lunes, 21 de febrero de 2011

El Templo de San Antonio en Aguascalientes.

La ciudad de Aguascalientes obtuvo varios nombramientos de Patrimonio de la Humanidad, esto dentro del programa del Camino Real de Tierra Adentro. Lamentablemente dentro de ellos no se incluyó el soberbio templo de San Antonio. La razón es muy poderosa.

Este majestuoso recinto comenzó a levantarse a principios del siglo XX, dentro de los mayores cánones arquitectónicos que reinaban en la época, siendo más preciso, usando el estilo máximo en ese entonces: el Neoclásico.

El templo de San Antonio fue debido gracias a un donativo que un portentado michoacano, avecindado en Aguascalientes hizo para la erección del templo, este portentado se llamaba Antonio Morfín Vargas, cuya fortuna fue, entre otros, gracias al negocio del tabaco.

"El terreno en el que nadie pudo igualarlo (a Morfín Vargas) fue el de patrocinio de grandes obras religiosas. A la manera de la antigua nobleza colonial, que edificó a sus expensas conventos y catedrales, Morfín tomó a su cargo la construcción de la iglesia que querían hacer los agustinos en Aguascalientes. Tuvo la suerte de que el autor del proyecto y el responsable de la obra era Refugio Reyes, un arquitecto que carecía de título pero que estaba muy sobrado de oficio.

Morfín lo dejó hacer, sacando de su cartera uno a uno los doscientos mil pesos que costó la obra, que fue finalmente inaugurada en diciembre de 1908. Como era de esperarse, los agustinos retribuyeron su generosidad imponiéndole al nuevo templo el nombre de San Antonio . El dueño de la hacienda de La Cantera se convirtió entonces, por una sola pero inolvidable ocasión, en el centro de la atención pública.

Durante la solemne bendición del templo, compartió el lugar de honor con el gobernador Vázquez del Mercado, los ex gobernadores Sagredo y Arellano, los más destacados hombres de negocios de la localidad y, desde luego, los dignatarios eclesiásticos.

Al leer que en la prensa que se le reconocía como un generoso patriota que había hecho posible la erección de "un monumento de cultura que embellece el terruño", Morfín Vargas sintió seguramente que había alcanzado la cumbre más alta de su carrera. Hacendado, político, versátil hombre de negocios y benefactor de la Iglesia, Morfín era en esa sociedad, que sin saberlo se acercaba a su ocaso, la personificación misma del éxito". (1)

Una de las razones principales, por no decir que LA razón que tuve para conocer este templo fue una sola: las pinturas del maestro Candelario Rivas, el mismo que realizó las que tenemos en el Santuario del Señor del Hospital en Salamanca, Guanajuato. El trabajo de Rivas se ejecutó a principios del siglo XX. Fue en 1906 que Candelario Rivas llega a Aguascalientes, procedente de su natal Zacatecas, (o tal vez de León, Guanajuato luego de completar su obra en la Catedral) , contratado por su primo, el que tuviera a su cargo el diseño y construcción del templo, Refugio Reyes, fueron varios meses de trabajo y para la bendición del templo, en diciembre de 1908, sus pinturas estaban totalmente terminadas.

En ellas, en esos 12 medallones, se reflejan los principales pasajes de la vida del santo portugués que la historia y la costumbre lo ha llevado a tener carta de naturalización en Italia, en Padua específicamente.

Uno de los principales pasajes de la vida del santo, el más reconocido en el mundo entero, San Antonio, es, sin lugar a dudas aquél en donde el burro se hinca ante la sagrada hostia, es el primero de los medallones que vemos en esta serie. Sigamos disfrutando de la cantidad de detalles que dentro del templo encontramos.





El altar mayor del Templo de San Antonio en Aguascalientes ofrece, al igual que en todo el conjunto, un menejo perfecto de iluminación natural, así como en auténtico encaje perfectamente realizado entre escultura, pintura, vitrales y yesería. Aquí vemos un ejemplo, el vitral de la parte alta, la pintura de la pared, el camarín... armonía perfecta.

Pues bien, esta indiscutible maravilla no aparece incluida dentro del catálogo de Patrimonio de la Humanidad debido a que fue construida en el primer decenio del siglo XX, cuando el Camino Real de Tierra Adentro estaba ya por fenecer y dar paso al Camino Nacional. Sin embargo, al visitar la capital hidrocálida, procura al menos darte una hora de regocijo y descanso de alma, visitando este singular templo.










3 comentarios:

  1. Señor Arredondo:
    Me agrado mucho su articulo sobre el Templo de San Antonio, personalmente este santuario, igual que la Catedral, están muy unidos a mis recuerdos y le voy a comentar porque. A principios del siglo pasado J.Trinidad Ramírez e Hijos-uno de sus hijos fue mi abuelo José María Ramírez Ugarte- trabajaron directamente bajo las ordenes del señor Morfín, me refiero a que él era quien les pagaba. Indiscutiblemente que la obra la traía Refugio Reyes. Me agradaría que usted me informara si tiene conocimiento de los trabajos que los Ramírez llevaron a cabo en San Antonio. Saludos.
    Marco Antonio Ramírez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marco Antonio: se hizo una investigación profunda de éste templo, fue hecha por el Dr. José de Santiago Silva, supongo que el libro ya está publicado, pero yo no lo he visto, sé que él estaba haciendo la investigación. Será cosa de ver en los varios catálogos si ya salió este libro, quizá allí aparezcan los datos que buscas.

      Eliminar
  2. Sr.Arredondo:

    Muchas gracias por contestar a mi pregunta, voy a buscar el libro que me indica. Hace unos días un joven en el Archivo General del Estado de Ags., me comento que en un periódico llamado "El Embate" de principios del siglo pasado se publico algo de J.Trinidad Ramírez e hijos, relacionándolos con el Templo de San Antonio. En éste periódico decían que ellos procedían de Nochistlan, Zac. Me sugería que el periódico lo podía encontrar en la Hemeroteca Digital de la Unam, entrando a Búsqueda Barra El Tiempo Ilustrado.
    Tal vez no tengo la pericia necesaria pero no pude acceder a ese periódico.
    Le comento al respecto, palabra que no quiero quitarle su tiempo, que de acuerdo a lo poco que yo he encontrado J.Trinidad Ramírez este podría ser de Real de Asientos, Ags., Trinidad era hijo de Teodoro Ramírez-pintor- allí se caso con una dama de apellido Ugarte Haro., en ese mismo pueblo nació mi abuelo José María Ramírez Ugarte. Rafael su hermano ya nació en Rincón de Romos, tres años después en 1874. Saludos.
    SS.
    Marco Antonio Ramírez.

    ResponderEliminar