lunes, 11 de agosto de 2014

El ex convento Betlehemita del puerto de Veracruz.

   Seguimos caminando por las calles del puerto de Veracruz, en esta ocasión ya no es solamente el atractivo de andar por el malecón, ver en el horizonte docenas de barcos cargueros, comer los afamados platillos, o sus nieves o el "tilín-tilín" de su cafetería que se vuelve visita obligada al puerto. No, nada de eso, andamos en busca de los vestigios, casi escondidos, de lo que fue el paso de las ordenes religiosas por esta importante ciudad de Nueva España, la que fuera el punto de entrada, o salida, según sea el caso, a España y de allí a toda Europa. Me sorprendo de ver los vestigios, por decirlo de algún modo, de lo que fue el colegio de la Compañía de Jesús, del convento franciscano, de dominico y ahora llegamos al betlemita.

   Quizá sorprenda saber que, además de franciscanos, dominicos, agustinos, jesuitas y mercedarios, hubo más ordenes religiosas que llegaron a Nueva España, tal es el caso de, entre otros, los hipólitos, de los teatinos, dieguinos,  la de San Juan de Dios y los que hoy vemos, los Betlemitas o Bethlemitas. Creo que este es el recinto conventual mejor conservado, al menos intacto en lo que fuera su edificio, que sigue en pie en el puerto de Veracruz. Construido en 1775 y dedicado a los Santos Reyes y a Nuestra Señora de Belén.

   "Los Bethlemitas son una Orden religiosa (cuyo nombre oficial es Orden de los Hermanos de Nuestra Señora de Bethlehem) creada en 1656 en Guatemala por el misionero español Pedro de San José Betancur, con el fin de servir a los pobres. Los Betlemitas fue la primera orden religiosa nacida en América. En la consolidación de la Obra tuvo mucho que ver el hijo del gobernador de Costa Rica, Rodrigo Arias Maldonado y Góngora. La Orden fue aprobada por el Papa Inocencio XI en 1687. En 1674 llegaron a México los primeros frailes Betlemitas y 20 años después contaban junto a su convento de la calle Tacuba con un hospital de menesterosos, donde además de atender enfermos, enseñaban a los niños y alimentaban a los pobres.

   "Usaban los bethlemitas un hábito pardo, ceñido a la cintura con cinturón negro de cuero y capa del mismo color; calzaban sandalias y se dejaban crecer la barba. La orden fue suprimida en 1821 cuando contaban solo en la Nueva España con más de 20 hospitales y una decena de escuelas por donde pasaron miles de niños. Uno de los hospitales que tuvieron que abandonar albergó en 1823 el Colegio Militar recién fundado. (Wikipedia)

   En la actualidad el ex convento betlemita es la sede del Instituto Veracruzano de Cultura. Lo interesante de este caso es que, de las varias casas, como los religiosos llamaban a sus conventos, que hubo en Veracruz, esta es la única que se conserva completa.

   Es en la ciudad de México, Puebla, Guanajuato, Guadalajara y Tlalmanalco que hubo presencia de los betlemitas, sus casas, templos y hospitales. Un interesante artículo sobre esta orden religiosa lo puedes leer aquí.














No hay comentarios:

Publicar un comentario