domingo, 3 de abril de 2016

Continuamos la visita a Coahuixtla, Morelos

  Todas las haciendas tienen un encanto especial. Cuando están en ruinas agregamos el concepto "fantasmagórico" pues, las filtraciones de agua, la humedad, el paso del tiempo, todo junto van creando coloraciones especiales, como esta que ahora vemos en el segundo edificio del complejo que forman el Ingenio Azucarero de Coahuixtla.

   El que diga que es el segundo edificio no quiere decir que estén numerados, yo decidí iniciar la visita del lado izquierdo y la ruta la seguí hacia la derecha, en forma contraria al sentido del reloj, el complejo es enorme, imposible decir que una parte es más interesante que la otra, cada una tiene sus particularidades, hay que visitar la hacienda con tiempo suficiente, creo en tres horas se puede hacer la visita con calma, hay una cuota de entrada, mínima, la verdad y el espacio es extraordinario.

   La caña de azúcar es la primera planta que se introduce a México, al año siguiente de la conquista ya estaban las primeras plantas creciendo, el clima del actual Veracruz, Puebla y Morelos eran los ideales. Cortéz se considera como el introductor y primer productor de azúcar en Nueva España y es en el estado de Morelos en donde la industria azucarera del porfiriato cobra especial relevancia, un personaje, de los más conocidos de la Revolución está estrechamente ligado al azúcar, es decir, a la explotación de los trabajadores de los ingenios azucareros: Emiliano Zapata.

   Para leer y aprender más sobre el desarrollo del azúcar en México, te recomiendo entrar a este enlace, te dará un panorama completo de lo que esa historia, una más de las tantas historias que tenemos en nuestro país.


























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada