domingo, 26 de julio de 2015

Los sitios arqueológicos de León, Guanajuato

   Actualmente León es la ciudad más importante, y la más poblada, del estado de Guanajuato, en realidad siempre lo fue, fuera de los años de bonanza del real de minas de Guanajuato, que la ciudad capital de la intendencia era la más poblada, no solo de la región sino de todo el Virreinato pues llegó a ser la segunda en importancia, luego de la ciudad de México, superando a Puebla y Guadalajara. Concluida la etapa minera, León vuelve a encabezar la lista de las poblaciones del estado, actualmente es ya la 7ª ciudad de la República y todo indica que su crecimiento seguirá. Ahora que ponemos atención a lo que fue la región de León en la época prehispánica vemos que ya desde entonces sus pobladores eran numerosos. 

   Sitos como Alfaro, Cerrito de Jerez, Cerrito de Rayas, Las Ánimas, El Ardillo, El Basurero, El Mogote de la Mesa, El Mogote del Ojo de Agua, El Molino, El Tanque Viejo, El Varal, La Laguna del Pato, Los Baldíos, Los Chiquihuitillos, Loza de los Padres, Medina, San Juan de Otates, La Cueva de Otates, La Florida, La Mesita, Las Cruces, entre otros, dan testimonio de que allí hubo un florecimiento y un crecimiento poblacional notable. Datos concretos de número de habitantes no existe, pero sorprende la cantidad de vestigios que hay (o hubo) en lo que hoy es la ciudad de León, Guanajuato. (1)

   De todos ellos encontramos datos concretos en el estudio realizado por Efraín Cárdenas García: “Los sitios de esta región presentan una gran similitud en lo referente a la extensión y complejidad arquitectónica, por lo que en algunos casos ni fue fácil definir la posición jerárquica. Como se podrá observar en los croquis y en las descripciones, varios asentamientos se aproximan mucho al centro del poder en el tamaño de las estructuras tales como Cerrito de Rayas y Cerrito de Jerez. A continuación describo algunos de los sitios de mayor interés".

  "Cerrito de Rayas.- Se ubica dentro de la mancha urbana de León, Guanajuato; entre las estructuras que penden observarse, destaca una plataforma de 170 por 100 m de base con dos patios hundidos y un montículo; en los alrededores de la plataforma se notan algunas estructuras menores y dos montículos. Actualmente son pocas las estructuras pero, a juzgar por el tamaño del conjunto principal, sin duda fue uno de los asentamientos más grandes de la parte note del Bajío, aproximándose incluso al carácter de centro de poder. Solamente el asentamiento menor registrado como 42-6 Alfaro, forma parte del ámbito territorial de este centro administrativo".

   "Cerrito de Jerez.- Este sitio se ubica sobre la ladera note de una loma de poca elevación dentro de la mancha urbana de León, Guanajuato. En fechas recientes el lugar fue utilizado para acumular cientos de viajes de escombro, por lo que muchas de las construcciones pequeñas fueron tapadas. Otro factor de afectación al sitio es el squeo, que ha provocado severos daños a las estructuras, depósitos arqueológicos y forma y niveles originales de las construcciones. El conjunto principal de estructuras es una plataforma de 160 por 80 m de base, en cuya parte más elevada hay un patio hundido y un montículo, mientras que en un nivel más bajo, hay un segundo patio hundido. Sobre la banqueta que delimita a este segundo patio, se observaron varios muros de estructuras habitacionales".

  "Los Baldíos.- Este asentamiento se encuentra al suroeste de la ciudad de León, Guanajuato, sobre una meseta que se conoce como Mesa Los Ramírez, al pie de la cual pasa el río Gigante que desciende la Sierra de Guanajuato y que más abajo toma el nombre de río Silao. Inicialmente fue trabajado por Ramos y Ramírez (1978) quienes destacan la presencia de varias estructuras: una plataforma con dos patios hundidos, una cancha para juego de pelota, una plataforma con un patio hundido asociado a una nivelación y varios elementos constructivos dispersos en el terreno. El croquis se tomó del trabajo antes citado, pues en el momento en que el sitio fue verificado para el Atlas Arqueológico, el lugar estaba sumamente alterado. En las inmediaciones de Los Baldíos se detectaron varios sitios arqueológicos, pero solo en dos de ellos se observó arquitectura con patio hundido: Chichimequllas y Mogote de Agua, ambos forma parte del espacio de control de este centro administrativo”. (2)

  "Con las ruinas de Ibarrilla sucedió lo mismo que con muchas otras; un buen día, cuando se construía un camino vecinal, pasó por ahí una máquina motoconformadora que puso a flor de tierra vestigios de una especie de muralla o pared construida, al parecer, hacía muchos siglos. Tal descubrimiento acarreó, lógicamente, un poco de publicidad, así como la inserción de alguna foto en los periódicos locales. Un arqueólogo que trabajaba para el gobierno empezó a explorar por allí, desenterrando más vestigios: pirámides, tumbas, edificios, etc. De una de estas pirámides se extrajeron objetos de alfarería, pedernales y figurillas, algunos de los cuales pueden observarse en el Museo de la Ciudad de Guanajuato.

  "Después, el arqueólogo abandonó el lugar y pasaron los años. No había presupuesto para terminar de excavar y mucho menos para restaurar ese importante centro arqueológico purépecha-teotihuacano. Con el paso inexorable del tiempo, las pirámides se han ido desmoronando y quedando ocultas, con el consiguiente saqueo, motivado en parte por la ignorancia de quienes, al arar la tierra para plantar las milpas, han encontrado construcciones, piedras, hachas, vasijas y otros objetos diversos". (Tomado de México Desconocido.)

  "En el mes de julio del 2010, la noticia se difundió con rapidez: en el Cerro del Peñón, entre las colonias de Alfaro y Medina, fue descubierta una osamenta que luego se supo tenía cerca de mil años de antigüedad. La osamenta se encontraba junto con otras piezas en la calle Presa Larga, estuvo bajo custodia por elementos de la Policía Municipal cerca de una semana hasta que trabajadores de la delegación en Guanajuato del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se lo llevaron para su resguardo. La mayoría de los vecinos de esta colonia desconocen aún el paradero de "El Muertito", y la respuesta se encuentra en el Museo de Arte e Historia de Guanajuato. En la Sala de Cultura Regional existe una réplica de "El Muertito" bajo el concepto "El Entierro de Alfaro". (Tomado de 012.mx)




Fuentes:

1.- Llegar a ser. Monografía del Municipio de León. Carlos Arturo Navarro Valtierra. Colección de Monografías Municipales de Guanajuato. Guanajuato, 2010, pp. 51-59

2.- Cárdenas García, Efraín. El Bajío en el clásico. El Colegio de Michoacán. Zamora. 1999, pp250-253

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada