lunes, 24 de octubre de 2016

Contaminación por llantas: tan a la vista y no lo vemos.

  De acuerdo a datos estadísticos de 2013, en México, cada año se desechan 33 millones 700 mil llantas, de las cuales sólo 2 por ciento se recicla y 91 por ciento termina en tiraderos clandestinos. La cifra es alarmante, habrá que agregar el crecimiento de vehículos y, por ende, de llantas... llantas que acaban en basureros, en las calles, en canales, y en el lugar que sea. ¿Qué se puede hacer? la verdad no lo sé, pensar que se puedan reciclar, crear bardas con ellas, o macetas o cosa que vemos por ahí sería apenas el inicio de la solución. El número es abrumador y seguirá creciendo... por desgracia. El siguiente es un ejercicio gráfico que me llevó, tan solo tres o cuatro días realizar en las proximidades del lugar en el que vivo, digamos que 6 kilómetros a la redonda. Vivo en la zona urbana de una población media-alta en cuanto a su número de habitantes, creo ocupa el lugar 77 en las 100 poblaciones más grandes de México. No me puedo imaginar lo que será en las verdaderamente grandes. Me parece alarmante.

  “En los últimos cinco años, la producción total de llantas en México ha crecido casi 82%, al pasar de 13 millones 847 mil unidades en 2009 a 25 millones 116 mil en 2013”, asegura Raúl Castillo, presidente de la Asociación Nacional de Distribuidores de Llantas y Plantas Renovadoras (ADELLAC). Puedes ver la nota completa aquí.

  Y si ahora vemos, prácticamente inundado el campo mexicano con llantas usadas, no es nada halagüeño el futuro próximo: " Tom Gravalos, director general de Pirelli México y presidente de la Cámara Nacional de la Industria Hulera, estimó que la demanda de llantas en México crecerá a 50 millones de unidades para 2020, un nivel 35% superior al actual, de los cuales la mitad se destinarán al mercado nacional". La nota completa del Financiero la puedes ver aquí.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada