viernes, 29 de mayo de 2015

La primitiva Catedral de México

   En efecto, esta imagen ya la había publicado, fue en el penúltimo de los artículos en donde hice el conteo de templos y capillas del México Viejo, lo había mencionado también cuando vimos sobre el templo de San José de los Naturales, que era una Capilla de Indios, en la que, dadas sus grandes dimensiones y cortas las de la Catedral primitiva, se decidió hacer allí las solemnes exequias en honor al Emperador de las Españas, Carlos V. Y una mención más había hecho cuando veíamos sobre el Palacio del Arzobispado y el sitio en donde (de acuerdo a la tradición) había ocurrido el milagro de las rosas, cuando Juan Diego deja caer el ayate y aparece la imagen de la Virgen de Guadalupe, y, al parecer fue en la primitiva Catedral se colocó la imagen. En todos ellos se menciona algo sobre ese recinto pero es hasta ahora que logro atar los cabos.

   Por este sitio he pasado al menos media docena de veces pero debido a que regularmente hay mucho vapor en el vidrio que no permite ver mucho no le había puesto la atención debida, se trata de las ventanas arqueológicas colocadas en cuatro puntos del atrio de la Catedral Metropolitana, allí se alcanzarían a ver los vestigios de lo que fue la primera catedral de la ciudad. Es ahora, que por una de esas casualidades, que llego a la descripción de la Iglesia de Jesús Nazareno en Wikipedia y leo esto: "Tres años después de concluida la conquista, Hernán Cortés mandó construir una iglesia aprovechando material de los templos aztecas. Esta iglesia se ubicaba en el atrio de la actual catedral metropolitana de México y fue convertida en catedral por Carlos V y el papa Clemente VII según la bula del 9 de septiembre de 15346 y nombrada metropolitana por Paulo III en 1547.7 ¨Hacia 1585 la iglesia estaba muy deteriorada y amenazaba con desplomarse, por lo que el arzobispo Pedro Moya de Contreras ordenó remozarla, proyecto que estuvo a cargo del arquitecto Claudio de Arciniega, quien diseñó la portada renacentista de la fachada principal, la cual fue elaborada por los canteros Martín Casillas y Hernán García de Villaverde. En 1625 comenzó la demolición del edificio para construir la actual catedral y la portada principal fue trasladada a la iglesia de Santa Teresa la Antigua, donde permaneció hasta 1691, año en que el arquitecto Cristóbal de Medina fue encomendado para remodelar la fachada de la iglesia de Santa Teresa. Sin embargo las autoridades decidieron conservar la antigua portada renacentista que había pertenecido a la Catedral, por lo que el arquitecto Juan Durán fue contratado para desmontar la portada piedra por piedra y montarla en la fachada de la iglesia del hospital de Jesús Nazareno".

   La fotografía anterior la tomé de El Universal, esta que vemos ahora viene de CAV Diseño e Ingeniería, encargada de la conservación de lo que hay dentro de esas ventanas arqueológicas. Y en ese artículo que leí en Wikipedia, da la referencia de una nota sumamente interesante de Héctor de Mauleón que publica también El Universal en donde, entre otras cosas dice el estudio que la historiadora Amerlinck hizo al encontrar los documentos en donde se anota la venta, en 1625 de la puerta del perdón al convento de Santa Teresa. Te recomiendo leer el artículo completo aquí.

    En la página oficial de la Catedral Metropolitana, aparece el artículo completo que Manuel Toussaint escribiera sobre la Catedral primitiva: "Las investigaciones del sabio don Joaquín García Icazbalceta nos enseñan que dicha iglesia fue edificada en 1525; que no se sabe de fijo si esa primera iglesia es la misma de San Francisco pero sí, con toda certeza, el sitio que ocupaba, entre la Plaza Mayor y la placenta del Marqués, así llamada por estar frente a las casas de Hernán Cortés, hoy Monte de Piedad. Estaba orientada de Este a Oeste, con la puerta principal, llamada del Perdón como la catedral nueva, hacia el Occidente. Venía pues a dividir la gran plaza, que hoy es una sola con el recodo del Empedradillo. Se sabía, además, que dicho templo había sido levantado en el sitio que ocupaba el gran teocalli de México, y que las piedras sagradas de los indios habían servido de cimientos a la iglesia católica y hasta de pedestales a sus columnas. Don Antonio García cubas exploro el sitio cuando fue arreglado el piso de la plaza y hasta tras un croquis del plano del edificio con ligeras modificaciones se reproducen este artículo se admiraba García cubas con razón de la certeza crítica de Icazbalceta al fijar el sitio de la iglesia sin más apoyo que documentos escritos". Ver el artículo completo aquí.

   Y mira, casualidades de la vida, hace un par de años que andaba en la ciudad de México, visité el Hospital de Jesús y su templo, solamente tomé esta fotografía, ni más ni menos que la portada principal, la del Perdón, de la Catedral Primitiva de la ciudad de México.

  Y sale la pregunta, a propósito del templo de Jesús Nazareno, contiguo al Hospital, ¿en dónde habrá quedado la estatua que estaba encima de la linternilla de la torre? La última vez que pasé por allí ya no lo vi.

   En resumen, fue en 1527 que se fundó la primera catedral, esa que se conoce como “primitiva", fue fray Juan de Zumárraga el primer obispo de la diócesis. Cinco años se llevó su construcción, se localizaba en lo que hoy es el atrio de la Catedral Metropolitana, pero no viendo al sur, como la actual, sino al poniente; en 1548 se hace la primera remodelación, vendrían luego varias inundaciones en la ciudad las cuales provocaron serios daños a la estructura y ya para 1562 se ve la necesidad de un edificio más grande y sólido, es cuando comienza a construirse la catedral metropolitana, fueron varias décadas las que se llevó la primera fase de su construcción, la cual, concluida fue trasladada la sede a ese nuevo edificio y la primitiva será demolida entre 1625 y 1626.

   Hay un artículo muy completo sobre la Catedral Primitiva en el Número 12 del Boletín de Monumentos Históricos del INAH, de Enero-Abril de 2008 por Guillermo de Tovar Teresa. Y otro más, sobre el atrio de la Catedral Metropolitana que puedes ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada