domingo, 17 de julio de 2011

El cometa que vio el Padre Kino en 1680



Esta que es la carátula de la disertación que hace el padre Eusebio Kino sobre lo que el vio en el cielo español antes de salir rumbo a la Nueva España, me llamó la atención pues su figura se vuelve emblemática para el Noroeste de México, especialmente para Sonora. De haber seguido su itinerario a tiempo, el padre Kino habría hecho, tal vez, su observación ya en territorio del nuevo mundo pero, las cosas le fueron adversas ya que luego del sorteo en donde se definiría si él iba para China o para la Nueva España, esto en 1678, cuando la suerte le señaló el rumbo del Atlántico fue que enfiló a Génova para de allí llegar a Cádiz, lugar de donde zarparía la flota que cada año cruzaba el océano rumbo a Veracruz, con la mala suerte de que cuando llegó la nave ya había partido, se tuvo que quedar en Cádiz, lugar donde hace las observaciones del cometa que luego se sabría era el que conocemos como Halley.

"Un hecho notable, quizá el más importante de su vida científica, fue la aparición del cometa de 1680-81 -que después se comprobaría en Europa que era el Halley-, el cual le proporcionó la ocasión de calmar los ánimos de todos, doctos e indoctos, temerosos de las consecuencias del cometa. A este hecho se agregó otro, estrechamente ligado a él, o sea la llegada a México del jesuita alemán Eusebio Francisco Kino -posteriormente misionero en las Californias-, que venía con ínfulas de gran astrónomo y matemático, y con el que Sigüenza entabló una polémica científica encarnizada..." (1)

Fuente:


1.- Bernabé Navarro. Carlos Sigüenza y Góngora: eje central de la ciencia y la filosofía en el México Colonial. Citado por José Ignacio Saranyana en Teología en América Latina: Escolástica, barroca e ilustración. Iberoamericana. Madrid, 2005.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada