domingo, 11 de marzo de 2012

La parroquia del Mineral de la Luz en el municipio de Guanajuato, Guanajuato.

Estamos en la Sierra de Guanajuato, justo a espaldas del cerro del Cubilete, el cual se ubica a unos 10 kilómetros al sur y Guanajuato a unos 20 kilómetros al noreste. Fue aquí -y lo sigue siendo- una zona minera que llegó a su momento de esplendor a mitad del siglo XIX, al grado tal que su población se fue incrementando a los 20 o 25 habitantes, colocándolo en uno de los puntos más poblados del estado y, siendo sus minas tan productivas, la riqueza del sitio permitió que se le diera el título de Municipalidad. Esto sucedió paralelamente con otro pueblo minero del estado, Pozos, el cual también fue elevado como municipio. En ambos la bonanza trminó, primero en el Mineral de la Luz que ya comenzado el siglo XX bajó drásticamente su producción, luego ocurrió lo mismo con Pozos. Ambas poblaciones fueron abandonadas y se volvieron pueblos fantasma.

Lo que estamos viendo es la Parroquia del Mineral de la Luz, la cual, evidentemente está dedicada a Nuestra Señora de la Luz. Fue construida en los tiempos de bonanza del pueblo pero, curiosamente, ese curato no se le conocía como el de La Luz, sino el de Santa Ana, debido a que hay, a unos 15 kilómetros, un pueblo, también minero, más antiguo que se llama Santa Ana, sitio en donde se fundó el curato, pero al crecer La Luz, la sede fue trasladada para allá y Santa Ana quedó solo como templo subalterno a La Luz. Para adentrarnos un poco en su pasado recurrimos al ilustre Dr. y presbítero, don José Guadalupe Romero y sus Noticias de 1860:

"...La Luz que como he dicho es hoy la nueva cabecera, está situada en una enorme altura que domina aun a la cumbre del cerro del Cubilete en una planicie pequeña que forma el descenso de una loma. Está población se comenzó a reunir, bajo una orden regular, en el año de 1844 que las minas comenzaron a producir frutos en bonanza. El terreno donde está el caserío era estancia de ganados. Parece que los dueños de él fueron los vecinos pobres de Silao que se apellidaban Cervantes.

La plaza y calles de la población fueron trazadas por los señores don Ignacio Alcocer y don Benito Herrera, al hacer el reparto de los primeros solares. Los peritos tuvieron que sujetarse a la irregularidad del terreno y a la necesidad de respetar las propiedades existentes.

"Antes de la bonanza había una capilla miserabilísima, incapaz de contener la numerosa concurrencia que acudía a los divinos oficios. En 1864 se comenzó a construir un templo decente que está concluyendo el párroco D. Manuel García Dueñas. El cura y tres vicarios atienden a las necesidades espirituales de la población: este curato tiene sacristía mayor. En la nueva parroquia hay erigida una hermandad de la Vela Perpetua en honor del Santísimo Sacramento.

La población de La Luz asciende a diez y ocho mil habitantes y la del curato a veinte mil. Dependen de este las minas de la Purísima, Gilmonene, Sangre de Cristo, el Puertecito y otras tres que tienen capilla donde se celebra misa los días festivos: también veinte y dos minas que son otras tantas poblaciones pequeñas.

"La Luz es cabecera de partido que depende de la jefatura política de Guanajuato: tiene ayuntamiento cuyos fondos municipales le producen hasta veinte mil pesos cada año, un juez letrado, dos escuelas para niños de ambos sexos, alumbrado, una pequeña fuerza de policía, dos plazas, setenta y siete calles, muy buenos edificios de uno y de dos pisos, administraciones de rentas y de correos, plaza de gallos, cuatro mesones y gran número de almacenes y tiendas de comercio: carece de agua potable y de paseos públicos: hace pocos años el ayuntamiento hizo construir una presa a alguna distancia de la población que provee a las más precisas necesidades del vecindario. Los habitantes se mantienen de jornaleros en las minas, del comercio al menudeo, la la arrienda y de algunas artes y oficios.

El curato tiene una superficie de 28 leguas cuadradas. Linda por el Norte con el curato de San Felipe; por el Sur con el de Silao, Marifl y Guanajuato; al Oriente con los de Guanajuato y Dolores; y por el Poniente con los de Silao y San Felipe. Comprende dentro de su área catorce ranchos pequeños de labor.

