lunes, 6 de julio de 2015

Conociendo Ciudad Altamirano, en el municipio de Pungarabato, Guerrero

   Seguimos por la Tierra Caliente, llamada, con justa razón porque amanece con un clima sumamente agradable, quizá al rededor de los 27 grados, poco a poco se van incrementando, al mediodía ya estamos a 33 y en un par de horas más serán 37, 38 o 39... a la sombra. Me dicen que mayo es el mes en el que se rebasan los 40 grados pero que siempre será más agradable en Ciudad Altamirano dado que por aquí pasan los dos grandes ríos: Cutzamala y Balsas, en el resto de la zona, la tierra prácticamente hierve.

   Te recomiendo leer este enlace que habla ampliamente sobre el Río Balsas, y te cuento que hay algunos vestigios de la arquitectura vernácula de la Tierra Caliente, que considero es una mezcla entre la arquitectura tradicional de Michoacán combinada con la del Estado de México, al ver esas casonas, te altos techos, paredes de adobe, portales en los que, o se establecía un comercio o se aprovechaban para, en las tardes, soportar los rigores del clima nos dicen de la tranquilidad y el ritmo de vida calmado que se llevaba por estos rumbos.

   Para no crear confusiones habrá que saber que el nombre del municipio es Pungarabato, la población llevó ese nombre hasta que le fue cambiado en 1936 por el de Ciudad Altamirano en honor a Ignacio Manuel Altamirano, poeta, maestro y diplomático guerrerense del siglo XIX. Como quiera, el municipio conserva el emblemático nombre de Pungarabato que en lengua purépecha quiere decir cerro de las plumas. Y esa relación con el actual Michoacán y sus ancestros los puépechas, la tuvo hasta comenzar el siglo XX cuando, por problemas entre Guerrero y Michoacán, Porfirio Díaz determina que el límite de los estados será el río Cutzamala y lo que era michoacano, hasta en el nombre, se vuelve guerrerense.

    Uno de los personajes que más brilló en estos rumbos fue el padre Juan Bautista Moya, fraile agustino conocido como "el Apóstol de Tierra Caliente", quien tiene ya el titulo de Venerable en la Iglesia Católica y que tal vez, si la causa se mantiene, logre el de Beato pues su huella es profunda, justo en todo este rumbo de la Tierra Caliente, sobre su vida y obra tendremos un artículo dedicado a él en "el otro blog" que mantengo, llamado El Señor del Hospital pues, hay quien afirma (sin tener documentos ni certeza alguna) que fue él quien fundo la primera iglesia en Salamanca en El Bajío, pero esa es otra historia, lo que ahora nos interesa es conocer más detalles de Ciudad Altamirano a través de las siguientes fotografías.



La Catedral está en proceso de remodelación.

San Juan Bautista es el santo patrono de Ciudad Altamirano.


 Famosa es la miel de Altamirano, la encuentras por todos lados.








 Guerrero y Morelos, son los dos héroes de la Independencia que tienen presencia en toda la región.








 Y ni que decir de la presencia de Lázaro Cárdenas.




 La alineación planetaria Venus y Júpiter encima del kiosco de la plaza principal.

Imagina el calor que hace por acá, esta es la diversión por las tardes...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada