martes, 14 de abril de 2009

Breve descripción del templo agustino de San Juan de Sahagún en Salamanca, Guanajuato.

Enmarcando una impactante escena del purgatorio se encuentran estas calaveras en el Templo de San Agustín.

  Fue una novedad el enterarme que este conjunto arquitectónico que tanto visité, que deslumbra a todo aquel que tiene la oportunidad de conocerlo y que formó parte del Convento Agustino tuviera un nombre distinto al de San Agustín, como solemos llamarlo quienes somos originarios de esta población, para evitar confusiones, debemos separar el nombre de San Agustín, que es el del Templo, al de San Juan de Sahagún, nombre que lleva el Convento en honor al Santo Patrono de la Ciudad de Salamanca, España, uniendo una vez más ambas Salamancas. La otra liga la dio el propio Virrey que autorizó la fundación de la Villa de Salamanca, Gaspar de Zúñiga y Acevedo, quinto conde de Monterrey, originario de Salamanca, España, nacido en 1560.

Son nueve los impresionantes retablos que decoran el Templo de San Agustín en Salamanca.

Los Agustinos es una orden religiosa mendicante llamados en un principio Ermitaños de San Agustín que se desarrolló grandemente en España a finales del Siglo XV, a México llegaron en mayo de 1533, siendo la tercera orden religiosa en aparecer, luego de los Franciscanos y Dominicos, al principio se ubican principalmente en lo que hoy es el estado de Hidalgo, pasan luego al actual Michoacán, en consecuencia se pudieron establecer perfectamente en Salamanca ya que aquí era una especie de frontera de lo que fue el territorio tarasco y el otomí, ambas lenguas se hablaban y los Agustinos, habiendo habitado ambos territorios las dominaban, de ese modo su desarrollo se facilitó en buena medida.

Detalle del retablo de San José.

Fue el 26 de Marzo de 1615 que el padre fray Juan de San Nicolás de la Orden de San Agustín, funda el Convento, la decisión la toma luego de haberlo dudado por varios años y ya con los permisos pertinentes tanto de las autoridades de la Villa de Salamanca así como del Provincial Mayor se dan a la tarea de levantar uno de los conjuntos Agustinos más ricos que fueran construidos en la Nueva España. La Villa de Salamanca era una pequeña población con apenas doce años de haber sido fundada, dedicada esencialmente a la cría de ganado mayor.

El altar mayor, construido un siglo después cambia de estilo del Barroco de los retablos a Neoclásico, su armonía es perfecta.

El Lic. José Rojas, en su obra ya citada comenta sobre el templo de San Agustín que “Lo grandioso, meritorio y admirable del templo agustino de Salamanca son los portentosos retablos que cubren los muros de la nave principal y los extremos de la nave de cruceros. Estos últimos son los de mayor tamaño y de mayor fastuosidad, aunque acaso no los de mayor interés en cuanto a la evolución del arte barroco en México. Durante mucho tiempo nada sabíamos del origen de estos retablos, afortunadamente el misterio de esa como de otras obras de arte barrocas, se ha empezado a resolver con el hallazgo, publicado en 1952, que hizo el acertado investigador Enrique Berlín quien encontró en el archivo de la notaría número uno de Querétaro, un contrato fechado el cuatro de mayor de 1768 sobre los retablos de San Agustín en Salamanca”.

El púlpito al igual que otros decorados del templo se dicen que fueron traídos de las Filipinas, en la legendaria Nao de China.

“Admirable es también el púlpito de madera con incrustaciones de hueso y otros materiales y escalerilla con barandal pintado, del siglo XVIII, lamentablemente maltratado. En la sacristía hay una cajonera repintada, bárbaramente, con pintura burda, probablemente hace sesenta o setenta años y ya sin su tiraderas originales. Mucho más notable es una gran mesa labrada, con innúmeros cajoncillos para misales, corporales, cálices, etc., que tiene al centro un gran receptáculo con la forma del corazón agustiniano, también torpemente repintado en época moderna”. Comentario de Don José Rojas.

La mesa labrada es una pieza de belleza única, se ubica justo detrás del altar mayor, en la Sacristía, la cual podemos considerar un verdadero museo de pintura virreinal.

Como la regla de los Agustinos no era tan estricta en la pobreza como la de los Franciscanos y Dominicos, obtuvieron grandes ayudas del rey para hacer que sus conventos fueran centros de cultura y lucieran en ellos las artes decorativas en todo esplendor, en sus templos, como el de Salamanca, deseaban que fueran para los indígenas manifestación de la sublimidad cristiana.

Detalle de la mesa labrada, donde antiguamente se guardaban los misales y demás libros ceremoniales en latín.

Es indudable que el tan solo venir a Salamanca para admirar el Templo de San Agustín compensa la visita, durante el día la luz filtra ligeramente por los vitrales creando una atmósfera de misticismo que crece con el impacto de su riquísimo decorado, en la noche, durante alguna de las celebraciones, al ser encendidas todas las luces, el panorama se transforma dejándonos una impresión difícil de olvidar.

Les sugiero que si deciden hacer una visita al Templo de San Agustín en Salamanca, se den un buen tiempo para admirar con calma cada uno de sus detalles, los retablos con esculturas tridimensionales representando distintas escenas de la historia sacra son en verdad únicas.

10 comentarios:

  1. te felicito por este reporte de el templo de Sn Agustin de Salamanca Gto.se ve en verdad maravilloso.grcias por compartir esto. un abrazo. eduardo inguanzo

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias por el aporte.impresionante.saludos

    ResponderEliminar
  3. genial tu articulo, el barroco me encanta
    y san agustin es muy bello,
    por suerte he podido admirarlo en vivo
    soy de salamanca

    ojala, sigas haciendo este tipo de trabajos

    ResponderEliminar
  4. Pocas veces nos detenemos a admirar la belleza arquitectónica de San Agustín, es tan bello! y que bien que existen personas como vos que se interesan por promover esta parte de la historia de Salamanca, gracias Benjamin.

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por enaltecer los tesoros Salmantinos.

    Soy Salmantina a mucho orgullo.
    Sandra Laguna de Armienta

    ResponderEliminar
  6. por favor comenta algo sobre la pinacoteca y promueve las maravillosas pinturas depositadas y exhibidas en la sacristía del templo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo relacionado con el interior del templo lo tengo publicado en un blog dedicado exclusivamente a Salamanca que se llama: El Seor del Hospital.

      Eliminar
  7. Me gustaría ver una foto del retablo del señor de la columna
    Y también una del mismo

    ResponderEliminar
  8. me gustaria saber sobre los vestigios del templo y del ex convento es para una investigacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paola, tengo un blog dedicado solamente a Salamanca, se llama El Señor del hospital, allí hay una carpeta con mucha información del templo de San Agustín, te dejo el enlace.
      http://elsenordelhospital.blogspot.mx/search/label/Templo%20de%20San%20Agust%C3%ADn

      Eliminar