El clima es generalmente sano, las enfermedades epidémicas desarrollan terriblemente por los desórdenes de la clase minera. El viento dominante es del poniente: por lo común es muy molesto porque la población no tiene montañas inmediatas que lo abriguen bien. El termómetro de Farenheit baja en invierno hasta 17 grados y sube en verano hasta 71 los cambios admosféricos (sic) son muy frecuentes. El camino que conduce a Guanajuato desde La Luz, es el único carretero: los que vienen de San Felipe, León y Silao son sumamente fragosos y angostos; sin embargo, con un costo de cincuenta mil pesos bien empleados, se calcula que podrían hacerse cómodos y transitables para carruajes. Las aguas de las minas que se juntan en dos cañadas, podrían aprovecharse con motores para algunas máquinas de vapor de mediana potencia.

"El clima no es muy sano a pesar de estar la población muy bien ventilada, limpia y al pie de grandes montañas. El cólera de 1850 hizo más de 2500 víctimas y las pestes de viruelas, tifos, etc., desarrollan por lo común con mucha fuerza esto debe atribuirse también a los vicios de la clase minera y a la poca ventilación de las mismas minas. El año de 1845 y siguientes hasta 1850 murieron seis mil enfermos envenenados con el aire mefítico de algunas labores. A los infelices heridos de este mal les llaman vulgarmente maduros por la suma palidez de sus semblantes: la enfermedad acaba con el hombre más robusto, en ocho meses: son muy raros los que han logrado sanar completamente de ella. Se emplean para su curación con algún éxito las preparaciones ferruginosas; pero entre ellas he visto producir excelentes resultados a la limadura de fierro tomada con un poco de un jerez legítimo. También a una infusión de cáscaras de naranja agria, fierro oxidado y vino bueno de Burdeos.


La situación geográfica del minera es a los 21-50' de latitud y 1-45' de longitud del Meridiano de México". (1) Es pues, esta, la visión que el canónigo Romero tiene del pueblo de La Luz cuando hace su visita en 1860 aproximadamente. Lo que hoy vemos en el pueblo del Mineral de La Luz, dependiente del municipio de Guanajuato, es un pueblo que dejó de estar en el abandono. La minería sigue siendo la única fuente de trabajo, es la empresa Peñoles la que allí tiene un destacamento, ignoro que metales o elementos sean los que allí se extraen.

La intención del sitio es volverlo atractivo para el turismo. En la actualidad es conocido solo por los participantes o asistentes al Rally México que cada año se celebra en el mes de marzo y que pasa justo por allí, pero fuera de ese día, no muchos visitantes llegan al Mineral, quizá sea porque no se sabe de su existencia. En esta serie de fotografías estamos viendo tan solo lo que es la plaza principal, la parroquia de La Luz y los vestigios de su pasado minero con las piedras para moler y los carritos donde se transportaban las piedras cargadas de plata para su extracción, para mañana haremos un recorrido gráfico de lo que hay en ese lugar que sin dudas es otro de las sorpresas que atesora el estado de Guanajuato.



















Fuente:


1.- Noticias para formar la historia y la estadística del Obispado de Michoacán. Presentadas a la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística en 1860 por su socio de número el Sr. Dr. D. José Guadalupe Romero, canónigo docotral de la Santa Iglesia Catedral de Michoacán. Imprenta de Vicente García Torres. Calle de San Juan de Letrán núm. 3. México, 1862.




5 comentarios:

  1. Ya estoy esperando la continuación, Buen día Benjamín.

    ResponderEliminar
  2. ADEMAS...EL TEMPLO ES ESTILO NEOCLÁSICO, Y ANTES HABIA UNA CAPILLA DEDICADA A NUESTRA SEÑORA DE LORETO, EL RELOJ SE EDIFICO EN EL SIGLO XX DURANTE EL PORFIRIATO.

    ResponderEliminar
  3. mi querido abuelo materno nacio en el mineral en 1900 su hna mayor lo llevo a bautizar en esa capilla supongo,ella tenia 12 años su abuelo paterno tenia una propiedad grande en el lugar su apellido era Borja me emocione al ver la iglesia recuerdo que me platicaba que vivian cerca su papa era lic estudio en la universidad en Guanajuato salieron del mineral ade causa de la revolucion cuando tenia un poco mas de 10 años.Es muy importante saber tu origen.Saludos

    ResponderEliminar
  4. La empresa que trabaja ahí no es Peñoles, es una subsidiaria pero no es mina sino exploración aún. Las minas que se encuentran en la zona son de empresas canadienses, por desgracia.

    ResponderEliminar
  5. Que triste es que vengan conpañias extranjeras a explotar a este plueblo y se aprobechen de su gente trabajadora aciendolos
    trabajar los 7 dias de la semana, me he dado cuenta que estan barrenando todo este lindo plueblo hojala y no se nos de rumbe por que enberdad es un muy lindo lugar y ademas por que tengo familiares en ese lugar.

    ResponderEliminar