lunes, 9 de junio de 2014

Ramón Valdiosera: Rosa Mexicano, la celebración del color.

    Mucho hemos hablado, mucho hemos fotografiado en torno a los colores; nos hemos regocijado en ellos. Siempre hemos visto la presencia del rosa, ese rosa intenso tan característico de nuestro país que hasta en su nombre lleva intrínseco su lugar de origen: Rosa Mexicano. De pronto habíamos pensado que el rosa mexicano estaba asociado al tono creado por la cochinilla, aquel producto que llegó a ser incluso disputado (tengo entendido) por los españoles que llegaron en busca de riquezas por esta, el Nuevo Mundo. Pero la cochinilla más bien creaba un tono rojo, el llamado granate que es el más intenso de los rojos y que era símbolo de estatus en algunas ciudades europeas.

   No sabemos cuándo fue creado el rosa mexicano como como color, pero sí sabemos cuándo fue creado el nombre que lo define, esa fecha fue el 6 de mayo de 1949. Por esas curiosidades de la vida y sus complicados caminos, el concepto de "rosa mexicano", la palabra, no fue creada en México, sino en Nueva York, si bien a propósito de la presentación de la obra de un artista mexicano: Ramón Valdiosera. Y no fue en una exposición de pinturas, sino en un desfile de modas en el que el diseñador presentó al mundo una serie de vestido de fuerte carácter nacionalista en el que el predominante era el intenso color rosa, tan intenso que fue definido como "El Rosa Mexicano".

   "El 6 de mayo de 1949 en el Salón Sert del Hotel Waldorf Astoria de Nueva York, Ramón Valdiosera presentó un desfile de Moda Mexicana para la clausura de la Semana de Saludo a México organizada por el Advertising Club en Estados Unidos. La exhibición fue auspiciada por Carlos Baz, dirigente de la Comisión Mexicana de Turismo, y se llevó a cabo ante periodistas y miembros del club. Se presentaron veinte diseños para distintas ocasiones entre los cuales destacaron un vestido para playa inspirado en el traje Huichol, un vestido denominado “Sinfonía en Rojo”, una pijama de jardín con “Calzones a la Indio”. Los accesorios que acompañaron los vestidos fueron un sombrero con estola inspirado en los indios Mazahua y el tradicional rebozo.

   En la mayoría de los diseños estaba presente el color rosa bugambilia, el cual resultó ser una novedad para el público estadounidense. Admirada y curiosa, la socialité Perle Mesta se acercó al diseñador para preguntarle sobre el origen de ese color. Él le respondió que éste se encontraba en la cultura popular: desde juguetes hasta dulces. So… it’s a mexican pink concluyó Perle, enunciando por primera vez el nombre de uno de los colores más representativo de la cultura mexicana.Después de todo, no fue fortuito que uno de los eventos por los que el diseñador es más reconocido esté relacionado con un color. Antes de dedicarse a la moda, Ramón Valdiosera hacía ilustraciones y pintura, de hecho su salto a los desfiles internacionales interrumpe el proyecto de murales que tenía en Ciudad Universitaria en colaboración con Francisco Eppens y Jorge González Camarena. (Wikipedia)

    Valdiosera nació en un pueblo de Veracruz en 1918, a los 8 años llegó a la ciudad de México y él dice que  “Entonces la ciudad estaba hecha a la proporción del hombre, las casas eran de dos pisos y las disfrutábamos mucho”. Desde su primer cuarto de alquiler en Luis Moya y Buen Tono, veía salir todos los domingos al torero Alberto Balderas con su hermano Pancho a su lado. “Ahora, las alturas de los departamentos, la fricción, el ruido, han creado un ambiente agresivo, se han perdido los valores como la honestidad, ya no se cumple la palabra empeñada cuando antes era sagrada. Había una mística en el respeto a los mayores y una tónica para entender la vida”. Además de diseñador de modas, es autor, pintor, dibujante, historietista, caricaturista e ilustrador. Participó en el cine durante la llamada Epoca de Oro, como diseñador de vestuario en el que destaca una de esas películas por el deslumbrante vestuario que, el personaje central, María, luce a lo largo de la historia, la película fue Tizoc.

   Si bien Valdiosera nació en Ozuluama, al norte del estado de Veracruz, en el Sotavento, en Tlacotalpan, es un sitio en donde encontramos una recreación del color, especialmente de ese Rosa Mexicano que él dio a conocer al mundo, veamos:






















  Algo excepcional que encuentro en los diseños de Valdiosera es esta intersantísima baraja creada para Aeroméxico en los tiempos de cuando "el Caballero Águila" aun se vestía de naranja. Puedes ver más aquí.

Para ver más sobre la cochinilla, entra aquí. Otro tinte natural que se explotó en México fue la Orchilla, lo puedes ver aquí.

1 comentario:

  1. Que preciosas fotos. Las arquitectónicas. Hagamosuna serie de postales para regalos navideños, de los amigos de El Bable. 100 firmados por ti en un sobre lindo y que sea tu navidad, yo pagaría como 150.00 y si tiene cajita para regalo pues quizá 200.00, Ahora hay que saber cuanto costaría hacerlas.

    ResponderEliminar