.

8 comentarios:

  1. Gracias por ilustrar al respecto, espero en algún momento poder ver esa representación.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Que bonito!
    Que alegría leerte. Me encanta.
    Hasta hoy pude entrar a la red!!
    Haz un libro!! Plis!!

    ResponderEliminar
  3. como se toca la flauta en la danza del torito

    ResponderEliminar
  4. esta es la danza del to rito san jo se 32 años rescatando la tradi cion gracias ati por publicarlo tel. 7312953

    ResponderEliminar
  5. gracias por publicar esta imformacion

    ResponderEliminar
  6. esa es toda la historia pero hoy en dia hay mas personajes como el charro q es una mascara ya seade fox ode emiliano zapata

    ResponderEliminar
  7. tenquiux era justo lo q nesesitaba

    ResponderEliminar
  8. Soy del coecillo silao. la verdad nunca supe el verdadero significado de la danza, ahora que estoy aca en california me voy enterando, que verguenza pero asies, grasias x tu publicacion ahora yo les voy a ensenar a mis hijos, dios me lo bendiga.

    ResponderEliminar