miércoles, 30 de mayo de 2012

Las esculturas en el Santuario de Jesús Nazareno en Atotonilco, Guanajuato.

Este es el altar mayor del Santuario de Jesús Nazareno en Atotonilco, Guanajuato, destaca la imagen, claro está de un Jesús Nazareno coronado con espinas, cargando una cruz y de rostro dolido. Fue colocado por el padre Alfaro el 20 de julio de 1748, se dice que es manufactura de Miguel Antonio Martínez de Pocasangre aunque, él era pintor y fue el encargado de realizar la excepcional pintura mural en el Santuario. Un nombre más debemos agregar a fin de adentrarnos en la abundante historia de Atotonilco, la del padre José Mercadillo Miranda.

El padre Felipe Neri de Alfaro fue quién construyó el santuario y fue agregando capillas y organizó y levantó la Santa Casa de Ejercicios. Pocasangre fue el artista que plasmó lo que se considera una de las mejores obras del barroco mexicano, en las paredes del Santuario, ellos fueron contemporáneos, de mediados del siglo XVIII. Y el padre Mercadillo fue quien, en buena medida, dio a conocer la existencia del arte contenido en el Santuario en la década de los treinta del siglo XX.

Fue el 8 de julio de 2008 que la UNESCO le dio el título de Patrimonio de la Humanidad reconociendo con ello la exquisita belleza que este recinto guarda. Para el año de 2010, en parte dentro de los festejos del Bicentenario y con los apoyos que la propia organización mundial otorga a los sitios Patrimonio, el recinto fue restaurado, recuperando en su totalidad el trabajo impresionante realizado por Pocasangre. En las siguientes fotografías veremos algunas de las imagenes de bulto y unas pinturas de santos, que allí existen.
San Isidro Labrador, cuya festividad es el 15 de mayo y que siempre encontraremos en toda capilla o templo rural. No es de extrañarnos que una buena cantidad de haciendas en México lleven el nombre de este santo; la razón es más que obvia.
San Luis Rey. (El padre Alfaro nació el 25 de agosto, día de San Luis Rey, de allí que se llame Luis) Educado en la devoción y el misticismo por su madre, Luis IX combinó su tarea de gobierno con un ascetismo que ha sido destacado tanto por la hagiografía católica como por comentaristas laicos (Voltaire llegó a decir que "No es posible que ningún hombre haya llevado más lejos la virtud"). Por momentos parecía un anacoreta, entregándose a prácticas de mortificación como el hacerse azotar la espalda con cadenillas de hierro los días viernes, o actos de auto humillación como lavar los pies a los mendigos o compartir su mesa con leprosos. (Wikipedia)

El señor de la columna. Otra de las imagenes que muestran la pasión de Nuestro Señor.
San Cristóbal, pieza fundamental de la "Leyenda Dorada".
Nuestra Señora del Refugio. (Refugio Pecatorum)
La virgen de Guadalupe custodiada por los dos más grandes iniciadores de la Sociedad de Jesús, San Ignacio de Loyola (izquierda) y san Francisco Xavier (derecha). Aquí debemos anotar que San Ignacio, el creador de los Ejercicios Espirituales, cobra especial importancia en este Santuario, debido a que es cosa habitual la realización de esos ejercicios, razón por la cual se construyo la Santa Casa de Ejercicios.
La Dolorosa, advocación de la virgen María, luego de la crucifixión.
El apóstol San Juan, sobrino de la virgen María, primo de Jesús, presente en la crucifixión (el único de los apóstoles testigos, tengo entendido).
 
El Padre Eterno y el Espíritu Santo.
Nuestra Señora del Rosario, advocación mariana, de las favoritas del padre Alfaro.


Santo Domingo de Guzmán, por quién el padre Alfaro tenía una gran devoción.

 
Si se me hiciera la pregunta de cuales son los sitios imperdibles que tenemos que visitar en nuestro país, definitivamente el Santuario de Jesús Nazareno en Atotonilco es uno de ellos.
Encuentro este artículo de lo más interesante sobre la vida del padre Luis Felipe Neri de Alfaro, te recomiendo lo leas, para fin de entender mejor las razones del por qué se construyó tan magnificamente el Santuario de Jesús Nazareno en Atotonilco.

http://www.preguntasantoral.es/2012/03/venerable-luis-felipe-neri-y-jesus-nazareno-de-atotonilco/
Si te estás preguntando como llegar allí, es muy fácil. Hay un servicio regular de autobuses (Flecha Amarilla o Coordinados) que pasan cada media hora, si estás en San Miguel lo tomas en dirección Dolores Hidalgo, a unos 14 kilómetros está El Cortijo, esa es la parada que te deja más cercana al Santuario. Caminarás solo un par de kilómeros desde la carretera. A un costado del Santuario están la tienda y café de las monjas que atienden la Santa Casa. Hacen comida muy sencilla y bastante buena, precios accesibles, el café de lo mejor. En la calle hay gorditas y algunas otras fritangas. No te sugiero ir en domingo, en las misas habitualmente hay mucha gente y no son bien vistos los que irrumpen en una oficio para ver el Santuario, en cambio si madrugas entre semana, lo verás en silencio, sin guías dando explicaciones ya que los tours llegan entre once y doce.

2 comentarios:

  1. Definitivamente y como dices, es único. Hay que llenarse los sentidos con todos los estímulos que nos brinda este lugar.
    Hoy, en mi segunda visita, tras la fiesta de Jesús Nazareno el día de ayer, el pueblo estaba revolucionado y el interior del Templo adornadísimo con flores. Entonces había una mezcla de olores interesantes, entre humedad, madera, yeso, flores de los altares. Y como insisto en lo de los estímulos sensoriales, pues completaba la propuesta una banda tocando en el atrio.
    Es un lugar mágico y supe de todo esto gracias a tu blog.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. HOLA
    MI PRIMERA VISITA AHI FUE COMO A LOS OCHO AÑOS,EN EL MES DE SEPTIEMBRE CREO LLEGABA DIRECTAMENTE A LA CASA DE EJERCICIOS Y AHI ME QUEDABA X OCHO DIAS COMO SE ACOSTUMBRA Y PUEDO DECIR HOY A MIS 23 AÑOS QUE ES LUGAR ENTRE MAGICO Y CON CIERTO MISTERIO QUE ATRAE Y OJALA PUEDA IR A VISITARLO YA RECONSTRUIDO

    ResponderEliminar