miércoles, 6 de enero de 2016

Luis I de España, un rey efímero.

   No soy, ni nunca he sido pro monárquico, de lo que sí estoy convencido es que si no atendemos a ciertos episodios de la Historia de España no entendemos cabalmente lo que ocurría en México cuando se llamaba "la Nueva". Es por eso que, de pronto, me da por conocer datos de esos reyes que a través de sus virreyes gobernaban la Nueva España. Es por eso que ahora me sorprendo al "descubrir" a uno de ellos, quizá el menos conocido: Luis I. 

  Asociamos a los Luises con Francia, pero si hubo un Carlos de Alemania y un montón de Carlos en España, igual ocurrió con el montón de Luises de Francia y el Luis de España. Su vida es por demás curiosa, nace el 25 de agosto de 1707, a los dos años es jurado como Príncipe de Asturias, lo cual lo convierte en el sucesor del Rey, puesto que ocupa al abdicar su padre Felipe V, a su favor cuando contaba 16 años. El príncipe casó a los 15 años, usando el método tradicional de la época que era "por poder"

  Nadie contaba con el problema que la ya reina de España tenía, reina a los 14 años, pues había casado a los 12. "Luisa Isabel, como reina, se hizo acreedora de fuertes censuras por su conducta extravagante debido al Trastorno límite de la personalidad que padecía. Luisa Isabel se presentaba ante toda la corte sucia y maloliente, se negaba a utilizar ropa interior e intentaba provocar al personal exponiendo sus partes vergonzantes de un modo sibilino. También se dice que rechazaba tocar la comida en la mesa, pero luego se escondía y engullía de modo compulsivo todo lo que encontraba a mano, fuera o no comestible. Su comportamiento parecía empeorar con el tiempo, ya que de la noche a la mañana, se la ve limpiando pañuelos, cristales, baldosas, azulejos y tejidos de toda índole en el palacio. Los súbditos allí presentes ven atónitos cómo la soberana se desnuda, agarra su vestido y se afana en limpiar con él los cristales del salón." (Wikipedia)

  Y mientras la reina hacía sus locuras, el rey se iba de fiesta con sus amigos, el reino era gobernado por su madrastra, Isabel de Farnesio. Al poco tiempo de su ascensión contrae la viruela y muere el 31 de agosto de 1724 apenas había cumplido los 17 años. Su reinado fue de tan solo 229 días. Su ñiña-viuda fue enviada a Francia, recluida en un convento por dos años para luego ser trasladada al Palacio de Luxemburgo. Ella se contagió de viruela al cuidar de su joven niño-esposo, pero logra superar la enfermedad, muere a los 33 años.

  Así que, al virrey de Nueva España, don Juan de Acuña y Bejarano le tocó el ascenso al trono de Felipe V, la primera vez, luego de abdicación y luego su regreso como rey. Y será bueno saber que este virrey no venía de España, sino del Perú, en donde nació.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada