sábado, 8 de octubre de 2016

El nopal siempre presente en México

  Al nopal lo visitan solo cuando tiene tunas reza el dicho y es muy cierto. los nopales están por ahí, por todos lados y normalmente no les ponemos atención. No la requieren en realidad pues están perfectamente adaptados incluso a este cambio climático. Pero, los domingos nos maravillamos (si somos de ciudad) pues es el día que tradicionalmente degustamos una magnífica quesadilla de nopal. no hay duda de la delicia que es.

  El nopal está tan presente en nuestra vida, que diariamente lo vemos sin darnos cuenta. Aparece en el escudo nacional, por lo tanto está grabado en todas y cada una de las  monedad que tenemos en el bolsillo. En la credencial para votar con fotografía, largo término para definir lo que en realidad no tiene nombre y que conocemos por IFE.

  El nopal está asociado a una de las leyendas más conocidas en México, la de la migración en busca de la señal que daría paso a la fundación de la capital de un imperio. La señal marcaba justo un nopal. Y la capital del imperio llevó por nombre el del fruto del nopal: nochtli, la tuna, es decir, Tenochtilán.

  Actualmente encontramos champú, jabón, mermelada y nieve de nopal. Una de la variedad de tunas, el xoconostle (tuna agria) se convierte también en nieve, mermelada y almíbares exquisitos. Es ingrediente principal en muchos platillos de la cocina tradicional del centro de México y lo que vemos a continuación es el nopal que crece y florece por todos lados:















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada