martes, 5 de enero de 2016

Descubriendo los detalles en rededor del templo de Santa Prisca, en Taxco, Guerrero.

   Pocos son los templos que hay en México cuya monumentalidad va un poco más allá de lo concebible, y uno que llega al extremo en los detalles: el de Santa Prisca en Taxco pues, teniendo una magnífica portada principal y un soberbio decorado en su interior, tiene, además una sacristía monumental y una capilla anexa extraordinaria, agreguemos a todo esto que hay una portada lateral exquisita y, al rodear el templo, surgen las hornacinas y una serie de elementos que guardan simbolismos y nos dicen que antes, en la época barroca, todo detalle contaba y todo detalle tenía una razón para estar allí.

   Cuando descubrí esta estampa en el muro exterior del lado de la capilla, me impactó. Lo que allí se representa es el pasaje del Apocalipsis conocido como "los siete sellos", es el cordero de Dios, sentado en el libro cuyos sellos, siete, serán abiertos el día del juicio final. Arriba vemos el triángulo que es el ojo de Dios, que todo lo ve.




   Las hornacinas que hay son tres, quizá la cuarta no existe porque es el ángulo en donde se encuentra la escultura del Arcángel San Miguel, no logro reconocer quiénes están representados en esas hornacinas.



   Esta es la parte trasera del altar mayor.

   Esta hornacina, que es la más baja de todas, esta vacía... pensando mal, la escultura estaba a la mano de cualquiera y por Taxco pasó igual la guerra de Independencia, que la Reforma y la Revolución...


   Esta puerta no se a donde conduce, pero hay un indicativo en la parte alta...



   Esta es la portada lateral...







   Señor San José.


   San Cristóbal.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada