domingo, 24 de junio de 2012

El fruto de los cardones.

 Este que conocemos con el nombre genérico de cactus es el cardón. Característico del desierto de Sonora y abundante en toda la Baja California Sur. Es longevo, se dice que uno de estos ejemplares, como el que vemos en la foto tiene entre 250 y 300 años y seguirá en pie por muchos años (siglos) más. Los vemos imponentes en todo el paisaje de esta parte sur de la península y hay un tiempo, cuando está por concluir la primavera, que florecen.

 Al igual que todas las plantas del desierto, fu floración es efímera, en el mejor de los casos durará esa espléndida flor, abierta por espacio de 6 horas, su delicadeza y la intensidad del sol la hará marchitarse rápidamente, luego vendrá el fruto, el cual es esta bola que vemos en la fotografía.

 Y, en ocasiones, estos cardones se cuajan de flores, en este caso específico se debe a que está ubicado por una parte en donde es bombeada agua para regar el campo de golf de Cabo del Sol en Los Cabos, razón por la cual su intenso verdor y la cantidad de flores que produjo.

 El furto es una especie de pitaya, será difícil de comer debido a la cantidad de delgadas espinas que tiene, pero algunos pájaros de pico largo las podrán consumir. Se componen de docenas de pequeñas bolitas que al unirse forman esa gran bola, menor al tamaño de una pelota de tenis.

 Su interior tiene el característico color rosa mexicano que vemos en otros frutos, también de cactáceas. El que piense que no hay vida en el desierto, se equivoca. Hay y mucha.







1 comentario:

  1. Mi comentario: Para los antiguos californios fue fruto de gran valor para ellos, pues sus semillas al igual que las de la pitaya dulce y agria la molian para sacar una harina, para hacer algo similar al pinole y atole que degustaban en sus peregrinar por la peninsula. Actualmente con estas sequias, porque aqui si es gran sequia, los pajaros silvestres son los que disfrutan de la poca pulpa que se genera en el fruto pues la mayoria del contenido de la bolita es semilla, mas gruesa que la de la pitaya regional.
    El cardon ha sido compañero del ranchero sudcaliforniano en los mas remotos parajes de la California original, para de el aprovechar su madera y en algunos casos hasta de forraje para sus animales en los 3 o 4 años de sequia continua que ha tenido en algunas zonas la peninsula.

    ResponderEliminar