miércoles, 18 de enero de 2017

Templo del Salto del Agua, los espacios respetados

  A Chapultepec llegaba un acueducto, el que venía de Santa Fe, allí dejaba algo de agua en la fuente construida para tal fin y comenzaba otro, el que iba a lo largo de la calle llamada Arcos de Belén, arcos, por ser los propios del acueducto y de Belén porque pasaba frente al templo y convento de ese nombre, la fuente instalada en el punto terminal tenía por nombre el de Salto del Agua, era la que abastecía a la ciudad de México, del lado sur pues, el otro acueducto, llegaba a la parte norte hasta la fuente conocida como Tlaxpana. 

   Frente a la fuente se construyó un templo de cortas dimensiones, del cual se colocó la primera piedra el 19 de Marzo de 1750; en 1761 fue declarado como ayuda de parroquia de la Santa Veracruz, y el arzobispo Lorenzana la elevó a parroquia independiente en 1772. La dedicación del templo se hizo a la Inmaculada Concepción de María, con el tiempo se olvidará este nombre, el oficial, y se le conocerá mejor como Templo del Salto del Agua. Su interior es sencillo... mira:




  Junto al templo había casas, será en los años treinta cuando comience la ampliación de las calles que serán transformadas en avenidas, San Juan de Letrán, José María Izazaga, la fuente se respetará, pero la original se enviará al Museo Nacional del Virreinato en Tepozotlán, las casas contiguas al templo serán demolidas, quedando al centro toda la estructura novohispana y el templo seguirá en funciones hasta nuestros días.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada