lunes, 23 de junio de 2014

Entre el Cielito Lindo, la investigación, la ciudad de México y el Mundial.

    Pues, sí, ocurre cada cuatro años y cada cuatro años es más y más intenso; las ciudades cambian un poco, como por la Capital del país, en donde se instala una pantalla gigante y tal parece que fuera asistencia al estadio pues, banderas, gritos, y toda la parafernalia propia del evento se hace presente. Si esto es aquí, no imagino lo que será en el lugar en donde se dan los hechos. Pero vamos por partes, estamos, ya lo dije, en la ciudad de México, esta vez con una óptica muy diferente pues tengo la encomienda de investigar a más profundidad sobre Tomasa Estéves, heroína de la Independencia no del todo conocida, originaria de Salamanca, Guanajuato.

    Mantengo mi "santa" tradición de visitar el primer día el templo principal del lugar en donde me encuentro, en este caso entro a la Catedral Metropolitana, tengo un objetivo, localizar el altar en donde se encuentran los restos de Agustín de Iturbide, el consumador de la Independencia y el que dio la orden de fusilamiento de Tomasa Estéves. Es temprano, hay misa, el órgano se oye imponente y el acceso está limitado, así que no me es posible ver la tumba; será en otra oportunidad, continúo mi camino.

    Debo llegar a la Biblioteca Benito Juárez, tengo idea del rumbo, creo es en la Calle República de Argentina, por donde está la SEP, San Ildefonso y todos los sitios más elevados de la Cultura de México, veo abierta la entrada principal del Colegio de México, entro allí, un patio espléndido de una antigua casa, un auténtico palacio, creo fue parte del Colegio de la Enseñanza, es hermoso entrar en estos recintos que están totalmente recuperados.


   Es frente a San Ildefonso, me dicen por ahí, así que hacia allá me dirijo, me atrae el cartel que anuncia la exposición de Darwin, pero ahora más bien debo cumplir mi objetivo en la Biblioteca Juárez de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística.

   Otro magnífico edificio virreinal. Sede de la Sociedad Mexicana, veo el busto de Humboldt, el de Sor Juana, la estatua de Juárez. Es un patio bello, lleno de luz... y a un costado mi objetivo: la Biblioteca Juárez.



    No digo que está a mi disposición pero casi, así que la recorro tratando de entender como están distribuidos los ejemplares, busco algo específico, fechas exactas, comienzo a hojear libros, todos son fantásticos, me gustaría quedarme allí el día completo pero mi acceso tiene horas contadas, así que busco el tema, a los personajes de mi interés, no encuentro mucho, pero veo cosas interesantísimas....

    Terminó mi tiempo, me atrae entrar en San Ildefonso, pero, opto por ir al Zócalo y comprobar el alcance de esa llamada "pasión futbolera", en buena medida el evento del Mundial también me atrapa.

   Y sí, por acá también instalaron cancha... y están jugando en ella, justo a un lado de la megapantalla. Miles y miles de personas están allí, no hay espacio frente a la pantalla. Gritos, aplausos, de todo hay, muchos vistiendo la camiseta, réplica del uniforme de éste Mundial, otros envueltos en la bandera nacional. Y a lo lejos el Cielito Lindo, canción emblemática que se ha vuelto polémica y se ha llegado a la exageración de pensar que su origen está en una copla escita por uno de los grandes: Lope de Vega.

   "De acuerdo con Margit Frenk Alatorre, parte de la canción está basada en una seguidilla del escritor español Lope de Vega que dice «Una flecha de oro / me tiró el amor: / ¡Ay, Jesús, que me ha dado en el corazón…» similar en «Cielito lindo» a «Una flecha en el aire (cielito lindo) / tiró Cupido / él la tiró jugando (cielito lindo) / y a mí me ha herido», pero en la versión mexicana se modifica la métrica (por el pentasílabo agregado a la seguidilla) y se cambia el amor por el personaje imaginario que enamora: Cupido". (Wikipedia)

    Que la canción es española, que es alemana, que es venezolana, que es mexicana... la discusión es larga, el asunto está en que fue registrada por un compositor mexicano, originario de Tulyehualco, en la delegación Xochimilco, su nombre: Quirino Mendoza Cortés.

    Y la duda persiste, el problema se origina, creo yo, en haber incluido una referencia que nos ubica en España, sitio en donde se localiza la Sierra Morena. Alguien por ahí me dijo que la falta una coma, que dice: Desde la Sierra, Morena, cielito lindo vienen bajando" y que eso hace referencia a la Sierra de Guadalupe y que lo de la morena, evidentemente se refiere a la Guadalupana. A este punto, no me meto más en discusiones, pues todo indica que seguirá por mucho tiempo y nada se aclarará. 

    Excélsior acaba de publicar un artículo al respecto, o puedes ver aquí. Buscando en la red, encuentro una investigación que hace Arturo Ortega Morán, en donde nos refuerza aun más la duda en torno a la fase de "la Sierra Morena", lo puedes leer aquí.




   Ya vi lo que quería ver, así que sigo mi camino, ahora a las Librerías de Viejo, en la calle de Donceles, apenas salgo del Zócalo cuando la multitud grita, aplaude y comienza a salir de ese ambiente creado al modo Mundialista, el partido ha terminado...

   ¿Y el reloj del Bicentenario? ¿En dónde quedó?, creo que en Enero que pasé por aquí aun lo vi, pero ya fue removido...

    Y acá...¿qué pasó?, ah, sí, el descuido, al tratar de restaurar la estatua de Carlos IV, el famoso Caballito. Ahora cubierto por no sé cuánto tiempo.

   Hace poco, decidí renacer la tradición de enviar postales, así que, hagamos escala en el Palacio Postal de la ciudad de México.







    Pasamos por la Alameda, toda renovada, y allí, frente al Hemiciclo a Juárez, magnífica, la fachada del que fuera Templo y Convento del Corpus Christi.

   Y por el Metro, los autobuses urbanos, las calles, todo, todo es el Mundial...



    Todo, quiere decir, que todo es el Mundial, aquí una prueba.

  Comenzó el verano, se hacen presentes las lluvias... estamos en el Mundial, no me queda la menor duda.

1 comentario:

  1. Me gusta tuf fotos y los ojos con lo que ves los objetos.

    ResponderEliminar