sábado, 4 de febrero de 2017

Santuario del Señor de los Afligidos en El Llano, Dolores Hidalgo, Guanajuato.

   ¿Lo digo una vez más? pues creo no tengo alternativa luego de haber visitado el rancho del Llano en Dolores Hidalgo. Creo que no me alcanzará el tiempo para ver todas las maravillas que entre ocultas y a la vez conocidas en algunas regiones hay en México, es cosa de poner atención a ciertos detalles para enterarnos de su existencia. Eso fue justo lo que me pasó hace un par de años...

   Caminaba, cual es mi costumbre por el centro de Salamanca, cuando vi una tarja (anuncio de fiesta patronal) de un lugar que me resultaba totalmente desconocido: Señor de los Afligidos del Llanito, anunciaba allí la novena en su honor y mencionaba que la Novena iniciaría el 23 de diciembre y su fiesta el 1°de Enero.

   Y es ahora que visito el lugar y, como era de esperar, quedé altamente sorprendido por las características del lugar, más aun por su historia. El sitio es el templo católico más antiguo de todo el Estado de Guanajuato, fue fundado en 1559 y en torno a él hay una leyenda con las características propias de ese tiempo pues se dice que unos arrieros llevaban un Cristo que dejaron debajo de un mezquite, era en tierras de la Hacienda de la Erre, un poco al nor-poniente del casco de la misma, en lo que se conocía como "el Llano".

   La enorme extensión de tierras que incluía al Llano dentro de lo que se conocía como La Erre, era propiedad del Mariscal de Castilla, Hernán Carrillo Altamirano; abogado de la Real Audiencia. Se dice que al encontrar el mencionado Cristo le fue entregado, al poco desapareció y volvió a aparecer debajo del mezquite, fueron tres veces las que ocurrió el hecho y su la señal para que ahí se levantara una capilla en su honor.

    Como lo dijera alguna vez Rojas Garcidueñas, esa es una más de los relatos piadosos que, con el tinte franciscano, se fueron tejiendo a lo largo del Camino Real de Tierra Adentro, derrotero por el que vamos encontrando varios Cristos, por ejemplo, no lejos de ahí ocurrió en el pueblo de Chamacuero el suceso (no milagroso) del sacrificio de unos frailes que portaban un Cristo y que fue a dar a la parroquia de San Felipe, se le conoce como El Señor de la Conquista, el cual tiene, además, culto en San Miguel de Allende.

   En aquel trabajo que desarrollé en 2010, en ocasión al 450 Aniversario del Señor del Hospital de Salamanca, un Cristo negro, una de las conclusiones a las que llegamos fue que la imagen de Cristo sirvió como aglutinante de las diversas comunidades que fueron congregadas por los españoles en la tierradentro, es decir, por el norte de la desconocida tierra que formaba la Nueva España y que apenas se comenzaba a dar noticia de la enorme extensión que continuaba por el norte... luego de Cuautitlán.

   En este Santuario del Señor del Llano o Señor de los Afligidos encontramos cosas extraordinarias, de entrada el Humilladero que hay en su enorme explanada, del cual ya dimos cuenta. La otra que se mantiene el estilo característico chichimeca-otomí de una pequeña capilla frene a la puerta principal del templo en la que se coloca una cruz con los palos o canillas entrecruzadas y, en ocasiones un sudario, que es lo que vemos en la imagen.

   El templo, que es de corta dimensión, es extraordinariamente bello, en el techo vemos representaciones de una buena cantidad de símbolos católicos, y hay cuatro pinturas, tres de ellas del tipo fresco, la otra un lienzo muy interesante y de buena manufactura pero reclaman con urgencia una restauración.

   Ni que decir del reloj de sol que hay a la entrada del templo y con la debida precisión astronómica marcaba el mediodía cuando llegamos al recinto y los decorados excepcionales de una especie Santísimo Sacramento, hechos con sotol o cucharilla.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada