miércoles, 5 de agosto de 2009

El templo y Ex convento de San Agustín en Celaya

Debido a la ubicación de Celaya fue en algún momento zona de disputa entre las distintas ordenes religiosas, Franciscanos y Agustinos fueron levantando sus primitivos templos en la región, encontramos presencia Franciscana en Acámbaro, la primera ciudad fundada en Guanajuato, poco tiempo después los Agustinos se establecen en Yuriria, ambos ven un poco más al norte y llegan a Naatahí, la actual Celaya. Primero lo hacen los agustinos, levantan un sencillo templo, de los llamados Capillas de Indios, en el barrio del Zapote, luego los Franciscanos piden ser ellos quienes tengan a cargo la evangelización en la zona y el Virrey Enríquez de Almanza así lo decreta.

Esto no impide que los Agustinos sigan en la zona, para 1609 fundan su convento ya que contaban con la autorización venida desde España en la que el Rey Felipe II acepta sean levantados cuatro de ellos en la zona nombrada como Provincia de San Nicolás de Tolentino, que abarcaba, como lo habíamos ya comentado, los actuales estados de Michoacán y Guanajuato.

Al final se establecen las tres órdenes, Franciscanos, Carmelitas y Agustinos. Estos últimos levantan su templo con la imponente sencillez del plateresco con ciertos detalles de barroquismo. La torre tiene una tendencia tipo mozárabe, nos recuerda, de algún modo, ese estilo que floreció en Andalucía y que se repitió, en ciertos detalles en las primeras construcciones levantadas en la Nueva España. En las bóvedas tanto del templo como del Convento vemos una reminiscencia del Medioevo con las nervaduras que, ya influenciadas por el barroquismo comienzan a crear formas geométricas y cruces.

El templo fue sufriendo una serie de cambios en su decorado, a consecuencia de las Leyes de Reforma, y la proclamación de libertad de cultos y la exclaustración de religiosos el convento agustino se convierte en prisión, esto sucede en 1880 y se mantiene así por mas de un siglo con el consabido deterioro. La señora Abigail Carreño de Maldonado nos comenta en su libro Imagen de Celaya nos relata sobre los cambios que dentro del tempo se van dando: “En 1846 se modificó el altar mayor y fue substituido por el actual de cantería en forma de medallones góticos”.

“En 1850 se quitaron los retablos de los cruceros. En 1880, se destruyeron todos los retablos churriguerescos y también se quitaron los siete que había en el cuerpo de la iglesia, llenando los huecos con altares tipo gótico de madera corriente, pintados de color cantera. Se pintaron los muros y las columnas de color verde bandera dándole después un falso aspecto marmoteado, luego se raspó la pintura para descubrir la auténtica cantera”.

Como lo podemos ver en este ejemplo, muchas veces el desconocimiento de la riqueza arquitectónica y artística se ve destruida por la intervención de personas que no tienen idea de lo que representa, lo bueno fue que el ex Convento fue rescatado, en la actualidad funciona como la Casa de la Cultura de Celaya. Esto y mucho más podrás ver en Celaya, que a pesar de ser una ciudad grande que da cobijo a algo así como medio millón de habitantes, en su centro histórico guarda verdaderas joyas para admirar.



Si hubiera alguien que me pudiera ayudar a interpretar el significado de este anagrama se lo agradeceré, lo vi en el ábside de la entrada al Convento. Joseph es lo que creo dice, pero ¿estaré en lo correcto?

1 comentario: