viernes, 22 de julio de 2016

De cruces de marcaje del siglo XVII y XVIII en Cuernavaca, Morelos

   A distancia estamos visitando Cuernavaca pues, cuando anduve por allí no me percaté de que sobrevive entre los muchos pueblos que fueron de indios y que en la actualidad se han integrado a la ciudad mantienen una vieja tradición asociada a las cruces atriales que, para ser precisos son las cruces de marcaje que delimitan los terrenos dados a cada pueblo. Habíamos ya comentado sobre el altépetl que era la organización social en el México prehispánico y si algo no había en ellos era la cordialidad entre unos y otros. De ahí (creo yo) que nos venga ese modo que tenemos en México de ser excesivamente localistas que nos lleva al extremo de pensar solamente en nuestra ciudad (si lo sabré yo que cada que hago una presentación debo de adaptar mi discurso a cosas locales de la población en donde me encuentre) y ya que estamos en una ciudad nos interesa solamente lo que ocurre en un barrio o colonia en específico y el extremo llega a que, cuando hablamos de un barrio nos interesa solamente la calle en la que vivimos...

   Esto lo vieron claramente los franciscanos, primeros evangelizadores en México, y fue así que, al congregar a los pueblos indígenas bajo el concepto de "pueblo de indios", asignaron un territorio para cada comunidad, territorio que quedaba marcado con cruces, algunas monumentales, como las que vimos en la calle Leyva en el centro de Cuernavaca. Esta vez veremos a través de Street Finder las cruces que han sobrevivido o que han sido reemplazadas (no lo sé) en los distintos pueblos que conforman Cuernavaca.

  Esta es la capilla de San Dieguito, vemos en lo alto una cuz, quizá era una de esas cruces de marcaje que, para protegerla de la barbarie (es decir la nueva "civilización") la colocaron en lo alto. Según el libro que anteriormente comenté (no tengo el título) existe una cruz del siglo XVII. Se trata de Acapantzingo.

  Estamos ahora en el pueblo de Chamilpa, aquí veremos claramente lo que fueron las cruces de marcaje, las que delimitaban el territorio del pueblo, tampoco sé si son las originales o han sido sustituidas, lo interesante aquí es que nos dice cuál era su función. Eran cinco, construidas en el siglo XVII. El templo está dedicado a San Lorenzo.






  Ahora estamos en el pueblo de Ocotepec, allí también hay cinco cruces, fueron instaladas en el siglo XVII, ignoro si son las originales, y leo en la página oficial de Ayuntamiento de Cuernavaca que las cinco cruces representan las cinco llagas. Esto hace mucho sentido pues la región tuvo fuerte presencia franciscana, para ellos, incluso llegan a ser el otro escudo de la orden. En este pueblo es en el único que he encontrado referencias sobre las cinco cruces en páginas de la red. Pero, al buscarlas en Street Finder solamente pude ubicar una, además de la que ahora vemos.


  En el pueblo de San Antón Analco hay una cruz, justo en el ángulo de su antigua capilla. Se dice que solamente hubo una, quiero pensar que es la misma.

  Ahora estamos en Santa María Ahuacatitlán, aquí, de acuerdo al libro que vi, hay 6 cruces, esto rompe la teoría de las cinco llagas... solamente pude localizar una en el mapa satelital.

  Por último, se menciona que en el pueblo de Ahuatepec hay tres cruces, datan del siglo XVIII. Esto hacen 21 cruces, adicionales a las que vimos anteriormente, que fueron 9, podemos afirmar que hay 30 cruces, algunas del tipo atrial (las menos) y la mayoría del tipo marcaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada