miércoles, 22 de junio de 2016

El antiguo templo de San José en Guanajuato

  De lo mucho que tenemos que estudiar en Guanajuato hay algo que nos ayudará a saber por qué nosotros, los mejxicanos, somos tan sectoriales. Eso lo he comprobado al andar por distintos lados que, cuando hago presentación muchas de las detalles del tema a tratar lo debo de adaptar a algo que haya ocurrido en una región determinada, de lo contrario no habrá mucho interés en el tema. A esto agrego que cuando se habla de México en genera la cosa se complica más pues los del norte quieren saber de allá y los del sur de lo suyo, etc. En cuestión de ciudades ni que decir, un día tuve un reclamo por parte de un habitante de Moroleón porque confundí con Uriangato. Y conste que a estas dos poblaciones las divide tan solo una calle.

  Peor aun es hablar de la colonia o barrio de una ciudad por que a los de la tal no les interesa lo que ocurre en aquella o en la otra, sino solamente en la suya y podemos luego irnos al extremo que, los de la calle poniente no quieren saber lo que ocurre en la misma calle pero del lado oriente... eso se llama creo sectorización o regionalismo. ¿Cuándo comenzó todo esto?

  Pues comenzó con los pueblos originarios de México. Los aztecas que dominaban, no eran bien vistos por los tlaxcaltecas, y por muchos otros pueblos más. En la enorme comunidad chichimeca, había (como ya lo vimos) más de 50 diferentes pueblos que los conformaban y los del reino de Michoacán no veían con buenos ojos a los Otomites y así sucesivamente. El mejor ejemplo lo tenemos en Guanajuato, lugar al que fueron obligados a congregarse distintos grupos indígenas provenientes de diferentes pueblos, así los Mexicanos (aztecas), Purépechas y Mazahuas, entre otros, tenían cada uno un sector de la naciente población en el real de minas, de lo contrario se armaría "la de Troya". 
  Cada grupo tenía su propio hospital, por consecuencia, su propio templo. Los tres, tengo entendido por el rumbo de la actual Universidad. Uno de ellos apenas lo descubrimos hace un par de años cuando dimos con la capilla que tiene dentro de ella su antigua cruz atrial, llamada Templo de los Hospitales, pude entrar en ella pues era sábado y había catecismo. Luego, andando por el rumbo dí con el templo de San José, sede de los Mazahuas, pero sin suerte pues estaba cerrado. Las varias veces que pasé nuevamente al lugar igual estaba cerrado, esta vez corremos con suerte y lo vemos abierto, eran las vísperas de Señor San José y estaba por comenzar el rosario...







No hay comentarios:

Publicar un comentario