jueves, 19 de noviembre de 2015

De las primeras noticias documentadas del pueblo chichimeca en la Nueva España

   Sobre los Chichimecas hace poco vimos la cantidad grande de pueblos que la conformaban, esta vez veremos uno de los primeros documentos (al menos de los que conozco) que hacen una somera descripción de lo que era la llamada Gran Chichimeca, encuentro allí algo que me parece fascinante y es el manejo del lenguaje en el que hay términos totalmente desaparecidos, otros en latín y una castellanización de voces mexicanas, especialmente patronímicos, que me parecen sumamente interesantes.

Carta de fray Guillermo de Santa María a fray Alonso de Alvarado, prior de Yuririapúndaro.

Muy Reverendo Padre Prior:
   […] Para más justificación de esta guerra trataré primero de sus costumbres y manera de vivir y de su nombre. Este nombre de chichimeca, es genérico; puesto por los mexicanos en ignominia de todos los indios que andan vagos sin casa ni sementera y que se podrían comprar a los árabes o alárabes africanos. Es compuesto de chichi y mécatl, como si dijesen perro con soga o que trae la soga arrastrando. Divídese en muchas naciones y parcialidades y en diversas lenguas.

  La nación de éstos más cercana a México son los pamis [Pames] y están mezclados entre otomites y tarascos. Su habitación comienza de casi 20 grados, en el segundo clima, desde Yuririapúndaro y Acámbaro, pueblos de Mechuacán, hasta Izmiquilpa y la pesquería de Miztitlán y confines de Pánuco. Es la gente que menos daño ha hecho a españoles. Debe ser la causa la comunicación de ellos con quien están entretejidos y la doctrina que alcanzan de eclesiásticos, agustinos, franciscos y clérigos.

   Luego se siguen los llamados uamares [Guamare], nación más dañosa a los españoles, como gente de menos doctrina y más apartada. Llegan estos por otra cordillera cerca del Pánuco. Su primera población es Epénxamu [Pénjamo], tierras de Juan de Villaseñor, que yo tuve a cargo y los doctriné, y poblé, con ellos los primeros tarascos hace 25 años y no los han muerto, y es ahora curato, tres leguas pasando el Río Grande [Lerma].

   Los uachichiles [Guachichiles] son luego y comienzan así mesmo de este Río Grande en 21 grados, dejando a Mechuacán al Sur, salen a Ayo el Chico, que yo tuve a cargo y por los Arandas y villa de los Lagos, por el Tunal Grande y el Mazapil salen de la tórrida zona por el Trópico de Cancro y entran en la temperata [templada] y confines de la Florida, versus polum articum [norte] y tienen más gente y tierra y otra nación chichimeca y que más daño ha hecho y hace a españoles, como gente más apartada y menos doctrinada.

  Luego siguen los zacatecas, de cuyo apellido tomaron nombre las minas tan nombradas de los Zacatecas. Estos han hecho daños notables. Síguense luego naciones sin número al poniente y norte hasta el Estrecho Lusitánico camino de la China y de la gran Tartaria, que están en triángulo de la Nueva España.

   De sus ritos y costumbres no se halla en ellos idolatría ni cués ni género de ídolos  ni sacrificios ni oración. Lo más que hacen es algunas exclamaciones al cielo mirando alguna estrella por ser librados de truenos y rayos. Su manera de pelear, vestir y comer ya es nota [notoria] al vulgo, que parece tiene en todo depravada la naturaleza humana.

  Por estas vastísimas regiones y eferatas [bravas] gentes tienen los españoles gruesas haciendas de minas, estancias, labores, y se van llegando a Cívola, Quiviria y a la Florida, de lo cual estas bárbaras naciones están turbados y escandalizados y se defienden y ofenden con matanzas y destrucción de los ganados y haciendas, a fin de los echar de la tierra e impedir que no les capturen sus mujeres e hijos que por esto principalmente han levantado tanta guerra y porque el ganado les destruye sus ciudades, viñas, tunar y mezquitales que el robar y saltear es anexo a la guerra. 16 de octubre de 1580” (1).


Fuente:

1.- Carrillo Cázares, Alberto. Guerra de los chichimecas: (México 1575-Zirosto 1580). El Colegio de Michoacán. Zamora, pp. 197-198

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada