martes, 14 de julio de 2015

El Chac Mool con pene de Ihuatzio, Michoacán

    A Chac Mool lo asociamos con la civilización maya, de eso no hay duda, el pero comienza cuando lo encontramos en el Templo Mayor, no uno, sino varios y muy coloridos, lo hemos visto también en Tula y eso nos da la idea de que fueron los toltecas quienes crearon esta representación que, según la tradición maya, es el dios de la lluvia, el equivalente a Tláloc en la cultura azteca. Pero, así como nos sorprendimos al llegar a El Pueblito en la zona conurbada de la ciudad de Querétaro y vimos un templo que semeja al Castillo de Chichén Itza, esta vez, andando en Morelia, encontramos en el Museo Regional de Michoacán una escultura que de inmediato la asociamos con Chac Mool aunque sus rasgos son un poco diferente, no dudamos que sea él, pues esa postura es, definitivmente, la que siempre ha mostrado la escultura.

   "Chac mool es un tipo de esculturas precolombinas mesoamericanas que aparecen al principio del Período Posclásico en diversos sitios de la región. El término fue acuñado en 1875 por el explorador Augustus Le Plongeon, quien observó este tipo de esculturas por primera vez en Yucatán, por ello propuso un nombre en maya yucateco. Este tipo de estatuas hizo su aparición en Mesoamérica al inicio del posclásico, y es asociada a los toltecas. Varios ejemplares se han encontrado en Tollan-Xicocotitlan y Chichén Itzá, este hecho es uno de los argumentos utilizados en los debates sobre las relaciones entre estos dos sitios. Además, se conocen otras piezas procedentes de Ihuatzio (Michoacán), Quiriguá (Guatemala), Cempoala (Veracruz) y el Templo Mayor de México-Tenochtitlan, entre otros". (Wikipedia.)

   Efectivamente, se trata del Chac Mool de Ihuatzio, sitio arqueológico en la rivera del lago de Pátzcuaro, "Ihuatzio o Jiuatzio en lengua purépecha significa “en la casa del coyote”. Originalmente el paraje se conocía como Yacatécharo. Se ubica al norte del Estado a 65 km., forma parte del municipio de Tzintzuntzán, el cual limita al norte con Quiroga, al noroeste con Huiramba, al sur con Pátzcuaro y al oeste con Erongarícuaro. En su entorno natural domina el bosque mixto con pino, encino y cedro. Su fauna está representada por coyotes, ardillas, armadillos, conejos y comadrejas". Pero, (ya apareció el pero), notamos algo que bien puede ser único en las representaciones que hay de Chac Mool, pues este, a diferencia de todos los demás, tiene pene.

   Al consultar en la página oficial de INAH del sitio arqueológico de Ihuatzio, nos dice que " La primera ocupación del sitio correspondió a grupos de habla náhuatl y con influencia tolteca. Estos grupos habitaron las islas y las riberas del Lago de Pátzcuaro hasta la llegada de los purhépecha". Así que allí está la relación, quizá fue aquí la primera manifestación que hubo de Chac Mool y aun no se le daba la forma tan geométrica como el que se desarrolló en Yucatán, que fue, por cierto hacia donde desemboca toda la influencia tolteca. Se dice que este Chac Mool era utilizado como trono, era parte del mobiliario de la nobleza. Lo sorprendente está en ese culto fálico que se manifiesta en la escultura.

   Si te interesa leer más sobre Chac Mool, entra en este enlace, mientras continuamos recorriendo, en imágenes, la sala prehispánica del museo del INAH en Morelia.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada